Vejer de la Frontera en Cádiz, la luz de un pueblo del sur

Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz
Vejer de la Frontera en Cádiz nos refleja a través de sus casas blancas, su historia y su cocina cómo es la luz de un pueblo del sur.
 

Al pensar en el sur de España nos vienen a la mente varias palabras: luz, playas y pueblos blancos. Vejer de la Frontera, en Cádiz, refleja a través de sus casas blancas, su historia y su cocina cómo es la luz de un pueblo del sur. Igual que sucede al subir a Medina Sidonia, las vistas de este pequeño pueblo son impresionantes. Es un lugar al que ir y, sobre todo, en el que quedarse.

Las calles de Vejer de la Frontera en Cádiz

Calle de Vejer de la Frontera en Cádiz

Vejer de la Frontera es un pequeño pueblo con casas típicas andaluzas. Sus vecinos se afanan por mantener el blancor de sus paredes, encalándolas una vez al año. La luz del sol se refleja en el blanco de las casas y da a este pueblo un resplandor especial.

La presencia árabe es la que moldeó la fisonomía de Vejer y le dio esta belleza. Destacan sus calles estrechas, serpenteantes, empinadas y empredradas, que dan este encanto al casco histórico rodeado por su muralla.

Tiendas artesanales

Las calles de Vejer de la Frontera en Cádiz están jalonadas de pequeñas tiendas artesanales. El turismo que llena este pueblo se encuentra con infinidad de productos de gran calidad, igual que sucede en otros pueblos gaditanos

 

Aquí podemos hallar desde joyerías hasta tiendas especializadas en marroquinería. Al entrar en ellas el olor a piel recién cortada nos transporta a cualquier zoco de una ciudad árabe.

Vejer cuenta también con varias boutiques de moda. Sus diseños está hechos, la mayoría, con materiales naturales, la lana en invierno y la seda y el algodón para el verano. Y qué decir de las tiendas de especias, tés y pastas árabes, productos tan típicos al otro lado del estrecho de Gibraltar.

Tienda en Vejer de la Frontera

Mercado de San Francisco

Un lugar imprescindible en el que disfrutar es el mercado municipal de Vejer,  llamado mercado de San Francisco. Es un pequeño mercado con productos de primera calidad, pan, fruta, pescado y, sobre todo, una excelente carnicería donde destaca la ternera retinta, típica de esa zona de la provincia gaditana.

Dentro del mismo mercado hay una zona para tapear cocina elaborada allí mismo, con productos frescos de la zona. Un lugar perfecto para reponer fuerzas y darle un capricho al paladar.

Restaurantes donde comer es un lujo además de un placer

Plaza en Vejer de la Fontera

En Vejer de la Frontera, no solo se puede tapear, si no que también tiene una amplia variedad de restaurantes donde comer es un lujo en todos los sentidos. Podemos comer en varios restaurantes ubicados en terrazas escalonadas en las calles más típicas del centro de Vejer.

En la calle de la Corredera y en la plaza de España la oferta gastronómica se multiplica, con una amplia oferta tanto de lugares con encanto como de distintos tipos de cocina: cocina mediterránea, cocina de autor, comidas caseras, restaurantes italianos, etc. Todos ellos comparten una cuidada decoración así como una calidad en sus productos muy difícil de igualar.

Uno de los restaurantes más famosos de Vejer de la Frontera ofrece comida que es fiel reflejo de la cocina árabe. Destacan los tajines, el cuscús, la pastela o el cordero con especias que nos transportan a otro país en otro continente cercano. Y nada como tomar tras la comida unas pastas árabes con un té moruno en la terraza del restaurante, desde donde se contemplan de unas maravillosas vistas.

Lugares para perderse en su historia

Colección Museográfica de Historia y Arqueología de Vejer
Colección Museográfica de Historia y Arqueología de Vejer

En la Casa Palacio Marqués de Tamarón, recientemente adaptada para albergar la Colección Museográfica de Historia y Arqueología de Vejer, podemos conocer el pasado de este municipio. Cuenta con ocho salas dedicadas a la arqueología.

En ellas se explican y exponen con una museografía moderna y actualizada yacimientos desde época prehistórica, al mundo fenicio, íbero, romano y árabe. Además de ellas, tiene tres salas dedicadas a Bellas Artes, así como una sala dedicada a recibir exposiciones temporales.

Pero disfrutar de la historia de Vejer, no solo es conocer su museo. Tenemos que pasear por sus calles, disfrutar de su muralla, atravesar sus puertas y contemplar sus monumentos. Eso es disfrutar de Vejer de la Frontera en Cádiz: disfrutar de la luz de un pueblo del sur.

Citas imprescindibles en Vejer de la Frontera en Cádiz

Muralla y centro del pueblo

Además de su famosa fiesta del ‘toro embolao’, que se celebra el domingo de Resurección, destacan las citas veraniegas. Comienza con la famosa noche del 23 de junio en las fiestas de la Candela de San Juan para celebrar la llegada del verano.

 

A finales de julio, Vejer de la Frontera disfruta de una noche especial: la Noche de las Velas. Es una noche mágica que regala paz, luz y conversaciones a medias voz en este pueblo con encanto.

Y en agosto se celebra la Noche Flamenca, declarada de Interés Turístico Nacional. En un marco incomparable como son las murallas de la Segur se reúnen un grupo de figuras del flamenco que nos deleitan con sus actuaciones.

Una leyenda para terminar

Vista delpueblo

Nuestro paseo por Vejer de la Frontera termina con la leyenda de un joven del norte de África. Tras ser un valiente guerrero en las luchas del Reino de Granada, se convirtió en jefe de la región de Yebala. Cuentan que se casó con una vejeriega que se convirtió al islam.

Dice la leyenda que a su llegada a Marruecos ella echaba tanto de menos su pueblo que su marido le construyó una ciudad marroquí semejante a Vejer, su nombre es Chaouen. Gracias a esta leyenda de amor, hoy Vejer de la Frontera y Chaouen están hermanadas.

Vejer de la Frontera además de todo lo que hemos contado es Conjunto Histórico Artístico. Y en el año 2017 fue nombrado como uno de los pueblos más bonitos de España. Así es Vejer de la Frontera, la luz de un pueblo del sur.