¿Qué se puede hacer gratis en Viena?

Pedro 15 febrero, 2017

Seguro que tienes muchas ganas de visitar la capital austríaca. Si quieres disfrutar de ella, y además ahorrarte un buen dinero, vamos a contarte las opciones para pasarlo genial y gratis en Viena.

Existen muchas opciones, desde museos que cuentan con entrada gratuita a miradores que te dejarán impresionado. Los amantes de la arquitectura pueden ver desde los restos de la antigua ciudad romana hasta la vanguardia a nivel arquitectónico del Campus de Economía.

¿Qué podemos ver gratis en Viena?

Para empezar por el recorrido gratis en Viena, te recomendamos tomar el tren S7 en vez del CAT para ir del aeropuerto a la capital, una inteligente forma de ahorrarse unos euros. Ahora sí, comenzamos con algunos edificios que recomendamos no perdernos en Viena.

1. El Ayuntamiento, Wiener Rathaus

Ayuntamiento de Viena
Ayuntamiento – Nataliya Nazarova

Existen tours guiados gratuitos por el edificio donde se encuentra la mayor autoridad de la ciudad. Estos tours son en alemán, pero también hay audioguías gratuitas en español para realizar la visita.

La plaza delante del imponente Ayuntamiento tiene mucha vida y en invierno se encuentra el mercado navideño. En época veraniega hay un festival de entrada gratuita que proyecta películas y otro tipo de actividades.

2. El Parlamento de Viena

Dicho edificio, en estilo neoclásico, fue construido entre 1874 y 1984. El centro de visitantes con información es de entrada gratuita, pero la visita al interior del parlamento no.

3. El Prater

Prater de Viena
Prater – creativemarc

El famoso parque tampoco te costará nada a no ser que quieras subir a alguna de sus atracciones, caso de la noria. La entrada a los palacios no es gratuita, pero sí que lo es el paseo por los jardines que en el pasado fueron de la familia imperial.

4. La catedral de Viena (Stephansdom)

Se ubica en Stephansplatz, en pleno corazón de la ciudad. Por fuera se puede reconocer por una gran torre en forma de aguja, la cual está construida en estilo gótico. Su altura de 137 metros hace posible que se pueda ver desde muchos puntos de Viena. Aunque la entrada es gratuita, las catacumbas o la torre son de pago.

5. Karlsplatz y Karlskirche

Karlskirche en Viena
Karlskirche – Mapics

Karlsplatz es una plaza monumental donde se encuentra la iglesia de San Carlos Borromeo, que es la que le da el nombre. La construyó Carlos VI en 1713 en estilo barroco. Las dos columnas trajanas de la fachada tienen 33 metros de altura y decoran los motivos de vida del santo.

En los alrededores de la plaza,existen otros edificios de gran tamaño. Descubrirás el Musikverein, que es la sala de conciertos y sede oficial de la filarmónica de Viena y la sala de exposiciones Künstlerhays, que también en museo de la historia de Viena.

6. Canal del Danubio

El paseo por este famoso canal no va a costarte nada. A lo largo del viaje vamos a encontrar bares, cafés y locales en un ambiente bastante animado. Esto se hace patente sobre todo en época estival. Algunos de los bares se ambientan en la playa, caso del Tel-Aviv Beach Bar.

7. Palacios

Palacio de Schonbrunn - Mariia Golovianko
Palacio de Schonbrunn – Mariia Golovianko

Al menos por fuera,merece la pena admirarlos. El palacio de Schönbrunn es el lugar más visitado de Viena. Fue construido en 1559, siendo la residencia de verano de María Teresa, emperatriz de Austria. Se le llama el Versalles vienés. Otros palacios que podemos nombrar son el Palacio Imperial de Hofburg o el Palacio Belvedere, conocido por sus jardines y vistas sobre la ciudad.

En el Ring podemos ver la mayor parte de los palacios que construyó en su tiempo los aristócratas, burguesía o industriales. Solo necesitamos pasear por esta calle famosa. Su estilo es de gran belleza, tanto los neobarrocos como los neorenacentistas. En la actualidad la mayor parte son hoteles de lujo o edificios del gobierno. Un ejemplo es el Arnold Schönberg, donde podemos entrar.

“Las calles de Viena están pavimentadas con cultura; las de otras ciudades con asfalto”

– Karl Krauss –

Esperamos que después de este artículo tengas claro dónde debes ir si quieres disfrutar de una visita gratis en Viena. Lo cierto es que pese a no ser una ciudad barata, sí que cuenta con sitios gratuitos que se pueden disfrutar y así ahorrarse unos euros que vendrán genial para otros gastos del viaje. Estamos ante una de las ciudades más bellas de toda Europa y del mundo, por lo que en ocasiones, con solo disfrutar de las vistas, ya nuestros sentidos notarán las sensaciones de una capital que rebosa arte.

Te puede gustar