Razones para visitar Kirguistán, un país fascinante

Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Desconocido para muchos, pero con un turismo que crece a cada día, Kirguistán es uno de esos rincones que aún ofrece la oportunidad de vivir una experiencia única y auténtica.
 

Situado en Asia Central, este país es independiente desde 1991 y hace solo unos pocos años que se ha abierto al turismo. Debido a ello, es aún un gran desconocido. Sin embargo, este país montañoso de nómadas y montañas de gran altura tiene mucho que ofrecer. Hemos querido recopilar algunas de las razones para visitar Kirguistán.

Conocer la cultura nómada

No son pocos los que destacan la gran hospitalidad y amabilidad del pueblo kirguí. Estos nómadas forman aún una buena parte de la población del país y levantan campamentos con sus yurtas según sus rutas de viaje.

Yurtas en Kirguistan
Yurtas típicas

No hay asentamiento en el que no se reciba al viajero con los brazos abiertos. Es muy común que se invite a los recién llegados a pasar la noche y dormir en sus yurtas, así como a participar de sus tareas más cotidianas. Ayudar en el ordeño de las vacas o en la elaboración de sus productos es, sin duda, toda una experiencia.

Además, los kirguís viven en una estrecha relación con los caballos, que forman parte de sus vidas desde muy pequeños. Se dice que los niños nómadas aprenden a montar tan pronto como a caminar. Si te gustan estos animales, no olvidarás tu paso por Kirguistán.

 

No hay que perder la oportunidad de probar el kumis de los nómadas, consistente en leche de yegua fermentada, o su mantequilla artesanal.

Visitar Kirguistán: turismo de altura

Lago Ala Kul, uno de los atractivos para visitar Kirguistán
Lago Ala-Kul

Kirguistán es un país de relieve muy montañoso. Tanto es así, que más del 90 % de su territorio está formando por montañas. De hecho, el punto más bajo de la república está a 350 metros sobre el nivel del mar.

Gracias a esto, el país nos ofrece unos paisajes espectaculares. Desde sus picos siempre blancos de más de 7000 metros de altura hasta estepas que es posible cruzar a caballo, el país es todo un paraíso para los amantes de la naturaleza.

Es posible realizar innumerables rutas de trekking aptas tanto para aficionados como para escaladores expertos. Si lo que buscas es perderte por paisajes naturales de ensueño, ya sea a pie o a caballo, este es un destino que no puedes dejar de visitar.

Las mejores rutas

Río Burkan en Kirguistan
Río Burkan

Entre las rutas más recomendadas están las dos que llevan al lago Son-kul. Este se encuentra a una altura de más de 3000 metros. Solo se puede acceder a él entre junio y octubre, cuando los hielos y nieves se retiran dejando a la vista los pastos a los que los nómadas llevan el ganado.

 

Ambas rutas son de una duración considerable, pero vale la pena disfrutar de los paisajes que ofrecen. Arriba, una enorme llanura recibe al viajero, a las orillas de un lago rodeado de las yurtas nómadas. Muchos viajeros hacen hincapié en no perder la oportunidad de pasar varias noches aquí, en el asentamiento nómada.

Lugares que no perderse al visitar Kirguistán

Además de la naturaleza y los campamentos nómadas, Kirguistán cuenta con algunos lugares que no deben faltar en una visita al país. Estos son los imprescindibles:

1. Bishkek

Plaza Ala-Too en Bishkek
Plaza Ala-Too en Biskhek

Es la capital del país y  la ciudad con mayor población. Lo habitual es empezar la visitar por ella, ya que cuenta con un aeropuerto internacional. No es una ciudad muy grande, por lo que no será necesario dedicar muchos días a su visita. Sin embargo, no se debe perder la oportunidad de ver el bazar de Osh, uno de los mayores de toda Asia Central.

La ciudad tiene una gran oferta de ocio nocturno, además de muchos hoteles y hostales. Aun así, en Kirguistán es habitual que los ciudadanos ofrezcan a los viajeros sus propios hogares. Es una gran opción para, por un precio muy económico, vivir su cultura aún más de cerca.

 

2. Lago Issyk-kul, el gran reclamo para visitar Kirguistán

Vista del lago Issyk Kul
Lago Issyk Kul

Con 70 kilómetros de ancho y 170 de longitud, es el segundo lago de montaña más grande de todo el mundo. Las aguas de este lago nunca se congelan, razón a la que debe su nombre, que significa ‘lago caliente’, aunque realmente no lo sea.

3. Torre de Burana

Esta torre es lo único que queda de la antigua ciudad de Balasagun, fundada en el siglo IX. Es una torre de 24 metros, con unas escaleras que permiten subir a disfrutar de unas preciosas vistas del valle.

  • Kirguistán (s.f.). Oficina de Atención Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Recuperado el 31 de enero de 2020 de http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/KIRGUISTAN_FICHA%20PAIS.pdf
  • Kirguistán (s.f.). En Wikipedia. Recuperado el 31 de enero de 2020 de https://es.wikipedia.org/wiki/Kirguist%C3%A1n