Vacaciones con amigas: expectativas contra la realidad

· 12 noviembre, 2015

Irse de vacaciones con las amigas puede ser el sueño de muchas, al fin y al cabo, ¿qué podría salir mal? Son tus mejores amigas, te lo pasas de maravilla con ellas, os divertís y os reís un montón. Así que pasar unos días juntas debe ser el doble de divertido o ¿quizás no?

En nuestras expectativas todo es diversión, sin embargo la realidad puede ser muy distinta. Los problemas de planificación, dinero y de convivencia muchas veces pueden entorpecer un viaje que en un principio parecía ser prometedor. Descubre junto a nosotros los problemas más comunes que suelen surgir en este tipo de viajes entre amigas, para que así puedas evitarlos y disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

Vacaciones y amigas

1. Planificación

Una cosa es planificar un viaje de acuerdo a lo que tú deseas y otra muy diferente es tener en cuenta los deseos de otras personas.  ¿Te gustaría visitar todos los museos y lugares históricos de la ciudad que vais a visitar? Muy bien, pero quizás el grupo con el que viajas prefiera recorrer todas las playas o los alrededores.

Amigas en las montañas
Dudarev Mikhail

Solución: que cada una investigue lo que se puede hacer en la ciudad y hacer una lista de lo que os gustaría conocer. Luego habrá que cotejar las listas para saber si tienen coincidencias. Si es así está resuelto el problema, de lo contrario cada una deberá ceder en algo, ya que probablemente el tiempo no os alcance para conocer todo lo que os apetece.

2. Dinero

La parte monetaria es sin lugar a dudas uno de los aspectos de mayor relevancia y que resulta determinante para el éxito o no de un viaje. No hace falta ser millonarias para pasar unas vacaciones de ensueño, pero lo que sí es importante es que cada una sea muy clara en cuanto al presupuesto máximo del que dispone para el viaje.

“He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odia a alguien que hacer un viaje con él.”

-Mark Twain-

Solución: determinad cuánto es el máximo que cada una puede gastar en el viaje. En base a ello habrá que buscar el tipo de alojamiento, el medio de transporte, elegir los lugares que se va a visitar y demás. En la medida en que las cuentas entre vosotras estén muy claras el viaje será mucho más placentero y divertido.

Viajes, amigas y mucha diversión

3. Convivencia

Podrías pensar que pasar unos días al lado de tus mejores amigas es lo más divertido, sin embargo, una cosa es salir de fiesta y después que cada cual se vaya a su casa y otra muy diferente tener que irse a la misma casa durante varios días. En muchas ocasiones pueden surgir pequeños conflictos de convivencia. Un ejemplo muy sencillo es el tiempo que cada una usa el baño o quién va a cocinar y recoger.

Mujer en una playa
stockphoto-graf

Solución: si tenéis la posibilidad de alquilar una casa o apartamento con varios baños mucho mejor, si no, armaros de paciencia e intentad ser consideradas la unas con la otras. Con respecto a la cocina o a tareas no tan agradables como la limpieza es bueno que antes del viaje os las repartáis equitativamente, así evitaréis mayores conflictos.

5. Compras y más compras

Asumámoslo, somos mujeres y nos encanta ir de compras. Esto no debe representar ningún problema siempre y cuando ese dinero que estamos gastando no sea el que necesitamos para algún gasto en común.

Camdem Town en Londres
Camdem Town, Londres -Cesar Vellido / Flickr.com

Solución: ajústate al presupuesto o, mejor aún, comprad los paquetes de casa y alquiler de vehículo pagando con anterioridad, así podréis viajar más tranquilas con respecto a esos gastos. De todas formas, es recomendable que cada una lleve un control sobre sus gastos para así evitar excederse y endeudarse a causa de las vacaciones.

6. Fiestas y más fiestas

Amigas es sinónimo de fiestas y diversión, o por lo menos esa es la expectativa, la realidad es que probablemente a la tercera noche estéis tan cansadas que decidáis quedaros en la casa viendo películas en pijama.

Solución: no importa lo que decidáis hacer si salir de fiesta hasta el amanecer, si quedarse en casa o ir a las playas, a los museos o a ambos. Con la planificación adecuada podréis pasar unos días increíbles donde la diversión, las risas y la complicidad que os caracteriza nunca terminarán.

Y tú, ¿has viaja con tus mejores amigas? ¿Qué otras recomendaciones agregarías a la lista?