Un paseo por Graz, la segunda ciudad de Austria

10 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Graz es un descubrimiento para los viajeros que recorren Austria. Es una ciudad tan atractiva como desconocida que, una vez que se visita, ya no se olvida.

Graz es, después de Viena, la segunda ciudad más grande de Austria. Pero no vamos a recomendar la visita a esta urbe por su tamaño o el número de sus habitantes, sino por las interesantes cosas que puede mostrar a los visitantes. Son atractivos que unas veces tienen mucho pasado y otras están cargados de presente, e incluso de futuro. Así que demos un paseo por las calles de Graz.

Graz, al sur de Austria

Visitar Graz es más que sencillo, ya que es una urbe prácticamente equidistante de varias capitales europeas. La primera, obviamente, Viena, la capital austriaca. Pero en un rango de unos 200 kilómetros también están Liubliana, la capital eslovena; Zagreb, la gran ciudad de Croacia; y Bratislava, la capital de Eslovaquia.

Es decir, que Graz es un nudo de comunicación en el centro de Europa y, por lo tanto, está excelentemente comunicada con diversos países tanto por carretera como por ferrocarril.

Qué ver en Graz

Ya que podemos llegar fácilmente y dada la distancia, puede ser una buena escapada desde Viena, para así tener una visión distinta de Austria. Aunque Graz sea la segunda ciudad del país, su tamaño es medio, por lo que todo queda muy recogido y a mano. Es como visitar un lugar con la atmósfera elegante de Centroeuropa muy concentrada en lugares como estos:

1. El casco antiguo

Mausoleo de Fernando II
Mausoleo de Fernando II

Antes que citar sitios concretos para visitar, hay que caminar sin rumbo fijo por su núcleo antiguo. Es un conjunto urbano peculiar, ya que en sus calles conviven edificios de diversas épocas, desde arte gótico de la Edad Media, hasta construcciones de nuestros días, pasando por el clasicismo del Renacimiento o la distinción del arte barroco.

En definitiva, que caminar entre esos contrastes es uno de los encantos de la ciudad, cuya visita tiene dos ámbitos. Por un lado, la parte baja, a orillas del río Mur, con el casco viejo propiamente dicho. Y por otra, la parte alta con el castillo, de hecho, vamos a comenzar por ahí.

El casco histórico de Graz forma parte de la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1999. 

2. El Schlossberg

Torre del Reloj de Graz
Torre del Reloj

Ascender hasta el colina del Castillo o Schlossberg se puede hacer a pie, subiendo desde el centro de la urbe. Pero también se puede tomar un funicular decimonónico desde el mismo río que nos lleva hasta la cima de la colina, donde se eleva la torre del Reloj.

En torno a esta torre se ven los restos de la vieja fortaleza de Graz. Pero, más que por sus restos monumentales, el interés del lugar lo proporcionan sus vistas, sobre todo la sensación extraordinaria de sus jardines y bosques en el corazón de la ciudad.

3. El castillo de Eggenberg

Castillo de Eggenberg
Castillo de Eggenberg

Por cierto, un poco más lejos del centro sí que se conserva mejor otro castillo. El de Eggenberg, al que recomendamos subir por la doble escalera de Burg. Y si alguien se para a contar las ventanas de la fortaleza, comprobará que en sus distintas fachadas hay una para cada día del año.

4. El Kunsthaus

Kunsthaus en Graz
Centro de Graz con la Kunsthaus

Volvemos a la parte baja de Graz, donde está el que a día de hoy es su monumento más emblemático: el Museo de Arte Contemporáneo o Kunsthaus.

Se trata de una institución de arquitectura extravagante, tanto, que hasta tiene el sobre nombre del ‘amigo extraterrestre’. Pero más allá de su aspecto, desde que se construyó en 2003 es el nuevo símbolo de la urbe, en un caso parecido a lo que pudo suponer el Museo Guggenheim en Bilbao.

5. La Murinsel

Isla artificial Murinsel
Murinsel

Casi enfrente del Kunstmuseum, en pleno cauce del río Mur, está la Murinsel. Es una isla artificial y otra de las infraestructuras culturales que legó a Graz su capitalidad cultural europea del año 2003. Es de lo más curioso y si durante tu visita a la ciudad hay algún concierto programado en este auditorio, procura acudir.

6. Viejos monumentos de Graz

Hautplatz de Graz
Hautplatz

Como hemos dicho, no todo es arquitectura actual. Graz tiene un rico patrimonio histórico, y la verdad es que casi imposible nombraros todos los lugares interesantes. Os recomendamos ir a sitios como la plaza Hautplatz, de extraordinaria belleza, y recorrer la calle Herrengasse, donde están el palacio barroco del Arsenal y la Landhaus con su exquisito patio interno.

Además, hay que visitar la iglesia Grazer Stadtpfarrkirche y la catedral. También hay que ver el reloj de carrillón que domina la plaza Glockenspielplatz, sin desmerecer el mausoleo del emperador Fernando II, con su delicado estilo manierista y el sarcófago del gobernante.

Y esto solo es para abrir boca, porque lo mejor es ir caminando por Graz y dejarse sorprender por su ambiente, su arte y sus atractivos, que no son pocos.

  • Graz. Portal oficial de turismo de Austria. Recuperado de https://www.austria.info/es/destinos/ciudades/graz
  • Los castillos de Estiria - Castillo de Eggenberg. Portal oficial de turismo de Austria. Recuperado de https://www.austria.info/es/actividades/ciudades-y-cultura/castillos-palacios/los-castillos-de-estiria