Un paseo por Manila, la capital de Filipinas

18 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Armando Cerra
Manila no es el gran emblema del turismo en Filipinas, pero sería una pena perdérsela durante un viaje a este país del Sudeste Asiático.
 

Manila, la capital de Filipinas, merece una visita. Es cierto que es una urbe caótica, con un crecimiento desmesurado e incontrolado y con zonas no muy recomendables para los turistas. Sin embargo, es interesante conocerla para descubrir el ambiente más típico del actual Sudeste Asiático. Sin olvidar que en Manila se guarda el conjunto monumental más amplio del país.

Moverse por Manila

Calles de Manila

La Gran Manila es una amplia área metropolitana que comprende 17 municipios diferentes que reúnen a varios millones de personas. No obstante, los viajeros en Manila se mueven básicamente por su zona histórica o por aquellas áreas más modernizadas que ofrecen una interesante oferta de ocio y donde también hay buenos hoteles para alojarse.

Para desplazarse entre estas zonas recomendamos dos medios de transporte. Por un lado, los taxis son la forma más directa y cómoda de moverse, si bien debéis saber que el tráfico es demencial, así que los atascos están asegurados. Algo que también se sufre en el otro transporte: los jeepney, que componen la colorida red de miniautobuses urbanos de Manila.

Intramuros de Manila

 

La zona histórica de Manila se llama Intramuros. Obviamente, aquí estaba la ciudad colonial española protegida por murallas. No obstante, hay que decir que se perdió muchísimo de su patrimonio debido a catástrofes naturales, pero sobre todo a causa de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Aun así, hay varios lugares de visita obligada:

1. El fuerte de Santiago

Fuerte de Santiago

Es el gran monumento del patrimonio de Manila. Es la fortaleza desde la que se vigilaba el tráfico marítimo y la llegada de los barcos que viajaban hasta este rincón de Asia desde otro punto del Imperio español en la otra orilla del océano Pacífico: Acapulco, en México.

2. Iglesia de San Agustín

Esta iglesia, junto a la reconstruida catedral de Manila, son los dos templos más atractivos de la ciudad. En este caso, es una obra barroca donde además reposan los restos de Miguel López de Legazpi, el primer gobernador español que tuvo en el siglo XVI el archipiélago filipino.

Iglesia de San Agustín de Manila
 

3. Casa Manila

A un paso de la iglesia de San Agustín se encuentra este edificio, que es uno de los pocos que guardan la arquitectura colonial más tradicional. Y además, desde hace un tiempo el interior de la Casa Manila es visitable ya que se ha transformado en un museo de carácter histórico, donde se pueden ver mobiliario y objetos de época.

Parque Rizal

Ya fuera de Intramuros se encuentra el parque Rizal o Luneta. Es el más frecuentado por los locales y un buen sitio para descansar del bullicio de la ciudad. Además, hay que visitar el Monumento a José Rizal. Es un monumento que tiene una réplica a miles de kilómetros, en Madrid.

Roxas Boulevard

Vista del Roxas Boulevard en Manila

Desde el parque de Rizal os recomendamos ir caminando hacia el mar, hacia el Roxas Boulevard y el paseo marítimo, y mucho mejor si os acercáis hacia el atardecer. Es cierto que aquí se pone el sol muy pronto, sobre las 18 horas, pero a cambio es espectacular ver como este acontecimiento diario se transforma en un espectáculo visual imperdible durante un viaje a Filipinas.

Chinatown de Manila

¿Sabías que Manila tiene el barrio chino más antiguo del mundo? Pues así es, y su origen nos devuelve a los tiempos de la colonia española, cuando se creó para acoger a los emigrantes chinos. Hoy es un buen lugar para hacer compras por Ongpin St, disfrutar de la gastronomía china o ver como conviven los templos católicos como los budistas.

 

Makati

Vista del distrito de Makati
Distrito de Makati

Makati es otro barrio que se debe  visitar durante una estancia en la ciudad, pero ahora no por razones históricas, sino por su modernidad. Es el nuevo distrito financiero de Manila y también el lugar más moderno para comprar, comer y divertirse de día y de noche.

Quiapo

Y nuestra última recomendación es visitar Quiapo. Es un sitio donde se toma contacto con una mayor autenticidad sobre el modo de vida manileño. Sin duda, es una visita con un encanto especial y que nos da una visión más amplia sobre los encantos de Filipinas, que van más allá de las paradisíacas playas de Palawan o la magia de la isla de Mindanao.