Recorremos el espectacular valle de las 72 cascadas en Suiza

Adrián Pérez 22 diciembre, 2016

Nadie puede negar que los paisajes suizos parecen sacados de un cuento de hadas. Sus valles, campos, montañas y pueblos perdidos son realmente maravillosos y merece la pena visitarlos. En este caso, el camino nos lleva hasta Murren, conocida por albergar el valle de las 72 cascadas. ¡Conozcámoslo juntos!

Lauterbrunnen, el valle de las 72 cascadas

Partiendo de la ciudad de Lucerna, en el centro del país, nos dirigimos hacia el sur, a la zona de Lauterbrunnen, nombre real del valle. También podemos ir desde Berna, si es que estamos en la capital suiza, en ambos casos por carretera. Una vez en el pueblo, se ve la estación del funicular que conecta (tras hacer un trasbordo) con Murren.

Valle de Lauterbrunnen
Valle de Lauterbrunnen – Alexander Bezmolitvennyy

El primer trayecto termina en Grutschalp, donde debemos tomar un tren (incluido en el ticket) que nos deja en Murren en tan solo 15 minutos. Los paisajes que verás en este escaso recorrido te dejarán maravillado porque las vías están en medio del valle, con muchos árboles y pequeñas casas perdidas en medio de grandes extensiones de campos.

“En la tierra no hay cielo, pero hay partes de él.”

– Jules Renard –

Si no quieres usar el tren puedes ir andando, el camino es bastante sencillo y las vistas son impresionantes. Pero para ello deberás visitar la zona en verano o primavera, ya que de lo contrario las lluvias y el frío te jugarán una mala pasada.

Lauterbrunnen
Lauterbrunnen – Gaspar Janos

Apenas llegues a la localidad sentirás que estás tocando el cielo con las manos y que has viajado varios siglos en el tiempo. Incluso comenzarás a buscar a Heidi ya que tienes la certeza de que aparecerá caminando con su abuelo o sus ovejas entre las montañas.

Las 72 cascadas de Murren

Todas estas sensaciones y aún no has visto el valle de las 72 cascadas… que por supuesto no te defraudarán. Las aguas que verás caer provienen del glaciar del monte Jungfrau y se van escurriendo de a poco por toda la zona. A su paso arrastran más de 20 000 toneladas de piedras y eso provoca un gran estruendo.

La sucesión de estas cascadas se puede ver gracias a las instalaciones construidas a través de galerías en las rocas, plataformas de observación, e incluso un ascensor. Si quieres estar más que cerca de la caída de agua deberás tomar un sendero entre paredes verticales de varios metros de altura.

Lauterbrunnen
Lauterbrunnen – Roman Babakin

Una de las más bellas cascadas del conjunto sin dudas es la de Staubbach. El agua cae desde unos 300 metros de altura. Este espectáculo se puede observar subiendo a la terraza de Murren, realmente recomendable.

Los saltos de Trummelbach, su nombre original, nos ofrecen aguas burbujeantes, arremolinadas y estruendosas y son considerados los mayores del tipo subterráneo en toda Europa. Pueden llegar a arrojar 20 m ³por segundo y son un espectáculo natural que nunca podrás olvidar.

Una visita a Murren

Al regresar de las cascadas dar un paseo por el pueblo de Murren es fantástico. Esta villa es la más alta habitada constantemente de todo Suiza (a 1650 msnm) y sus orígenes están ligados a la vida rural. Además es elegida por los esquiadores desde 1911. Aquí se celebró el Primer Campeonato Mundial de Esquí alpino, en 1931.

Murren en Suiza
Murren – GypsyGraphy

Ya por la tarde, al regresar a Lauterbrunnen, puedes recorrer uno de los lugares elegidos por Johann Wolfgang Von Goethe para inspirarse. Por ejemplo aquí entre esas cascadas compuso su poema Canto de los espíritus sobre las aguas, al que más tarde Franz Schubert podría música.

Tras una jornada hermosa entre valles, cataratas, funiculares, campos y montañas, el camino a Ginebra o Berna será el broche final a un día de ensueño. Un camino en el que se atraviesan pueblos preciosos a la vera del lago de Thun, a casi 600 msnm así como también las ciudades de Interlaken, Spiez y Thun.

Te puede gustar