¿Qué llevar para una caminata por el desierto en Merzouga?

8 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
La excursión por las enormes dunas de Merzouga es una experiencia inolvidable. Pero para disfrutarla plenamente hay que ir perfectamente equipado.

Hacer una incursión por el desierto en Merzouga es una de las experiencias más atractivas que se pueden vivir en un viaje a Marruecos. Este es un territorio de paisajes sublimes, de tierras tan hermosas como duras. Así que no os la perdáis, pero viajad hasta allí en condiciones, con equipamiento apropiado para disfrutar del momento y que no acabe siendo un sufrimiento.

Cómo es el desierto en Merzouga

Dunas en Merzouga
Dunas en Merzouga

El desierto en Merzouga es la imagen más tópica que tenéis sobre este tipo de paisajes inhóspitos. Es un mar compuesto por dunas de fina arena. Un espacio bellísimo.

Sin embargo, se puede convertir en una auténtica tortura si no vamos preparados. Sobre todo para las altísimas temperaturas que allí se pueden alcanzar durante el día, cuando por mucho que busquemos no encontraremos ni un atisbo de sombra.

Consejos para sobrevivir en el desierto en Merzouga

Tal vez no hay que ser extremistas y la palabra sobrevivir sea una exageración para viajeros como tú, que vas a entrar al desierto en Merzouga integrado en algún grupo de turistas acompañados por un guía y con recorridos perfectamente preparados.

Sin embargo, aunque en principio no sea cuestión de vida o muerte, la verdad es que estos consejos te pueden ahorrar disgustos y, sobre todo, permitirán que goces mucho más de uno de los parajes más sobrecogedores que puedes visitar. Si vas a viajar al desierto en Merzouga, toma nota de estos consejos:

La ropa y el calzado

Excursión en camello
Excursión en Merzouga

Lo normal es que cuando se hace una excursión al desierto en Merzouga, al menos, se incluya la pernocta de una noche en las típicas jaimas bereberes. Una experiencia muy recomendable, pero eso significa que tienes que prever la ropa para el día y la noche.

Durante las horas de sol las temperaturas pueden superar ampliamente los 40 grados. Pero por la noches seguro que refrescará, y en ciertos meses, mucho más de lo que imaginas.

Así que para el día hay que llevar ropa de algodón y transpirable, a ser posible holgada y de colores claros. Mientras, para la noche habrá que llevar ropa de abrigo e incluso preguntad si es necesario llevar un saco de dormir.

En cuanto al calzado, cuando contrates la excursión al desierto en Merzouga ya sabrás que tipo de actividades vas a realizar. Seguro que no falta alguna ruta a lomos de camellos, trayectos en 4×4 y alguna pequeña caminata.

Seguro que el calor te hace pensar en la comodidad de unas sandalias. Pues no, lo mejor son unas botas de montaña ya que es un medio muy malo para caminar. Además de que así evitaréis también la posible entrada de bichos.

Una mochila para la pernocta

En este tipo de incursiones por el desierto en Merzouga hay que llevar todo nuestro equipaje de viaje. Pero es mejor evitar mover la maleta y, sobre todo abrirla, ya que puede llenarse de arena.

Os recomendamos llevar una mochila para la ropa de la noche, la muda y una imprescindible linterna. Y también es bueno llevar bolsas de plástico para ciertos aparatos y evitar la entrada de arena.

Protección solar

Excursión en camellos
Dunas de Merzouga

Cuando hablamos de protección solar útil en el desierto en Merzouga no hablamos de una sencilla crema. Tiene que ser crema solar de factor bastante alto. Y no se os pueden olvidar unas buenas gafas de sol. Deben ser de óptica porque las baratas pueden ser perjudiciales.

Además de todo ello, hay que llevar un sombrero o un turbante para cubrirse la cabeza. Cuanto más grande mejor, una gorra puede ser insuficiente.

Protección con la arena

Si nos fijamos en la población habituada a la vida en el desierto en Merzouga, lleva turbantes de algodón que les pueden tapar orejas, boca y nariz, dejando una pequeña franja para los ojos. No es solo para librarse del sol. También es para protegerse de la arena, que puede entrar por cualquier orificio del rostro y convertirse en un problema.

Agua: imprescindible en el desierto en Merzouga

Si algo define el desierto es la ausencia de agua. Hay que llevársela cada uno. Y una vez allí, hay que beberla poco a poco y a temperatura ambiente, e incluso en forma de té caliente para que siente mejor al organismo. Puede parecer una paradoja, pero el agua fría sería malísima.

Al fin y al cabo, lo mejor es seguir los consejos del guía y fijarse en lo que hace él. Esa será la mejor forma de disfrutar plenamente de la belleza y dureza del desierto en Merzouga.