Rincones imprescindibles de la ciudad de Quedlinburg

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
7 julio, 2019
En el estado federado de Sajonia-Anhalt, en la región del Harz y a orillas del río Bode, podemos encontrar Quedlinburg, una ciudad llena de encanto y fuertemente ligada a la historia de Alemania. Aquí te mostramos cinco de sus imprescindibles que debes visitar.

La ciudad de Quedlinburg, lugar de nacimiento de la nación alemana, es uno de los puntos que debes marcar en tu mapa si planeas una escapada por Alemania. Esta es una ciudad de casas de entramados de madera y aires medievales que te va a encantar.

Historia de Quedlinburg

Casco antiguo de Quedlinburg
Casco antiguo de Quedlinburg

La de Quedlinburg es una historia apasionante, pues, como decíamos, es el lugar de nacimiento de la nación alemana. Fue en su colina del castillo donde en el año 919 se celebró la coronación del rey Heinrich I. Y, a pesar de sufrir diferentes episodios históricos que pudieron devastarla, la ciudad supo conservar su belleza y carácter.

Hoy en día, el casco histórico de Quedlinburg es una verdadera joya urbano-arquitectónica. Aquí se pueden contemplar unas 1300 casas de vigas entramadas de madera. Es el mayor conjunto de casas de este tipo y uno de los motivos de su declaración como Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Pero la ciudad esconde otros muchos tesoros. A esa maravillosa colección de casas antiguas hay que añadir una preciosa plaza del Mercado, un castillo, una bonita e histórica iglesia y un edificio municipal de estilo renacentista.

¿Qué visitar en la ciudad de Quedlinburg?

Debido a los monumentos que alberga y a su trazado medieval, Quedlinburg está considerada como un ejemplo excepcional de ciudad medieval europea. Hoy es uno de los polos urbanos turísticos más importantes de Alemania. ¿Qué es lo que no te puedes perder? Vamos a verlo

El castillo de Quedlinburg y la montaña Schlossberg

Castillo de Quedlinburg
Castillo de Quedlinburg

Si vas a visitar esta ciudad, subir a la montaña Schlossberg es casi obligatorio, disfrutarás de vistas espectaculares, tanto de la ciudad como del hermoso paisaje que la rodea. Además, tendrás la opción de recorrer y admirar los maravillosos edificios que allí se levantan, como la basílica de San Servasio y el castillo.

Ante tus ojos tendrás un magnífico castillo de estilo renacentista. Se construyó entre los siglos XVI y XVII y se ubica sobre los restos de antiguos edificios que fueron parte de la colegiata. En la actualidad, el castillo alberga el Museo Municipal.

Por su parte, la basílica de San Servasio forma parte de una colegiata muy importante para la historia de Quedlinburg. Fundada a principios del siglo X como capilla palatina por el primer rey alemán, Heinrich I, será elegida como su lugar de enterramiento en 936. Poco después se reformaría para transformarla en una basílica mayor de estilo románico.

Su alta arquitectura y los tesoros medievales que en ella se encuentran recuerdan la historia de los primeros reyes y emperadores alemanes. Es aquí donde el rey Heinrich I y su esposa, Santa Matilde, sentaron las bases para el desarrollo del estado alemán.

Museo de Quedlinburg

Museo Municipal
Museo de Quedlinburg

Este es un lugar fascinante y que puede resultar muy atractivo para cualquier persona que se encuentre interesada en la madera y su uso en la construcción. En él podemos entender y apreciar los detalles de la técnica de construcciones con entramados que tanto se usa en esta ciudad.

Cabe destacar que entre las calles de la ciudad de Quedlinburg se encuentra la Ständerbau, la casa de vigas más vieja de todo el país.

La torre del Horror – Schreckens-Turm

Ubicada en la parte occidental de la antigua muralla, esta torre destaca por haber sido una de las torres más fuertes de las murallas de Quedlinburg. Tiene una altura de 40 metros distribuidos en cinco pisos y sus muros alcanzan unos dos metros de espesor.

Cuenta la historia que, originalmente, la torre se usó como prisión y cámara de tortura, de ahí el nombre. En sus sótanos se han encontrado huesos humanos. La torre se encuentra coronada por una aguja octagonal flanqueada por pequeñas torres puntiagudas en las esquinas. Hoy es un edificio de apartamentos vacacionales de lo más solicitado.

El Ayuntamiento de la ciudad de Quedlinburg

Ayuntamiento de Quedlinburg
Ayuntamiento de Quedlinburg

Su origen es anterior a 1310. Sin embargo, en época renacentista sufrió una intervención y se construyó el portal de entrada, que está coronado con el escudo de la ciudad. Actualmente, continúa siendo la sede del Ayuntamiento local. El edificio se encuentra en la plaza de Granos o Kormarkt.

Somo ves, la ciudad de Quelinburg encierra una larga historia y cuenta con rincones llenos de encanto. No te la pierdas si tienes pensado hacer u na ruta por Sajonia, en el corazón de Alemania.

  • Quedlinburg, Alemania. Organización de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Recuperado el 6 de julio de 2019 de https://www.ovpm.org/2013/01/31/quedlinburg/