Ríos y pantanos de Andalucía que merece la pena conocer

· 28 julio, 2018
Además de monumentos y playas maravillosos, Andalucía tiene parajes increíbles. Algunos de ellos bañados por ríos o embalses.

Andalucía presume de tenerlo todo: playa, desierto, nieve, montaña… Pero además, los ríos y pantanos de Andalucía son un añadido para disfrutar al máximo de esta preciosa comunidad autónoma, la más grande de España. ¿Quieres venir con nosotros a conocer algunos?

Los ríos y pantanos de Andalucía que tienes que descubrir

Andalucía es conocida por su bellas ciudades, sus monumentos, sus pueblos llenos de encanto y sus playas. Pero hay más, mucho más. Fíjate en estos lugares de baño, ríos y pantanos de Andalucía, quizá no sean los más conocidos, pero son maravillosos.

1. Pantano del Chorro

El Chorro, uno de los ríos y pantanos de Andalucía
Vista pantano desde el mirador del Chorro – José Estévez

A unos 65 kilómetros de Málaga se encuentra el pantano del Chorro, un embalse de gran tamaño situado en Ardales y perteneciendo al territorio de la localidad de Álora. Es un lugar seguro en el que bañarse, y además hay zonas habilitadas para acampar.

El entorno natural que rodea a este embalse es de gran atractivo turístico, por lo que se han creado senderos y rutas por los que disfrutar de él. La ruta más famosa que podrás hacer cerca es el Caminito del Rey, que te adentrará en lo más profundo de una garganta. Merece la pena hacerlo por su belleza.

2. Río Guadalmina

Poza en el río Guadalmina
Poza en el río Guadalmina – Andrew Hobbs

Entre San Pedro y Estepona, también en Málaga, podrás recorrer este río, perfecto para vivir una aventura. Puedes caminar junto al cauce, practicar barranquismo en sus cañones o darte un chapuzón en sus pozas.

Una buena opción es aparcar cerca del pueblo de Benahavís y caminar hasta el nacimiento del río. Ahí se puede comenzar la subida que terminará aproximadamente dos horas después en una piscina natural con explanadas en las que comer y rocas desde las que tirarse.

3. La Playita de Grazalema

Área recreativa de la Playita de Grazalema
Área recreativa de la Playita de Grazalema – JUHEGUZ

En el municipio gaditano de  Zahara de la Sierra, bello enclave natural donde los haya, se encuentra este pequeño lago de agua dulce. Un lugar ideal para pasar un día de relax, ya que cuenta con un área recreativa dotada de todos los servicios necesarios. La sierra de Grazalema es conocida por su naturaleza y este lugar parece poner la guinda al pastel.

Además, algunas de las localidades de la famosa Ruta de los Pueblos Blancos se encuentran aquí mismo, así que es un sitio ideal en que pasar unas bonitas vacaciones o disfrutar de parte de la esencia de Andalucía.

4. Fuente del Río

Nacimiento del río Cabra
Nacimiento del río Cabra

En Cabra, Córdoba, se encuentra este paraje natural que ha sido catalogado como Bien de Interés Cultural. Allí nace el río que da el nombre de la localidad y que en su recorrido crea una serie de saltos que forman fuentes y piscinas naturales increíbles.

Es un lugar que enamora por lo cristalino de sus aguas, junto con la belleza del fondo y el entorno natural que lo rodean.

“Quién pudiera ser como el río, ser fugitivo y eterno.”

-Dulce María Loynaz-

5. Alhama

Poza en Alhama de Granada
Poza en Alhama de Granada

Los baños termales de la Alhama de Granada son famosos, pues dicen que sus aguas son curativas. En sus pozas naturales que se han creado con la erosión del viento, las aguas y el paso del tiempo, la temperatura alcanza más de 40 grados centígrados. Un balneario natural en el que relajarse y olvidarse de estrés por unos minutos.

6. Río Verde

Seguimos en Granada para visitar Las Chorreras. Aquí hay una cascada de unos 25 metros de altura que cae en una piscina natural en la que bañarse será como estar en el paraíso. Y justo al lado hay una pequeña cueva en la que podrás entrar y descubrir formaciones de estalactitas, estalagmitas y kársticas.

7. Río Chillar

Piscina natural en el río Chíllar
Piscina natural en el río Chíllar – CaMPoY

En la localidad de Nerja, en Málaga, se encuentra este río que tiene un recorrido de unas cuatro horas si lo haces a pie, pero que te conectara de forma sublime con la naturaleza. En medio del recorrido encontrarás una enorme piscina natural en la que hacer un parón y bañarte para luego seguir el recorrido.

8. La Balsa de Cela

En Almería se encuentran estas fosas termales con forma de piscina artificial, pero que emergen de manera natural con un caudal de unos 42 litros por segundo. ¡Casi nada!

La temperatura de sus aguas oscila entre los 22 y los 24 grados y se dice que sus aguas tienen propiedades medicinales. Decíamos que parece una piscina artificial porque debido a su reclamo turístico, la localidad se ha encargado de acondicionarla con los servicios e instalaciones necesarios para hacerla cómoda y segura.

Andalucía es de cine, eso decía un anuncio. No le faltaba razón, porque es de esos lugares que cuanto más se conocen más gustan. Una buena manera de empezar a descubrirla es visitando alguno de estos ríos y pantanos de Andalucía.