Recorremos el lago Zell en el corazón de los Alpes

Adrián Pérez 3 octubre, 2017

Sin lugar a dudas, entre los lugares más hermosos del mundo están los Alpes austríacos, y en ellos descubrimos el lago Zell, un lugar mágico. Pequeño pero con unas vistas incomparables, este lago es una joya. ¿Te gustaría recorrerlo? Si es así, acompáñanos en esta maravillosa e inolvidable aventura.

El lago Zell, inolvidable

El lago Zell está ubicado en el distrito Pinzgau de Salzburgo, bañando la localidad Zell am See, de donde se deriva su nombre. Este lago constituye una de las grandes bellezas naturales de los Alpes, de hecho, es uno de los lugares predilectos de los austríacos para disfrutar de una escapada.

Lago Zell congelado
Lago Zell – Tatiana Popova

Este precioso lago está ubicado a 757 metros sobre el nivel del mar y tiene una profundidad de 69 metros. Durante los meses más fríos el lago se congela y generalmente se utiliza el espacio para la práctica de deportes de invierno, mientras que durante el verano los reyes son los deportes acuáticos. En otras palabras, que sea cual la época en que lo visites, encontrarás una gran variedad de actividades que realizar.

Mucho más que el lago Zell

Este hermoso lugar va mucho más allá del lago. Sus alrededores son absolutamente inolvidables. Además, podrás disfrutar del calor de los habitantes de Zell am See, lugar ideal para hospedarse en estas increíbles vacaciones.

Zell am See, un pueblo con mucho encanto

Este parece un pueblo sacado de un cuento de hadas. Se encuentra a las faldas de una impresionante montaña y justo a orillas del lago. A ello debemos sumarle su interesante cultura y la extraordinaria amabilidad de su gente.

Plaza de Zell am See
Zell am See – canadastock

Este encantador pueblo está lleno de historia. Piérdete entre sus angostas calles empedradas y disfruta de un inolvidable recorrido en el que descubrirás edificios tan bellos como la iglesia barroca de San Hipólito. Este antiguo edificio religioso destaca gracias a su bonita torre de piedra caliza. Su interior tampoco te dejará indiferente, puesto que posee una hermosa bóveda de estilo gótico.

Otro aspecto que seguro disfrutarás muchísimo será su exquisita gastronomía. Déjate llevar por los colores y sabores de la cocina tradicional austríaca. Te recomendamos especialmente que pruebes los exquisitos quesos caseros. Y no dejes de degustar el plato típico, el kasnockerln, una masa de harina y huevos cocidos y luego fritos.

Lugar perfecto para los amantes del esquí

Esquiador en Zell am See
Zell am See – nikolpetr

Decíamos que en invierno el lago se hiela y es una perfecta pista de patinaje. Pero los amantes de los deportes invernales pueden hacer mucho más que eso. A la entrada de Zell an See se encuentra Schmittenhöhe, una estación de esquí con más de 70 kilómetros de pistas.

Además, esta zona está perfectamente comunicada con otras grandes estaciones de la región de Salzburgo, por lo que es un fantástico lugar para los que disfrutan cuando empiezan a caer las primeras nieves.

Conociendo Hohe Tauern

Muy cerca del lago Zell se está el Parque Nacional Hohe Tauern. Ya que te encuentras en la zona no puedes dejar de visitar este maravilloso lugar. Es el mayor parque nacional de Austria y en él podrás contemplar paisajes típicamente alpinos, con cumbres que superan los 3000 metros, glaciares, cascadas, lagos y bosques que permanecen inalterados.

Hohe Tauern
Hohe Tauern – RastoS

En su interior hay más de 30 rutas de senderismo que te permitirán descubrir los fascinantes paisajes de este parque. Rutas con diferentes niveles de dificultad para que no tengas que renunciar a visitar a esta belleza. Y, además, el parque tiene decenas de refugios y merenderos donde parar a descansar y reponer fuerzas.

Si además quieres conocer otros lugares, debes saber que desde el lago Zell parten muchas excursiones a pueblos y ciudades cercanas. Por  ejemplo, puedes cruzar el lago para visitar Thumersbach, que se encuentra justo en frente de Zell am See.

“No existen tierras extrañas. Es el viajero el único que es extraño.”

-Robert Louis Stevenson-

Ya lo has visto, el lago Zell y sus alrededores esconden algunos de los paisajes más bonitos de la vieja Europa. Un lugar para perderse y pasar unos días en contacto con la naturaleza. ¿No te gustaría conocerlo?

Te puede gustar