Tarifa, el pueblo más meridional de Europa

Mirando hacia las costas africanas, es el punto más meridional de la península ibérica y Europa. A 105 kilómetros de CádizTarifa es un hermoso lugar para visitar y luego seguir travesía hacia tierras magrebíes. Te vamos a contar más sobre un destino imperdible del sur de Andalucía.

Tarifa, una ciudad de larga historia

El nombre de la ciudad proviene del árabe “Al Yazirat Tarif” (que quiere decir isla de Tarif). Se la llamó así en el año 710, cuando las tropas musulmanas comandadas por Tarif desembarcaron en esta región de la península ibérica. Un año más tarde se fundaría la medina.

Tarifa
Tarifa – E.Nolan

Durante los primeros siglos, Tarifa fue solo una pequeña ciudad de pescadores, pero a partir del siglo X se empieza a fortificar por orden de Abderramán III. En 1031 pasa a ser el Reino Taifa de Algeciras y luego forma parte de Sevilla. En 1147 fue la puerta de entrada para los almohades, que se establecieron en toda la región.

Ya en 1292 el rey Sancho IV de Castilla logra que la ciudad se rinda, pasando a manos cristianas. Con el paso de los siglos, la situación estratégica de Tarifa hizo que el sistema defensivo de la ciudad se fuera incrementando. De ahí algunos de sus monumentos.

“Un viaje es una nueva vida, con un nacimiento, un crecimiento y una muerte, que nos es ofrecida en el interior de la otra. Aprovechémoslo.”

-Paul Morand-

De paseo por Tarifa

El patrimonio de esta ciudad es realmente impresionante. Tal es así que sus antiguas murallas medievales fueron declaradas de interés cultural y conjunto monumental.

La antigua fortaleza

Dentro del recinto fortificado todavía se conservan tramos originales e integrados en edificios posteriores. Es lo que sucede en la zona de la Alameda, un paseo peatonal arbolado construido a mediados del siglo XIX y en cuyo extremo sur tiene un monumento a Guzmán el Bueno que data de 1960.

Castillo de los Guzmanes en Tarifa
Castillo de los Guzmanes – Andreas Poertner

De las tres puertas construidas en la antigua medina, dos de ellas han desaparecido, las del Retiro y el Mar. Solo queda la puerta de Jerez, que da acceso al norte de la población. Se construyó en el siglo XIII, cuando Tarifa estaba bajo el control benimerí y se amplió el recinto hacia el arrabal.

Al sur de la puerta se erige el castillo de los Guzmanes, una fortaleza que se levantó durante el mandato de Abderramán III, pero cuyas obras terminaron bastante después y fueron modificadas en más de una ocasión.

De este conjunto se destaca la torre de Guzmán el Bueno, de estilo albarrano. Está unida al castillo por una coracha de 40 metros levantada en el siglo XIII y que se conserva casi en su totalidad.

Tesoros intramuros

Iglesia de San Mateo en Tarifa
Iglesia de San Mateo -Juanamari Gonzalez

En la zona interior podemos destacar también algunas construcciones religiosas. Destaca la iglesia de San Mateo, la más importante de la ciudad y construida en el siglo XVI en estilo gótico.

Otro templo significativo es la iglesia de Santiago, erigida sobre los restos de una antigua mezquita y de una sola nave. Y, además de ella, hay que nombrar la iglesia de Santa María (al lado del castillo, anteriormente mezquita) y la de San Francisco (reedificada en 1797 con una fachada barroca y neoclásica).

Más allá de las murallas

Castillo de Santa Catalina en Tarifa
Castillo de Santa Catalina – gali estrange

En la zona de extramuros podemos encontrar el castillo de Santa Catalina, un fuerte localizado en el mismo cerro donde hasta el siglo XVI había una ermita. El objetivo de esta construcción era asegurar las baterías de la isla de las Palomas.

En el término municipal de la ciudad destacan también 8 torres almenaras, usadas como vigilancia desde la Edad Media hasta el siglo XVI. Las más conocidas son de la Peña, de Cabo de Gracia y de Guadalmesí.

Espacios naturales en Tarifa

Playa de Bolonia en Tarifa
Playa de Bolonia – neftali

Más allá del casco urbano, en Tarifa hay lugares que también merece la pena visitar y entre ellos destacan sus playas. Este es un paraíso para los amanes de deportes náuticos como el kitesurf, el windsurf o el submarino. Playa Chica, Los Lances y, especialmente la playa de Bolonia, son algunas de sus joyas.

Es precisamente muy cerca de esta última playa donde se descubren unos restos muy interesantes. Baelo Claudia es una antigua ciudad romana cuyas ruinas se pueden visitar. En ellas se descubren el teatro, varios templos, viviendas y antiguas factorías dedicadas a la elaboración de productos a base de pescado.

Por último, Tarifa tiene territorios en cuatro espacios naturales protegidos: el Parque Natural de los Alcornocales, el Parque Natural del Estrecho, el Paraje Natural Playa de Los Lances y el Monumento Natural Duna de Bolonia.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar