De ruta por el Caminito del Rey en Málaga

En el norte de la provincia de Málaga se encuentra el Caminito del Rey. Por esta sinuosa senda se pueden recorrer los cañones que el agua fue causando en un periodo de millones de años. Los barrancos, precipicios y paredes verticales de roca son norma en un lugar que es sobrevolado por águilas reales y buitres leonados. ¿Te vienes de paseo por él?

Hasta hace no mucho, era uno de los caminos de mayor peligrosidad del mundo. Todo cambió cuando las administraciones tomaron la decisión de rescatarlo del abandono. Lo cierto es que era una pena que esta colosal obra de ingeniería desapareciese.

¿Cómo es el Caminito del Rey?

Caminito del Rey
Caminito del Rey – Leo Soria / Flickr.com

El recorrido consta de 7.7 kilómetros, de los que casi 5 kilómetros son accesos y 2, 9 pasarelas, llegando desde el pueblo de Ardales. La carretera tiene buena señalización, llevándote hasta un punto de información.

El control de acceso está a dos kilómetros, en la cabecera del embalse del Guadalhorce. Allí es donde la organización da a los visitantes un casco que deben ponerse de forma obligatoria, y que ha de portarse la totalidad del recorrido.

El desfiladero de los Gaitanejos

Este es el primer desfiladero por el que van las pasarelas. Están realizadas con forjas de hierro, alambrada y lamas en madera. Estas van por las paredes de la roca, subiendo y bajando. No existen ningún riesgo al andar por ellas, pero toda persona que sufra de vértigo no debería comenzar la ruta.

Valle del Hoyo

Valle del Hoyo en el Caminito del Rey
Valle del Hoyo – Manu Vilela / Flickr.com

Estamos ante un lugar precioso, rodeado de montañas y repleto de arboleda. Aquí el Guadalhorce se tranquiliza. El camino es por tierra y marcha paralelo a las antiguas canalizaciones de agua.

Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje a seguir adelante y descubrir el mundo que os rodea con sus rarezas y sus maravillas. Descubrirlo será amarlo”. 

-Kahlil Gibra-

Los Gaitanes

Un paisaje más radical en la parte más espectacular de este recorrido. Sin previo aviso, podemos ver unas tremendas paredes de roca.

PAsarelas en el Caminito del Rey
Pasarelas – Aleksandr Zykov / Flickr.com

El cañón se eleva a 700 metros y las pasarelas se cuelgan a 100 metros de altura. Realmente impresiona caminar sobre ellas. Existe un balcón colgante que, con cristales transparentes convenientemente reforzados, permite asomarnos para poder sentir esa mezcla entre vacío y vértigo.

En el último tramo se cruza el desfiladero por un puente colgante que va paralelo al que antiguamente era el que se encargaba de canalizar las aguas de los embalses. Tenemos una subida exigente hasta llegar a tierra firme. Allí hay un paseo ya más cómodo hasta el puesto de control de Álora. Aquí es donde se debe dejar el casco una vez terminada la visita.

Información práctica

Para llegar al Caminito del Rey debemos llegar hasta la localidad de Ardales. Esta se encuentra a unos 45 minutos de Málaga capital si vamos por la A-357. En cuanto pasas el pueblo, debes seguir por la carretera de los embalses hasta que veas el punto de información del Caminito del Rey. Se reconoce porque hay un aparcamiento vigilado.

En ese punto comienza la caminata. En cuanto terminas en el punto de información que está situado en Álora, puedes tomar un autobús de regreso que tienes su salida cada hora.

Pasarelas en el Caminito del Rey
Pasarelas en el Caminito del Rey – Kiko Jimenez / Shutterstock.com

El tiempo de duración de la visita oscila entre 3 y 4 horas. Todo depende de las ganas que tengamos de mirar y disfrutar de un paisaje que es realmente único. Lo mejor es ir con zapatos de montaña y ropa de senderismo lo más cómoda posible. A esto hay que sumarle una cámara de fotos.

El Caminito del Rey está abierto al público durante todo el año. Solo cierra cuando las condiciones meteorológicas hagan prudente la clausura del recorrido. La entrada es gratis, pudiendo comprar en caminitodelrey.info la entrada de forma impresa, la cual debe entregarse junto al DNI para poder tener acceso a la ruta.

Hay que tener en cuenta que en la carretera que nos lleva al punto de información desde el que comienza el recorrido hay muchas empresas de turismo activo. Por ello, se pueden hacer numerosas actividades de aventura en los alrededores.

Sin lugar a dudas, ha sido todo un acierto la recuperación del Caminito del Rey, el cual nos recuerda la importancia de cuidar el patrimonio. Hoy, la propia zona se está viendo beneficiada del gran número de visitantes que se acercan y que indirectamente dan vida a las poblaciones cercanas.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar