Visitamos el Palacio de los Dueñas de Medina del Campo

En esta ocasión visitamos uno de los mejores exponentes de la arquitectura noble de Valladolid, en Castilla y León. El Palacio de los Dueñas, en Medina del Campo, es un precioso edificio de corte renacentista, catalogado como Monumento Nacional, que merece la pena conocer.

Medina del Campo en el siglo XVI

Medina del Campo
Medina del Campo – lowsun / Shutterstock.com

Para comprender el porqué de esta bella construcción tenemos que viajar en el tiempo hacia mediados del siglo XVI, cuando Medina del Campo vivía su época de esplendor debido a las ferias que organizaba desde el siglo XV. Fue el señor de la villa, Fernando de Antequera, quien comenzó a organizarlas, aprovechando el éxito de la economía castellana y el apoyo que tenía por parte de los Reyes Católicos.

El pueblo, además, extendió sus actividades hacia el sector financiero, de pagos y cambios, y se convirtió en un enclave dominante incluso a nivel internacional. Aquí se juntaban mercaderes y financieros no solo de España sino también de Francia, Italia y los Países Bajos. Medina del Campo, pues, era diferente a otras localidades vecinas.

El Palacio de los Dueñas

Fachada del Palacio de los Dueñas
FaAchada – Alberto / Flickr.com

Por ese entonces, un hidalgo miembro del Real Consejo de Indias regresa de Perú y se instala en este lugar. Así, en 1528 comienza a construir una casa señorial en un solar intramuros, pero separada de las calles donde se llevaban a cabo las ferias.

El arquitecto del proyecto fue Luis de Vega, conocido por haber hecho el Palacio Real de Valladolid. Cuando el dueño del palacio muere, pasa a su hijo y luego a su nieta, casada con Rodrigo de Dueñas, un importante banquero y consejero de Carlos V. Por ello el edificio toma su nombre. En 1916 fue adquirido por los marqueses de Argüeso y en 1950 pasó a manos de los duques de Sueca. En la actualidad es un centro de enseñanza.

“Vive, viaja, corre aventuras, bendice y no lo lamentes.”

-Jack Kerouac-

Características del Palacio de los Dueñas

El edificio es de planta cuadrada y tiene dos alturas (una de ellas con una torreta, antes tenía dos). La fachada es sobria, fue hecha con ladrillo y piedra caliza y cuenta con dos ventanas en planta baja cubiertas con rejas. Las aberturas de la primera planta están terminadas en balcones.

A los costados de la puerta de acceso tiene dos columnas, que sostienen un dintel donde se puede ver el escudo de los Beltrán de Mella.

Escalinata del Palacio de Dueñas
Escalinata – José Manuel Benito Álvarez / commons.wikimedia.org

Una vez en el interior nos recibe un zaguán maravilloso cubierto por casetones cuadrados. Luego, se accede al patio, que, sin duda, es lo más bonito de todo el conjunto. De forma rectangular y con dos plantas, sostenido por columnas y arcos, se pueden ver los medallones de los reyes y reinas de Castilla en orden cronológico desde Fernando I a Felipe el Hermoso.

Para comunicar la planta baja con la superior podemos subir por la escalera de tipo claustral con diversas estatuas. Frente a ella hay una segunda escalera más pequeña.

El resto de las dependencias han sido reformadas y la única que conserva un friso de decoración renacentista es una de la plata superior. En la parte trasera había un gran jardín, pero fue reemplazado por las aulas del centro de enseñanza.

¿Qué más ver en Medina del Campo?

La Mota, uno de los castillos de España más bonitos
Castillo de la Mota – stephane seco / Flickr.com

El Palacio de los Dueñas es uno de los grandes atractivos de la villa, pero no el único. No hay que olvidar que aquí se encuentra el magnífico castillo de La Mota, situado en una elevación del terreno y que se puede desde toda la comarca. Desde allí comenzaba el recinto amurallado (aún se conservan algunos restos).

Además, puedes conocer la Colegiata de San Antolín, en la Plaza Mayor, construida en varios estilos entre los siglos XVI y XVIII. Custodia el pendón de los Reyes Católicos y alberga también un retablo plateresco, las capillas de las Angustias, una sillería del coro y un espectacular órgano.

Por último, Medina del Campo es conocida por formar parte de cuatro itinerarios culturales: la Ruta de Carlos V (Carlos I de Castilla), la Ruta de los Castillos de Valladolid, el Camino de Santiago desde Valencia y las Huellas de Santa Teresa.

Fotografía de portada: Alberto /Flickr.com

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar