Un recorrido por las joyas de la provincia de Cuenca

8 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
La Serranía de Cuenca, el balneario de Solán de Cabras, los castillos de Belmonte o de Alarcón, los molinos de Mota del Cuervo... Eso y muchos más son los tesoros de la provincia de Cuenca.

La provincia de Cuenca, en la comunidad de Castilla-La Mancha, puede ser una grata sorpresa para quienes no la conozcan. Vamos a intentar descubriros algunos de sus rincones más espectaculares. Entre ellos hay desde espacios naturales de gran atractivo hasta pueblos con mucho encanto artístico y literario. Y, por supuesto, una capital de provincia que lo tiene todo para maravillarnos.

1. Cuenca capital

Casas Colgadas de Cuenca
Casas Colgadas

Comenzamos nuestra selección de lo mejor de lo mejor en Cuenca hablando de la capital. Cuenca es una ciudad pequeña y sorprende descubrir que en una extensión tan escasa se acumulen tantos atractivos, algunos tan famosos como sus Casas Colgadas. Otros son tan impactantes como su catedral, de estilo gótico-normando, o sea, un edificio de lo más singular.

Muy especial es la gastronomía local. En ella hay que mencionar platos tan particulares como el morteruelo o los zarajos.

2. La Ciudad Encantada y la serranía de Cuenca

Fuera de la capital, uno de los destinos de la provincia más visitados es la Ciudad Encantada. Se trata de un sorprendente paraje privado. Para visitarlo tendréis que pagar una entrada, pero lo cierto es que merece la pena.

Allí daréis un ameno paseo entre un bosque y rocas de formas muy sugerentes. Rocas que tienen nombres como el Elefante, la Foca, el Diplodocus o las Centinelas, entre otras. Un lugar muy inspirador.

Ciudad Encatada, uno de los tesoros de la provincia de Cuencan

La Ciudad Encantada se integra en la zona de la Serranía de Cuenca, un espacio natural con lugares realmente hermosos, desde el famoso Ventano del Diablo hasta la laguna de Uña, el Monumento Natural Nacimiento del Río Cuervo o Las Majadas.

Y también podrás visitar poblaciones tan atractivas como Beteta. Otras están perfectamente preparadas para ofrecerte auténticas aventuras, como es el caso de Enguídanos, donde se practican rafting, barranquismo o se hacen rutas senderistas.

3. Belmonte, joya medieval en la provincia de Cuenca

Castillo de Belmonte

Otra visita muy distinta es la que ofrece Belmonte. Es uno de los pueblos más hermosos de Cuenca por su rico patrimonio medieval en el que destacan su colegiata o el Hospital de San Andrés.

Sin embargo, si hay un monumento que identifica a Belmonte ese es su castillo. Se trata de una fortaleza que nos traslada en el tiempo, sobre todo cuando allí se celebran cuidadas recreaciones de combates de la Edad Media.

4. Mota del Cuervo

Molinos de viento en Mota del Cuervo

Cuenca es parte de Castilla-La Mancha. Y cuando se nombra La Mancha es imposible no pensar en la gran obra de Cervantes: Don Quijote. Pues bien, si dentro de la provincia conquense hay un sitio digno de aparecer en cualquier ruta quijotesca ese es Mota del Cuervo, allí se conservan un buen número de molinos de viento. ¡Molinos, no gigantes!

5. Uclés, un gran monasterio en la provincia de Cuenca

Monasterio de Uclés

Al monasterio de Uclés a veces se le ha llamado el Escorial de La Mancha. Y aunque quizás sea un error comparar monumentos, lo cierto es que esta joya del patrimonio de Cuenca posee una presencia imponente.

Se trata de una gran obra del siglo XVI que ha llegado en bastante buen estado de conservación hasta nuestros días, y eso que el monasterio se transformó en hospital de campaña durante la Guerra Civil y después hasta fue presidio.

6. Huete

Vista de Huete en la provincia de Cuenca

La Alcarria se relaciona más con otra provincia manchega: Guadalajara. Pero esa zona natural y cultural se prolonga por territorio de Cuenca. De hecho, allí está la población de Huete, un núcleo rodeado por una naturaleza de lo más atractiva.

Tiene, además, un casco histórico digno de interés con numerosos monumentos y hasta cuatro museos: uno de arte sacro, otro etnográfico, el de la fragua y uno más de arte contemporáneo.

7. Solán de Cabras

Otra sorpresa de Cuenca es encontrarnos en esta provincia uno de los mejores balnearios de España. El de Solán de Cabras es muy famoso por sus aguas minerales. Aquí os espera un entorno de roquedos y bosques muy hermosos y, sobre todo, unas instalaciones balnearias que os harán sentir como viajeros de otro tiempo, pero con las comodidades del siglo XXI.

8. Alarcón

Castillo de Alarcón en la provincia de Cuenca

 

Otro establecimiento con una larga historia es el Parador Nacional de Alarcón, ubicado en un castillo elevado sobre un estrecho tramo del río Júcar. Alarcón es un lugar ideal para alejarse del mundo, relajarse y disfrutar de los deportes de aventura por las gargantas del río o en el vecino pantano de Alarcón.

9. El Provencio, una sorpresa en la provincia de Cuenca

Y queremos concluir este itinerario por las cosas que ver en la provincia de Cuenca con un último descubrimiento. Estamos hablando del pueblo de El Provencio. Es una pequeña localidad que se ha convertido en una de las mecas de las pinturas murales y del cómic en toda España.

  • Visita Monumento Natural Nacimiento del Río Cuervo. Turismo de Castilla-La Mancha. Recuperado de http://www.turismocastillalamancha.es/naturaleza/nacimiento-del-rio-cuervo-54875/descripcion/
  • Catedral de Cuenca. Web oficial. Recuperado de https://www.catedralcuenca.es/es
  • Cuenca. Turismo de Castilla-La Mancha. Recuperado de http://www.turismocastillalamancha.es/cuenca/