El Parque de María Luisa de Sevilla y la Plaza de España

· 14 noviembre, 2018
Es uno de los lugares más idílicos de la capital andaluza. Y en uno de los extremos del parque se encuentra una de las joyas arquitectónicas de Sevilla: la Plaza de España.

El Parque de María Luisa de Sevilla fue el primer parque urbano de la ciudad andaluza. Es uno de sus pulmones verdes y alberga una de las joyas de la capital andaluza: la Plaza de España. Visitarlo es, por tanto, obligatorio. A continuación, te descubrimos su historia, así como los encantos que alberga. ¿Nos acompañas?

Historia del Parque de María Luisa de Sevilla

Parque de María Luisa de Sevilla
Parque de María Luisa

En el año 1849, los duques de Montpensier adquirieron el palacio de San Telmo. Encargaron entonces al francés André Lecolant la ejecución de un gran jardín. Este hizo lo propio siguiendo, principalmente, los dictados del paisajismo a la inglesa.

En 1893 la infanta María Luisa de Borbón cedió parte de dicho jardín a la ciudad. Hasta 1922 se realizaron grandes obras en él, aunque ya en 1914 el Parque de María Luisa de Sevilla estaba abierto al público.

Sin embargo, continuaron realizándose mejoras y ampliaciones. Así, entre 1931 y 1972 se añadieron diversas glorietas y monumentos que veremos en el siguiente apartado.

Qué ver en el Parque de María Luisa de Sevilla

El Parque de María Luisa de Sevilla está lleno de rincones encantadores. Merece la pena mencionar la glorieta de Bécquer, el sitio más romántico del parque. O el monte Gurugú, desde cuya cima se obtienen unas muy buenas vistas.

Glorieta de Bécquer en el Parque de María Luisa de Sevilla
Glorieta de Bécquer

También hay que detenerse en la Isleta de los Pájaros, donde ver pavos reales, patos o cisnes; o en la Fuente de las Ranas, la más antigua del parque.

Otro de los rincones recomendables es la glorieta Hermanos Álvarez Quintero. En ella hay un estanque central y dos bancos decorados con azulejos en los que aparecen los hermanos retratados.

Mientras tanto, en la glorieta de San Diego verás una bonita fuente. En ella hay tres estatuas que representan a Hispania, a la riqueza espiritual y a la material.

En el parque también está integrada la Plaza de América, donde se encuentran tres edificios construidos por Aníbal González entre 1913 y 1916. Todos ellos presentan estilos arquitectónicos distintos y son el Pabellón Real, el Museo Arqueológico de Sevilla y el Museo de Artes y Costumbres Populares.

Por otro lado, en los alrededores del Parque de María Luisa de Sevilla se conservan vestigios de la Expo del 29: la estatua del Cid, realizada por Anna Huntington; el Casino de la Exposición y el Teatro Lope de Vega, antiguo pabellón de Sevilla; o el pabellón de Portugal, hoy consulado de dicho país.

Horario del Parque de María Luisa

Para poder ver todos estos lugares y disfrutar de la belleza del parque puedes hacerlo de ocho de la mañana a diez de la noche en invierno, o a doce de la noche en verano. Para llegar a él debes dirigirte al paseo de las Delicias.

La preciosa Plaza de España

Como acabamos de ver, el Parque de María Luisa de Sevilla ofrece numerosas posibilidades. Sin embargo, su rincón más famoso es la Plaza de España. Un precioso recinto que se encuentra en la zona norte.

Plaza de España de Sevilla
Plaza de España de Sevilla

Se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Tiene forma semielíptica simbolizando el abrazo del país a sus antiguos territorios americanos. Una plaza enorme, con 50.000 m².

La plaza está rodeada por construcciones de ladrillo de aspecto mudéjar, entre ellas dos fantásticas torres. A sus pies se pueden ver grandes bancos decorados con azulejos de cerámica. En ellos se representa a las distintas provincias de España mediante escenas históricas.

Además, la Plaza de España está bordeada por un canal. Tiene quinientos quince metros y lo atraviesan cuatro puentes que representan los antiguos reinos de España. Un canal navegable, de ahí que sea muy buena opción alquilar una barca para admirar la belleza de la plaza.

Esta bella plaza ha sido escenario de infinidad de películas, por ello la Academia de Cine Europeo nombró Tesoro de la Cultura Cinematográfica Europea.

Por otro lado, en el área de la Plaza de España existen más lugares de interés. Se pueden mencionar la glorieta de Aníbal González, con una escultura en honor a este arquitecto; la glorieta de Goya, presidida por un gran ficus; y el Monumento a La Raza, con forma de mural y en el que se leen versos del poeta Rubén Darío.