Tetuán, una ciudad diferente al norte de Marruecos

· 9 diciembre, 2018
Una forma ideal para conocer la cultura de Marruecos es visitar Tetuán, menos turística que otras ciudades del país.

Al otro lado del estrecho de Gibraltar, Marruecos nos muestra una cultura muy diferente y, por tanto, atractiva. La riqueza del país africano es inmensa. Son varias sus ciudades turísticas, como Marrakech o Casablanca, pero en este artículo vamos a descubrir Tetuán, la “Paloma Blanca”. ¿Nos acompañas?

Situada al norte de Marruecos, Tetuán no es tan conocida como otras ciudades, por ello es menos habitual ver grandes grupos de turistas. De esta manera, es más fácil acoplarse a la vida de los marroquíes, realizar sus actividades y degustar su gastronomía.

La medina de Tetuán

Medina de Tetuán
Medina de Tetuán

La medina de Tetuán es una de las mejor conservadas del país. Una medina que, como otras, está situada en el interior de la muralla de la ciudad. A ella puedes acceder por alguna de las siete puertas que conserva esa muralla.

En ella descubrirás calles laberínticas, con infinidad de comercios y negocios callejeros. Aquí encontrarás innumerables artesanos que te ofrecerán sus productos. Joyas, las típicas alfombras, telas y todo tipo de prendas son solo algunas de las cosas que podrás adquirir en este lugar.

Aunque no es tan grande como otras medinas de Marruecos, por ejemplo la de Fez, merece la pena recorrerla con calma. Disfrutarás de la animación perenne en este lugar. Y puedes hacerlo por tu cuenta, pero debes tener cuidado, es fácil que un despiste haga que te pierdas en su interior.

La medina es un lugar que parece anclado en el pasado. Tan singular es, que desde 1997 es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La plaza del Feddan

Se encuentra integrada en la medina, pero merece mención aparte. Es una enorme plaza que fue el auténtico corazón de la ciudad. En ella se encuentra el Palacio Real. No se puede visitar, ya que es residencia de los monarcas marroquíes, por lo que hay que conformarse con ver el edificio desde el exterior.

Otros rincones de Tetuán

La medina es el gran atractivo de la ciudad marroquí, sin embargo, esconde otros lugares de interés que merece la pena visitar. Te mostramos algunos de ellos.

El Barrio Español

Plaza Moulay el Mendy en Tetuán
Plaza Moulay el Mehdy – paigeproduction2012 / Flickr.com

En Tetuán, como en muchas localidades de Andalucía, predomina el color blanco en los edificios. Esto hace que los atardeceres sean especialmente hermosos en esta ciudad.

Y blancas son las construcciones del Barrio Español, que se desarrolló durante el Protectorado. En él apreciarás una singular arquitectura colonial, en la que destacan los balcones y los toques en color verde.

Un interesante es la plaza Moulay el Mehdi. Aquí también a preciarás la huella de los españoles, ya que es donde se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.

Museos en Tetuán

En la ciudad puedes descubrir algunos museos de interés. Es el caso del Museo Arqueológico, donde se exhiben objetos encontrados en los alrededores de la ciudad y que hablan de su largo pasado. Podrás contemplar algunos mosaicos romanos, armas, esculturas, vasijas, etc.

También merece la pena recorrer el Museo Etnológico de Tetuán. Un lugar perfecto para conocer mejor la cultura de la ciudad y del país. En el se exhiben desde trajes regionales a instrumentos musicales.

Las playas de Tetuán

Playa de Cabo Negro en Tetuán
Playa de Cabo Negro

La ciudad de Tetuán está tierra adentro, pero muy cerca tiene la costa. Y en ella hay playas perfectas para relajarse. Playas de arenas doradas que poco tienen que envidiar a otras del Mediterráneo. Destacan las de Rincón o Cabo Negro.

Gastronomía en Tetuán

En nuestra visita a Tetuán hay que saborear la gran gastronomía del país. Es una gastronomía variada, protagonizada por las verduras, el cuscús, la carne, el pescado o el marisco.

Plato de cuscús
Plato de cuscús

Entre los platos de Marruecos más famosos encontramos el tajine, un guiso con piezas de pollo o cordero. Otro alimento típico que podrás probar en Tetuán es el pan khubz, que tiene más corteza que el europeo.

En cuanto al principal plato, el cuscús, se sirve con varios tipos de carne o guisado con verduras. Al ser uno de los iconos de Marruecos, podemos encontrarlo cocinado de maneras muy diferentes, dependiendo del sitio al que vayamos.

Como ves, Tetuán es una ciudad que puede sorprender y que te entrará por los cinco sentidos. ¿Vas a planear una visita?