Visitamos los tesoros de Liubliana, una ciudad curiosa y elegante

· 28 febrero, 2017

Es conocida como “la Nueva Praga” por su gran parecido con la ciudad principal de República Checa. Pero además, nos recuerda otras urbes europeas tales como Viena, Ámsterdam y Salzburgo. En este artículo te proponemos un recorrido por la preciosa capital eslovena, vamos a descubrir los tesoros de Liubliana, y lo haremos entre castillos y dragones.

Liubliana, siempre pintoresca

La capital de Eslovenia es tan pequeña que puede ser recorrida a pie sin problemas durante todo un fin de semana. Sus calles adoquinadas, sus edificios antiguos y sus puentes nos harán viajar en el tiempo.

Aunque había asentamientos en la zona ya en el año 2000 a.C., lo cierto es que los romanos tuvieron que ver con la fundación de la ciudad en el siglo I a.C. Esta civilización se encargó de construir las murallas y las casas de ladrillo con paredes de mosaico y sistemas de calefacción y de alcantarillado público, muy avanzados para la época.

Liubliana en Eslovenia
Liubliana – Georgios Tsichlis

Destruida por los hunos, los ostrogodos y los lombardos, la historia de “Luvigana” cambiará en el siglo XIII. En esa época estaba dividida en tres partes: la ciudad vieja, la plaza de la ciudad y la ciudad nueva. En 1220 adquiere el estatuto de ciudad y el derecho de acuñar su moneda.

En el siglo XV Liubliana se hace famosa debido a su arte, ya que la mayoría de las edificaciones se reconstruyeron en estilo renacentista tras el terremoto de 1511.

Más cerca en el tiempo, después de la Primera Guerra Mundial, la ciudad se incorpora al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. Desde 1991 es la capital de Eslovenia (que forma parte de la Unión Europea desde 2004).

“Como todas las drogas, viajar requiere un aumento contante de las dosis.”

– John Dos Passos –

Los tesoros de Liubliana

Liubliana - Tomas Kulaja
Liubliana – Tomas Kulaja

Si bien te recomendamos que viajes a la capital eslovena en verano, cuando sus temperaturas oscilan en 26°C y los días son soleados, también puedes recorrerla en los meses más fríos. Ten en cuenta que al ser un destino para andar deberás estar bien abrigado.

Los principales atractivos turísticos de Liubliana están ubicados en el casco histórico. Vale decir que la arquitectura ha tomado mucho del estilo austriaco. El zona antigua está compuesto por dos barrios: el del Ayuntamiento (imperdible por la cantidad de monumentos) y el de los Caballeros de la Cruz (con varios puntos destacados como por ejemplo la iglesia de las Ursulinas). En tu paseo por la ciudad no te puedes perder:

1. Castillo de Liubliana

Castillo de Liubliana
Castillo de Liubliana – TTstudio

El más imponente de los tesoros de Liubliana es de estilo medieval y está localizado en la llamada “colina del castillo“, a 376 metros de altura y en medio de un bonito valle. El primer asentamiento en este lugar data del siglo XII a.C pero fueron los romanos quienes primero erigieron la fortaleza defensiva aquí.

En la Edad Media se construyó el castillo de madera y posteriormente, en 1335, se levantó una edificación circular y más grande según las órdenes del duque Federico III de Habsburgo. Se puede visitar la torre de los tiradores, el calabozo, la torre de Erasmo, el patio, el palacio, la capilla y la torre panorámica.

2.  Puente de los Dragones

Puente delos Dragones en Liubliana
Puente de los Dragones – S-F

Es el más famoso de todos los puentes que tiene la ciudad, por el que a diario circulan miles de vehículos para atravesar de un lado al otro del río Ljubljanica. En este lugar se encontraba el “puente de los Carniceros”, construido en 1820 y destruido en 1895 por un terremoto.

El nuevo se inauguró en 1901 y fue dedicado al emperador Francisco Jose I de Habsburgo Lorena. Tiene 20 estatuas de dragones (de allí el nombre), está hecho con vigas de hierro y fue revestido en asfalto en 1983.

3. Catedral de San Nicolás

Catedral de Liubliana
Catedral de Liubliana – akturer / Shutterstock.com

Es otro de los tesoros de Liubliana. En sus orígenes era una iglesia gótica que en el siglo XVIII se sustituyó por un edificio barroco. Su cúpula verde, sus torres gemelas y su bonito color beige la convierten en un hito de la ciudad. Está ubicada en la plaza San Cirilo y San Metodio, muy cerca del Ayuntamiento y el Mercado Central.

Otros atractivos de Liubliana son la iglesia Franciscana de la Anunciación, la Plaza Preseren, la fuente de Robba, el parque de Miklosic y Plaza de la República.