Relojes del mundo para ver la hora y mucho más

· 30 marzo, 2018
Son mucho más que simples relojes. Son monumentos, lugares simbólicos, cargados de historia o envueltos en leyendas. Estos relojes son muy, muy especiales.

Hacen mucho más que marcar la hora. Con cientos de años en sus mecanismos o casi recién instalados; clásicos o ultramodernos; a nivel de suelo o en interminables torres… estos relojes del mundo son auténticas atracciones turísticas. Mirar la hora en ellos, es toda una experiencia, aunque en algunos sea complicado verla.

1. Big Ben, Londres. El más famoso de los relojes del mundo

Big Ben en Londres
Big Ben – Christian Kortum / Flickr.com

Un reloj símbolo de la puntualidad británica. Ni los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial consiguieron afectar a su funcionamiento. Solo en contadas ocasiones se ha detenido o retrasado, y no por problemas en su mecanismo. Por cierto, el Big Ben tiene 4 esferas de 7 metros con más de trescientas piezas de cristal opaco.

2. Reloj Astronómico, Praga

Reloj astronómico de Praga
Reloj astronómico de Praga – Noppasin

Nadie duda de que es uno de los relojes del mundo más hermosos. Tanto, que cuenta la leyenda que los concejales de la ciudad mandaron dejar ciego al maestro relojero Hanus, su creador, para que no pudiera fabricar otro igual. Lleva marcando la hora en Praga desde 1410 y el desfile de figuras cuando marca las horas es todo un espectáculo.

3. Reloj de la catedral de Estrasburgo

Reloj de la catedral de Estrasburgo
Reloj de la catedral de Estrasbugo – Paul Simpson / Flickr.com

Otro maravilloso reloj astronómico, pero en esta ocasión algo posterior. Está en el interior de la catedral de Estrasburgo y se fabricó en el siglo XVI, aunque su mecanismo sería profundamente modificado en el siglo XIX. Puntualmente, a las 12.30, un grupo de autómatas se pone en funcionamiento realizando una curiosa coreografía.

4. Glockenspiel, Múnich

Glockenspiel en Munich
Glockenspiel – Boris-B

Más que del reloj, en este caso nos fijamos en el carrillón, uno de los más grandes de Europa. Pero quizá sin él nadie se fijaría en la hora. ¿Por qué? Porque a las 11 y las 12 en invierno, y también a las 17 h en verano, sus 43 campanas ponen en marcha 32 figuras a tamaño real que representan escenas de la historia alemana. Un maravilloso baile que dura 15 minutos.

5. Zytglogge, Berna

Zytglogge, uno de los relojes del mundo más bellos
Zytgolgge – MarinaDa

Este reloj lleva desde 1527 dando  la hora. Y lo hace de una manera peculiar: un sistema de palancas y ruedas hace que cada hora se muevan unas figuritas, mientras que una de mayor tamaño golpea la campana dorada que hay en la parte superior. Otro reloj astronómico que acapara miradas y que es uno de los rincones más fotografiados de Suiza.

6. Torre Spasskaya, Moscú

Torre Spasskaya en Moscú
Torre Spasskaya – asinastasi / Flickr.com

La torre es del siglo XV, pero el reloj se instalaría mucho después. ¿Qué lo hace especial? En primer lugar, su situación, en el Kremlin y junto a la Plaza Roja de Moscú. En segundo lugar, que el reloj está formado por tres órganos y diez campanas que marcan los cuartos y las horas en punto. Y, en tercer lugar, que durante años tocó la Internacional Socialista.

7. Puerta del Sol, Madrid

Reloj de la Puerta del Sol de Madrid
Puerta del Sol – Farbregas Hareluya

Si hay un reloj conocido en España, es este, situado en el corazón de Madrid. Lo es por muchas razones pero, sobre todo, porque es el encargado de marcar el final de un año y comienzo del nuevo. Sus doce campanadas son cita ineludible cada nochevieja. Un reloj que ha protagonizado escenas en película, capítulos de libros y hasta canciones.

8. Abraj Al-Bait, La Meca

Abraj Al-Bait en La Meca
Abraj Al-Bait – Yasser Abusen / Flickr.com

Un reloj de vértigo en todos los sentidos. Sus cuatro esferas están a 400 metros del suelo y tienen nada menos que 43 metros de diámetro, lo que permite ver la hora desde toda la ciudad e incluso desde varios kilómetros. Millones de piezas de mosaico lo decoran y es el encargado de llamar a la oración, ya que está justo detrás de la mezquita.

9. Edificio del sultán Abdul Samad, Kuala Lumpur

Edificio del sultán Abdul Samad en Kuala Lumpur
Edificio del sultán Abdul Samad – salehi hassan / Flickr.com

En un precioso edificio de finales del XIX que mezcla características árabes y británicas se sitúa uno de los relojes más icónicos para los habitantes de Malasia. Lo es porque fue el que marcó la independencia del país la medianoche el 31 de agosto de 1957, mientras se izaba la bandera de Malasia por primera vez

10. Gran Central Terminal, Nueva York

Relojes del mundo: Gran Central Terminal
Grand Central Terminal – Werner Kunz / Flickr.com

Si hay un reloj cinematográfico, es este que preside el gran vestíbulo del mayor centro de transportes de Nueva York. Se fabricó en 1913 y sus cuatro esferas son de ópalo. Y una curiosidad: su puntualidad es asombrosa, se calcula que solo se retrasa un segundo cada 1,4 millones de años. Hay truco: está conectado con el reloj atómico del observatorio naval de Bethesda.

11. Reloj Mundial, Berlín

RElojes del Mundo, reloj mundial de Berlín
Reloj Mundial – Steffen / Flickr.com

El último de nuestros relojes del mundo nos lleva Berlín. Un reloj que se ha convertido en uno de los puntos de encuentro y que muestra la hora en diferentes ciudades del planeta. Situado en Alexanderplatz, se construyó en 1969, tiene 10 metros de altura y está coronado por un sistema solar.

Fotografía de portada: Sócrates Rízquez / Flickr.com