Viajar por nuestra cuenta: consejos y recomendaciones

· 10 noviembre, 2018
Para viajar por cuenta propia hace falta una buena planificación. Es mejor no dejar las cosas al azar, sobre todo si no estamos acostumbrados a viajar por libre.

No hay nada como viajar por nuestra cuenta, pues así disponemos de total libertad para decidir cómo organizar nuestra aventura. Si eres de los que piensan así y prefieres no recurrir a los servicios de operadores turísticos, a continuación te proponemos una serie de consejos y recomendaciones. Sin duda, te serán de utilidad. ¿Te animas a conocerlos?

Elige los lugares que quieras visitar

Mujer que viaja por su cuenta en París

Lo primero de todo, y como es lógico, debemos elegir nuestro destino de viaje en función de nuestras preferencias y del presupuesto del que dispongamos. Una vez seleccionado, toca planificar con anterioridad todas las visitas que se van a efectuar. De esta manera no nos quedaremos sin ver ningún lugar de interés.

Y es que el hecho de viajar por nuestra cuenta tiene la ventaja de que podemos conocer todos los sitios que queramos, sin ningún tipo de limitación. Sobre todo si nos decidimos por adentrarnos en aquellos espacios que son menos turísticos.

“Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia.”

-Francis Bacon-

Reserva el alojamiento y el transporte con antelación

Chico en el aeropuerto

De sobra es sabido que con cuanta más antelación organicemos nuestro viaje más barato nos saldrá. Así, en lo relativo al transporte, y si vamos a desplazarnos en avión, podemos utilizar algún comparador de vuelos o decantarnos directamente por alguna compañía low cost, como Ryanair, Vueling o Norwegian.

Una vez en el lugar, podemos optar por desplazarnos a otras ciudades o pueblos en tren, en autobús o en coche en caso de que alquilemos uno o de que sea el medio de transporte que utilicemos desde el inicio del viaje. Respecto a las dos primeras posibilidades nosotros decidimos si compramos los billetes con antelación o no.

En cuanto al alojamiento, hay una gran cantidad de establecimientos con una muy buena relación calidad-precio. Solo tenemos que decantarnos por aquel que se ajuste mejor a nuestro presupuesto o que ofrezca los servicios de los que queramos disfrutar durante nuestra estancia.

Dicho alojamiento se puede buscar en infinidad de aplicaciones que cuentan con filtros que nos facilitan la búsqueda, como por el tipo de hospedaje que queramos, el precio por noche, la zona en la que se encuentra o los servicios disponibles.

Para viajar por nuestra cuenta, mejor seleccionar la época

Viajera en un viaje creativo

Junto a lo anterior es importante escoger en qué época vamos a viajar. En parte depende de nuestra disponibilidad, pero también de nuestro destino. Por ejemplo, si nuestro objetivo es visitar Roma, lo ideal es hacerlo en primavera, pues la temperatura es agradable para hacer turismo y los precios no son tan elevados.

Asimismo, es mejor evitar viajar en temporada alta. No solo ya porque los precios se encarecen, sino que además a la hora de visitar los lugares de interés del destino que hayamos escogido nos encontraremos menos cola y afluencia de turistas.

Seleccionada la época, debemos conocer qué tiempo hace en el lugar donde viajemos, para lo que podemos consultar numerosas aplicaciones. También nos será más fácil a la hora de seleccionar qué ropa o complementos llevamos.

Eso sí, lo recomendable es meter en nuestra maleta solo lo que vayamos a utilizar y olvidarnos de los posibles imprevistos. Si nos hace falta algo, siempre podremos comprarlo en nuestro destino.

Recaba información sobre tu destino

Equipamiento para un viaje a la montaña

Informarnos sobre el destino que vamos a visitar más allá de las posibilidades turísticas que ofrece es importante. Por ejemplo, no todos los países disponen de la misma moneda. Por tanto, si viajamos a un lugar en el que se dé dicha situación debemos cambiar de divisa en el banco, el aeropuerto o en alguna casa de cambios.

También hay destinos es en los que es recomendable ponerse algún tipo de vacuna. Sin ir más lejos, para ir a algunos países de África como Uganda, Kenia o Tanzania es imprescindible vacunarse contra la fiebre amarilla, el tétano, la polio y la difteria.

A esto hay que sumarle algunas precauciones como beber agua siempre embotellada o llevar un botiquín con medicamentos básicos como analgésicos o antidiarreicos. Y siempre hay que estar en contacto con conocidos o familiares para localizarnos en caso de necesidad.

Nunca debemos pasar por alto estos consejos al viajar por nuestra cuenta. Es la mejor manera de disfrutar de ese viaje de nuestros sueños sin contratiempos.