Un verano en Andorra ¡Inolvidable!

· 29 agosto, 2016

Muchos pueden pensar que un minúsculo país entre los inmensos territorios europeos de España y Francia poco tiene que aportar al visitante. Sin embargo, sería un error mayúsculo. Un verano en Andorra es el claro ejemplo de lo mucho que guarda la geografía de esta pequeña nación pirenáica.

¿Qué hacer en un verano en Andorra?

Como bien hemos dicho, este pequeño país europeo se encuentra en plena cordillera de los Pirineos, formación natural que separa Francia de España. Pero es precisamente su privilegiada ubicación natural, junto a su hermosa historia medieval, lo que convierte un verano en Andorra en una experiencia única y maravillosa.

Lagos de Tristaina

Lagos de Tristaina en Andorra
Lagos de Trstaina – apgestoso

Como producto de su ubicación, el Principado de Andorra ofrece rincones mágicos y naturales, como el caso de los lagos de Tristaina. A más de 2000 metros de altitud se encuentran las aguas procedentes del pico de Tristaina que forman un conjunto geográfico único y bello.

Camino de los Pardines

El Camino de los Pardines te propone un sendero lleno de lugares maravillosos por conocer. A más de 1500 metros de altitud, podrás recorrer la zona de Encamp con vistas panorámicas maravillosas de cada rincón del Principado de Andorra.

Valle del Madriu

Valle del Madriu en Andorra
Valle del Madriu – Oleg_Mit

Un verano en Andorra no es lo mismo si no visitas el valle del Madriu. Ha sido decalardo como patrimonio cultural mundial por la Unesco y es una joya que recorre Andorra la Vella, Encamp, Sant Julià de Lòria y Escaldes-Engordany.

Es imprescindible una visita al CIAM, el Centro de Interpretación del Agua y del Valle del Madriu. Un lugar único para experimentar sobre uno de los recursos naturales más importantes del mundo. Aquí se explican todos los usos tradicionales.

Parques naturales de Andorra

De Andorra destacan también sus parques naturales. Llama especialmente la atención el Parc Natural de les Valls del Comapedrosa y el Parc Natural de la Vall de Sorteny. Áreas protegidas con refugios, red de caminos y vistas y rutas increíbles.

Ruta del Hierro

Casa Farga Rosell en Andorra
Casa Farga Rosell – Raymond355 / Flickr.com

El paso minero de los habitantes de Andorra ha dejado una huella indeleble en su geografía. Fruto de ello es la Ruta del Hierro, que invita al viajero a un paseo por el pasado de este oficio desde la Farga Rosell hasta la mina de Llorts, marchando hasta el pasado entre los siglos XVII y XIX.

Precisamente, la Casa Farga Rosell fue testigo de la época de la extracción del hierro y hoy es un centro de interpretación para entender esta actividad.

 El románico

El arte románico tiene una presencia importante en la Andorra medieval. Desde el pueblo de Pal hasta Andorra la Vella son varios los monumentos y templos que podemos conocer, caso de la parroquia de la Massana o Sant Climent de Pal.

Santuario de Meritxel en Andorra
Santuario de Meritxell – Angela Llop / Flickr.com

En la parroquia de Canillo, dentro de Meritxell, encontramos el Santuario de la Verge de Meritxell, que además es la patrona de Andorra. Un templo de estilo románico que fue ampliado en el siglo XVII y que ahora está acompañado por un edificio levantado por el arquitecto Ricardo Bofill.

Y en Andorra la Vella, la capital, hay que conocer la iglesia de Santa Coloma, una maravillosa joya románica, una de las más antiguas de toda la pequeña nación pirenáica.

“Los arquitectos lo saben todo sobre el estilo románico, excepto cómo construirlo.”

-Gilbert Keith Chesterton-

MW Museo de la Electricidad

También cabe destacar la importancia del uso de la electricidad en el Principado de Andorra en tiempos pasados. Para ello se ha erigido el MW Museo de la Electricidad y Camino de Engolasters, donde descubriremos toda la historia del país y su modernización.

Otros museos de Andorra

Además, de Andorra podemos destacar otros museos importantes como el Museo Casa de Areny Plandolit o el Museo Casa Rull. Gracias a ellos conoceremos en profundidad la historia del Principado.

Es más, un verano en Andorra guarda muchas más maravillas que tendrás que conocer por ti mismo. Debido a su excelsa naturaleza, podrás hacer también diversas actividades de aventura, como barranquismo, senderismo, escalada, vías ferratas, paseos a caballo, bicicleta de montaña, puenting, rafting… el Principado te espera para pasar unos días inolvidables.