Una estancia en el corazón de la isla malgache

Álvaro Gómez · 25 marzo, 2019
La isla malgache es Madagascar. Una isla con espacios naturales increíbles, poblados por especies animales y vegetales que solo verás aquí.

Una parte peculiar de África que todo aventurero quiere conocer es la isla malgache. Por si no conoces esta palabra, se refiere a Madagascar, un país insular con un entorno natural perfecto. De hecho, tiene sus especies endémicas, pues hace millones de años estaba unida al continente africano, pero desde que es una isla ha evolucionado por su cuenta.

La isla malgache es la cuarta más grande del planeta en extensión. Por eso debes tener en cuenta que, según a qué parte vayas, verás unas cosas u otras. Incluso en lo que respecta a la población hay diferencias culturales si estás al norte o al sur.

Lo mejor es que conozcas el corazón de Madagascar. Allí te esperan parques naturales donde todavía no se acusa la deforestación. Eso sí, es obligatorio acudir con un guía a estas zonas, pero eso al final hará que sepas mucho más sobre lo que estás viendo.

Qué vas a ver en la isla malgache

Lémur en la isla malgache
Lémur

Si viajas a la isla malgache vas a poder ver especies que solo allí existen, al menos en su hábitat natural. Los animales más destacados son los lémures. Todo el mundo los conoce, son esos pequeños primates de cola negra y blanca, al igual que su cara. En Madagascar podrás verlos en libertad.

Otra especie endémica que verás en la isla malgache es el fosa carnívoro.  Por si no lo sabías, es el principal depredador del lémur y seguro que ves más de uno durante tu viaje. Así podrás admirar la belleza de una especie que, seguramente, sea la primera vez que veas.

Dentro del mundo de la flora, en Madagascar destacan los grandes baobabs, pues hasta seis de sus especies solo se pueden ver allí. Es todo un privilegio poder admirar estos árboles y ser testigo de cómo son hogar de los cientos de especies de aves que habitan en la isla.

Las zonas naturales de Madagascar

Avenida de los Baobabs en Madagascar
Avenida de los Baobabs

La isla malgache, en África, cuenta con un buen número de reservas naturales y grandes parques que protegen sus bosques milenarios. La zona más extensa de todas es la Reserva Natural Integral de Tsingy de Bemaraha. En la inmensidad de este parque podrás ver lémures y también camaleones.

Es obligatorio que entres con una visita guiada. Podrás incluso dar un paseo por el río montado en canoa. También recorrerás los grandes bosques y visitarás las impresionantes cascadas que hay en su interior. Y no olvides de preguntar por la ruta que recorre el camino ‘Jardin Boanique’.

Una reserva natural destacada en la isla malgache es la de Anja. Está repleta de lémures, pues es el lugar perfecto para aprender todo sobre este animal. En este sitio hay varias cuevas que puedes visitar.

Dejando de lado este gracioso animal, otro punto que merece la pena que incluyas en tu agenda es la Avenida de los Baobabs. Podrás dar un paseo rodeado de estos inmensos árboles y disfrutar de un atardecer de ensueño.

La capital de la isla malgache

Vista de Antananarivo en Madagascar
Vista de Antananarivo

En tu viaje a la isla malgache también puedes visitar Antananarivo, la capital de Madagascar. En ella se encuentra el Palacio de la Reina, un edificio que ya solo por las vistas merece la pena visitar, pues se encuentra en la parte más alta de la ciudad.

Hay otros edificios bonitos en Antananarivo, como el Palacio de Andafiavaratra, que puedes visitar. Y también hay que mencionar la iglesia de Amboninampamarinana, con una fachada y dos torres de piedra que bien merecen una parada en tu ruta.

En la capital de la isla malgache es recomendable perderte por su mercado y conocer el día a día de sus vecinos. Tendrás a tu disposición productos de todo tipo y seguro que encuentras un buen recuerdo de tu viaje.

Otra ciudad destacada de Madagascar es Antsiranana, que comúnmente se conoce como Diego Suárez. En sus edificios notarás la presencia del estilo francés, pues ocuparon durante mucho tiempo esta ciudad.

Aquí podrás visitar entornos naturales como la gran bahía, que es la segunda más grande del mundo tras la de Río de Janeiro. También disfrutarás de playas paradisíacas y un bonito bosque. En la parte más urbana, destacan el cuartel de Tanambao III y los mercados callejeros llenos de vida.