Pangong Tso, un lago muy especial en el Himalaya

María Belén Acosta · 23 noviembre, 2019
Son muchos los turistas los que se acercan hasta el lago Pangong Tso para fotografiar uno de los paisajes más bellos e inhóspitos de la Tierra.

Uno de los destinos turísticos más demandados por los amantes de la fotografía, la naturaleza y el senderismo es el lago Pangong Tso. En pleno Himalaya, a más de 4000 metros de altura, podremos disfrutar de las vistas mágicas y sobrecogedoras del lago e incluso, si somos un poco atrevidos, darnos un chapuzón.

En este artículo queremos descubriros este rincón natural y ofreceros algunos consejos para disfrutar al máximo del viaje. El lago Pangong Tso puede ser una opción para tener en cuenta si buscamos un lugar donde sentirnos en paz con el planeta.

El lago Pangong Tso

Vista del lago Pangong Tso

Este lago se encuentra en el Himalaya, a nada menos que a 4250 metros de altura. Se extiende desde la India al Tíbet, a lo largo de 134 kilómetros. Como particularidad, decir que dos terceras partes del lago se encuentran dentro del territorio de China. En cuanto a su anchura, alcanza los cinco kilómetros en su punto más amplio. Es, por ello, el lago de agua salada más grande del mundo.

Debido a la altura a la que se encuentra, sus aguas saladas se mantienen siempre frías, llegando a congelarse durante el invierno. Sin embargo, durante la época estival, e incluso un par meses antes, el lago ofrece una imagen única. Es un paraje inhóspito considerado por muchos uno de los paisajes más increíbles del mundo.

Sus aguas cristalinas cambian de tono entre el azul y el verde intenso, ofreciendo un fuerte contraste con las altas montañas. Además, debido al agua salada, encontraremos un lugar donde observar algunas especies de aves migratorias. Pero a causa de sus aguas, la vegetación en torno al lago es bastante escasa y tampoco encontraremos peces o plantas acuáticas.

Descubriendo el lago Pangong Tso

Reflejos de las montañas en el lago

Durante el recorrido, un viaje máximo de cinco horas en vehículo, cruzaremos diferentes pasos de montaña hasta llegar a nuestro destino. El más conocido es el paso de Changla, que se encuentra nada menos que a 5360 metros sobre el nivel del mar y que es uno de los más altos del mundo.

Ya en nuestro destino, quedaremos sin aliento ante el paisaje espectacular que ofrece el lago Pangong Tso. Sus aguas cristalinas reflejan como un espejo las montañas que lo rodean. Sin duda alguna, merece la pena pasar un rato fotografiando la zona. También podremos tomar fotos únicas en algunos de sus diversos miradores situados cerca de la orilla.

Para los amantes de las aves, este lugar ofrece la oportunidad de ver especies migratorias como son los patos Brahmini y los gansos de Barra.

Durante los meses de verano se habilitan zonas de acampada donde podremos disfrutar de los cambios de color de sus aguas debido a la incidencia del sol, pero también del silencio y la paz que transmiten sus noches. Además, si decidimos visitarlo a principios de mayo podremos encontrar restos de nieve, por lo que es muy importante llevar ropa de abrigo y calzado de seguridad.

Consejos útiles para el viaje

Templo a la orilla del lago

Si queremos llegar al lago, podremos hacerlo mediante vehículo propio. El lago se encuentra a cinco horas desde Leh, la capital de Ladakh. Aun así, debemos recordar que el estado de la carretera que nos llevará a nuestro destino no se encuentra en las mejores condiciones y que también tiene un trazado complicado.

Sin embargo, y a pesar de que la ruta no es apta para todo tipo de viajeros a menos que se tenga espíritu aventurero, se ha convertido en una de las peregrinaciones favoritas tanto de turistas internacionales como de los propios habitantes del país.

También debemos recordar que el lago solo es visitable de mayo a septiembre. Además, es necesario un permiso especial para acceder él y no se permite la entrada a grupos formados por menos de cuatro personas.

No encontraremos zonas de descanso cerca del lago, ni hoteles u otros servicios. Sin embargo, durante la temporada de verano, sí podremos pernoctar en algunos de los campamentos que rodean el lago.

Otra opción para pasar la noche o estar varios días por la zona es hacer parada en el pueblo de Spangmik. Este, que también se encuentra a varias horas de viaje del lago de Pangong Tso, ofrece un ambiente rural tradicional y unas vistas espectaculares de las montañas.

  • Pangong Lake. Ladakh Tourism. Recuperado de http://www.ladakhtourism.in/Pangong-Lake.aspx
  • Lago Pangong (s.f.). En EcuRed. Recuperado el 23 de noviembre, 2019 de https://www.ecured.cu/Lago_Pangong