Damos un paseo por el Parque del Oeste de Madrid

Patricia 19 marzo, 2018
El Parque del Oeste es más que un pulmón de la capital española. Es un lugar para disfrutar de mil formas diferentes.

El Parque del Oeste, de estilo paisajista, es uno de los parques más emblemáticos, grandes e interesantes de Madrid. Se encuentra situado en el distrito de Moncloa y desde 1985 tiene el distintivo de parque histórico. Si quieres saber más sobre él, así como los tesoros que alberga, no dudes en seguir leyendo.

Historia del Parque del Oeste

Parque del Oeste de Madrid
Parque del Oeste – Bob Fisher / Flickr.com

El famoso parque, creado por el ingeniero agrónomo Celedonio Rodrigáñez y Vallejo, empezó a construirse en 1893, sobre unos terrenos que constituían la Tierra de San Antonio, al noroeste de Madrid. La primera fase contó tan solo con treinta y siete hectáreas de superficie.

En 1906 continuaron las obras de la segunda fase, con las que el parque se extendió hasta el Cuartel de la Montaña y, en paralelo, al paseo del Pintor Rosales. Dichas obras culminaron en 1914. Durante la Guerra Civil española el parque se convirtió en campo de batalla y allí se abrirían trincheras y búnkeres.

Finalizada la contienda, Cecilio Rodríguez, responsable de los parques municipales, inició la reconstrucción con diversas plantaciones y monumentos. Los trabajos que se prolongarían hasta finales de la década de los cuarenta. Hubo más ampliaciones, en los años 1956 y 1973, que configuraron el espacio tal y como lo conocemos hoy.

Qué ver en el Parque del Oeste

Parque del Oeste de Madrid
Parque del Oeste – Bob Fisher / Flickr.com

El Parque del Oeste está lleno de rincones llenos de encanto y de historia. Uno de ellos es la ría artificial, de unos 600 metros de longitud y con escalones que parecen minicascadas. Otro es la fuente de la Salud, a la que se acercan muchos madrileños atraídos por las cualidades curativas que dicen tener sus aguas, de ahí su nombre.

Otros espacios de interés del Parque del Oeste son el cementerio de La Florida, donde están enterrados los héroes del 2 de mayo; el gran cedro apodado “el Abuelo”, que destaca sobre el resto de los árboles y demás variedad de especies vegetales; o La Rosaleda, donde se pueden admirar cerca de 20.000 ejemplares de 600 especies diferentes de rosales.

“El jardín es una delicia para la vista y un consuelo para el alma.”

-Sa’di-

Más atractivos en el Parque del Oeste

Parque del Oeste de Madrid
Parque del Oeste – Jose Javier Martin Espartosa / Flickr.com

Como hemos visto antes, el Parque de Oeste sirvió de escenario durante la Guerra Civil española, por lo que en él aún se conservan algunos restos de dicha contienda. Más concretamente, se pueden ver tres búnkeres pertenecientes al bando nacional, que están bajo la protección de la Ley sobre Patrimonio Histórico Español.

Tampoco se puede dejar de montar en el teleférico, que une el Paseo del Pintor Rosales con la Casa de Campo. Y es que el trayecto, que dura unos 15 minutos, permite disfrutar de unas vistas preciosas del propio Parque del Oeste. También de otros espacios de la ciudad de Madrid, como el Palacio Real o la catedral de la Almudena.

Por otro lado, el Parque del Oeste alberga distintos monumentos y bustos que rinden homenaje a diferentes personalidades. Entre ellas se puede nombrar a la infanta Isabel, Jaime I el Conquistador, el abogado Paul Harris, el militar y político José de San Martín y Matorras y el general rioplatense José Gervasio de Artigas.

El Templo de Debod, la joya del Parque del Oeste

Templo de Debod – LucVi

Mención aparte requiere el Templo de Debod, uno de los edificios más famosos del Parque del Oeste. Se trata de un regalo que el Gobierno de Egipto le hizo al español en 1968 para salvaguardar algunos tesoros que corrían riesgo de quedar bajo las aguas de la presa de Asuán.

El Templo de Debod data del siglo II a.C. y originalmente estaba emplazado en una pequeña localidad del mismo nombre, situada a orillas del río Nilo. Y, aunque formaba parte indirectamente del santuario a la diosa Isis, en realidad su culto estaba dedicado al dios Amón de Debod.

En su traslado y reconstrucción en Madrid se mantuvo su orientación original, es decir, de este a oeste. Y para no perder detalle de su historia o de sus motivos decorativos, en el Templo de Debod se exponen maquetas, vídeos y proyecciones audiovisuales sobre sus paredes.

Como has visto, el Parque del Oeste es una auténtica joya en el centro de la ciudad. Un lugar para pasear tranquilamente y para descubrir parte de la historia de la capital española. Por cierto, desde él se contemplan unos atardeceres espectaculares.

Fotografía de portada: Bob Fisher / Flickr.com

Te puede gustar