Qué ver y hacer en Figueres, la ciudad de Dalí

Figueres, la cuna del genio Salvador Dalí, es una de las localidades más interesantes de Girona. Alberga muchos atractivos como el itinerario daliniano y su extraordinaria fortaleza. Esta ciudad de fuertes raíces catalanas completa su oferta cultural con varios museos de importancia en medio de construcciones modernistas. Hoy nos escapamos hasta Figueres. ¿Nos acompañas?

Figueres, cuna de Salvador Dalí

Figueres es una ciudad de la provincia de Girona, que se encuentra entre el extremo oriental de los Pirineos y la Costa Brava. Una ubicación privilegiada que le brinda gran cantidad de atractivos y la convierte en uno de los destinos turísticos más famosos y concurridos de Cataluña.

Museo Dalí en Figueres
Museo Dalí – visualpower

El hecho de ser la ciudad natal de Salvador Dalí ha marcado parte de su gran personalidad. Este hito histórico ha dejado, para deleite de todos, el teatro-museo que lleva su nombre y que está dedicado a la obra del artista. Veamos en detalle, cuáles son los lugares y actividades de interés en esta maravillosa ciudad.

Qué ver y hacer en Figueres

1. El Teatro-Museo Dalí

Museo Dalí en Figueres
Museo-Teatro Dalí – Trevor Huxham / Flickr.com

Como adelantábamos, el Teatro-Museo Dalí es uno de los principales atractivos culturales de la ciudad. Se encuentra emplazado en el antiguo Teatro Municipal de Figueres, que data del siglo XIX. Esta antigua edificación fue destruida durante la Guerra Civil y su restauración se aprovechó para darle un uso completamente diferente. En él trabajó el artista durante años, dejando huella de su particular personalidad.

El museo es un paraíso para los amantes del arte, ya que exhibe la mayor colección de obras del artista surrealista. Se pueden encontrar desde pinturas enormes hasta pequeñas, joyas y esculturas. También está aquí su tumba.

“Declaro la independencia de la imaginación y el derecho del hombre a su propia locura.”

– Salvador Dalí –

2. Castillo de Sant Ferrán

Castillo de San Ferrán en Figueres
Castillo de Sant Ferrán – Iakov Filimonov

Esta fortaleza domina la ciudad desde una colina situada en las afueras, al final de la Subida del Castillo. Esta fortaleza militar fue construida en el siglo XVIII con dimensiones colosales y más de tres kilómetros de perímetro.

Su gran plaza de armas y sus numerosos baluartes le daban una capacidad de albergar hasta seis mil soldados. Esta construcción de primer orden es el monumento en extensión más grande de Cataluña. Es, además, una de las fortalezas con baluartes más grandes de Europa.

3. Casco histórico

Figueres
Figueres – snob

El casco histórico de Figueres aún conserva vestigios de su antigua muralla defensiva, que data de la Edad Media. También es interesante admirar la Plaza del Ayuntamiento, de la época medieval, aunque remodelada en estilo neoclásico.

La plaza está rodeada de bellas construcciones. Destacan edificio consistorial o la Carrer Magre, donde se ubicaba la antigua judería.

4. La Rambla

Figueres
Figueres – manuelfloresv / Flickr.com

Es el principal eje de Figueres. Se trata de una vía bastante animada y concurrida que aglutina grandes construcciones arquitectónicas de los siglos XIX y XX, la mayoría construidos por la burguesía local de la época.

Pueden admirarse gran cantidad de edificios de estilo modernista. Entre ellos que destacan la Casa Puig-Soler, la Casa Cusí o la Casa Salleras. Otros de estilo neoclásico que también destacan son la Casa Polideseia, la Casa Bonaterra y la Casa del Cafè Progrés.

5. La Iglesia de Sant Pere

Figueres
Iglesia de Sant Pere – A.S.Floro

La Iglesia de Sant Pere es una construcción originalmente de estilo románico que fue reedificada en el siglo XIV en estilo gótico. Más tarde se le añadieron elementos como el crucero y el ábside, ambos del siglo XVIII. Esta bella iglesia fue el escenario de la boda del rey Felipe V con María Luisa de Saboya en 1701.

También es de interés la Capilla de Sant Sebastià, de origen medieval y remodelada a principios del siglo XVII, o el convento de los Caputxins, que data del siglo XVIII.

6. El Museo del Juguete

El Museo del Juguete fue inaugurado en 1982 con una gran colección que abarca varias décadas y muestra la evolución de los juguetes. En él se pueden encontrar juguetes de distintos países, algunos muy antiguos y otros que son una especie de versiones alternativas de los tradicionales.

Vale la pena dedicar una visita a la sala de las muñecas, donde se puede ver una muñeca que pertenecía a Salvador Dalí.

7. Museo de Empordá

Al ser Figueres la ciudad más grande del Empordá, cuenta con un museo que alberga todo tipo restos arqueológicos, como vasijas, cerámicas, funerarias y placas de piedra. También muestra varias esculturas y pinturas que van desde el siglo XIV hasta el siglo XX.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar