7 trucos para visitar el Gran Bazar de Estambul

Si tienes pensado recorrer el Gran Bazar de Estambul, practica el arte del regateo. Es uno de los consejos para sacar todo el partido a la visita a este enorme mercado.

Una parada obligatoria en nuestra visita a Estambul debe ser el famoso Gran Bazar. Mezclarnos en el bullicio, comprar souvenirs de todo tipo (joyas, ropa, zapatos, bolsos) o disfrutar de la cocina típica turca (no olvides adquirir el famoso té turco o las delicias típicas)  son algunas de las cosas que hacer allí.

El Gran Bazar, una pequeña ciudad

Gran Bazar de Estambul
Gran Bazar – Alf Igel / Flickr.com

El Gran Bazar hunde sus orígenes en el siglo XV y tiene más de 80 calles y 4000 tiendas, restaurantes y bares de toda clase. Por esta razón, perderse allí –en el mejor sentido de la palabra- es bastante fácil.

Y lo que también es muy fácil es que la visita no sea todo lo placentera que debería, por diferentes motivos (timos, robos, agobios, prisas…). Debes tener en cuenta, además, la enorme cantidad de gente que lo visita cada día, nada menos que entre 300.000 y 400.000 personas.

Consejos para visitar el Gran Bazar

Para que podáis disfrutar plenamente de la visita a este mercado único, conviene que tengáis muy en cuenta estos 7 trucos que os ofrecemos.

1. Practica el arte del regateo

Gran Bazar de Estambul
Gran Bazar – andrebotelho / Pixabay.com

El regateo allí está a la orden del día. Por ello, no te sientas cohibido a la hora de intentar un precio mejor para el producto que quieres comprar. Muchos vendedores son capaces de rebajar el precio hasta la mitad de la cifra inicial, por lo que inténtalo hasta que no puedas bajarlo más.

Un truco para que el regateo salga bien es ofrecer tú una cantidad. Es decir, antes de que el vendedor te diga cuánto cuesta, ofrécele tú una cantidad que creas adecuada. Casi nunca aceptan tan rápido, pero ahí ya empezaría la negociación.

Ten paciencia, porque el regateo lleva tiempo y los vendedores son tremendamente hábiles.

2. Instala un conversor de divisas

En relación a los precios y al regateo, una herramienta que te puede ser muy útil es un conversor de divisas. Así podrás realizar los cálculos rápidamente y evitar que te vendan un producto en liras que realmente en euros no pagarías. ¡Ten en cuenta que un euro equivale a casi cuatro liras turcas!

3. No muestres excesivo interés por un producto

Tienda en el Gran Bazar de Estambul
Gran Bazar – emahmuzlu / Pixabay.com

También relacionado con conseguir el mejor precio posible, es importante que el vendedor no detecte que te vas a llevar ese producto sí o sí. Si ven que estás muy interesado pedirán un precio muy alto que casi nunca rebajarán.

Por ello, no pronuncies frases como “esto es lo que estaba buscando”. Incluso en español, porque como hemos dicho antes, los vendedores son increíblemente hábiles y sabrán a qué te refieres.

Si durante la negociación no bajan el precio hasta el punto que consideras adecuado, hazles ver que ya no deseas el producto. Verás como las tornas cambian rápidamente.

4. Sé amable

Gran Bazar de Estambul
Gran Bazar – Usman Malik / Flickr.com

Durante la negociación, ofrece una actitud relajada y tranquila. Haz cumplidos sobre la tienda o el país y verás como el precio baja considerablemente.

Además, muchos de los vendedores que encuentres allí hablan español, por lo que la comunicación puede ser muy fluida y agradable. Los turcos son personas muy educadas y amables, así que no muestres una actitud contraria.

5. Compra en “pack”

Si compras varios productos iguales, como por ejemplo, souvenirs, el precio en comparación a comprar solo uno es bastante más bajo. Además, utiliza esto como “arma” durante la negociación: si decide no bajar el precio, no solo se quedará sin una venta, sino sin unas cuantas más.

6. Evita pagar con tarjeta

Gran Bazar de Estambul
Gran Bazar – Por JCVStock

A pesar de ser un sitio a priori seguro, es mucho más recomendable pagar en metálico que con tarjeta. No es el primer caso que se da en el que luego hay problemas por haberlo hecho.

Además, hay decenas de locales que cambian dinero sin ningún problema, tanto dentro del Gran Bazar como alrededor, por lo que no habrá ningún obstáculo.

7. No vayas demasiado tarde

La mejor hora para visitar el Gran Bazar es a primera hora de la mañana. Te evitas el bullicio, puedes pasear más tranquilamente, negociar sin prisa y sin la presión de que cierren las tiendas que quieres ver.  Ten en cuenta que abre todos los días, excepto los domingos, de 8:30 a 18:30.

Sin embargo, es cierto que si lo visitas a última hora puedes conseguir mejores precios en determinados productos, aunque esto no tiene por qué cumplirse siempre. Todo depende de qué valores más.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar