¿Qué ver en Medina del Campo?

· 7 marzo, 2016

Dentro de la comunidad de Castilla y León, más precisamente en Valladolid, se encuentra esta  hermosa villa. Medina del Campo, con una gran historia y tradición, nos ofrece su tranquilidad para que la exploremos en una escapada… ¡Te enamorarás de ella!

Medina del Campo: prehistórica, antigua y medieval

La historia de Medina del Campo es más que dilatada. Esta  zona ya fue habitada durante el Neolítico. Las piezas halladas lo demuestran, así como también la permanencia de grupos de personas en el Calcolítico, caracterizada por el uso del bronce.

En lo que se conoce como Edad Antigua fue el lugar elegido por los vacceos, una tribu de valientes guerreros. Los romanos también vivieron aquí y e hicieron lo suyo los visigodos y los reyes de Aragón.

Medina del Campo fue testigo de la guerras castellanas, la de las Comunidades (donde sufrió un gran incendio conocido como la quema de Medina) y de la Guerra Civil.

Imperdibles de Medina del Campo

Los amantes de la gastronomía y de la vida rural tienen en Medina del Campo su paraíso. Cuando vayas a esta hermosa villa te recomendamos que visites los siguientes atractivos:

1. El Castillo de la Mota

Fue construido en el siglo XII y posteriormente ampliado. Se trata de un pilar fundamental durante la Edad Media española y llama la atención por su color rojizo (debido a que fue empleado el ladrillo).

La torre del Homenaje, con cerca de 40 metros de altura, es una de las más grandes de toda Europa y forma parte de este conjunto arquitectónico impresionante.

Castillo de la Mota en Medina del Campo
Castillo de la Mota – guillermo77

El castillo está situado en una elevación del terreno y permite disfrutar de vistas panorámicas de toda la villa. De sus laterales comenzaban las murallas de protección de las cuales podemos ver algunos restos.

“En la del Campo secular Medina, junto al rubio Castillo de la Mota, que al cielo de Castilla yergue rota su torre, cual blasón de la ruina de aquella hidalga tierra isabelina.”

-Miguel de Unamuno-

2. Palacio de las Dueñas

Es una construcción de estilo renacentista del siglo XVI y declarada Monumento Histórico-Artístico. Las ordenes de erigir dicha residencia fueron de Diego Beltrán. Para diseñar los planos contrató al arquitecto del rey Carlos I, Luis de la Vega.

Palacio deDueñas en Medina del Campo
Palacio de Dueñas – Alberto / Flickr.com

Tiene dos plantas cuadradas y una torre pequeña en una de sus esquinas. El claustro y el artesonado son dos puntos de gran belleza en el palacio.

3. Colegiata de San Antolín

Otro de los edificios más importantes de Medina del Campo y está ubicado en las inmediaciones de la Plaza Mayor. Es de estilo gótico, aunque también confluyen otras manifestaciones artísticas y arquitectónicas.

Colegiata de San Antolín en Medina del Campo
Colegiata de San Antolín – Rastrojo / es.wikipedia.org

Comenzó a construirse en el siglo XVI y terminó en el XVIII. También tuvo modificaciones posteriores (por ejemplo en 1903 la capilla fue remodelada).

Esta obra de Juan Gil de Hontañón custodia el Pendón de los Reyes Católicos y en su interior también podemos encontrar retablos y pinturas renacentistas. Las capillas, el órgano y la sillería del coro son dignos de admiración.

4. Capilla de San Juan de la Cruz

Lleva ese nombre porque fue el sitio donde celebró la primera misa, en agosto de 1568. El hermano del santo, Francisco de Yepes, fue enterrado en este lugar.

Homenaje a San Juan de la Cruz en Medina del Campo
Homenaje a San Juan de la Cruz – Iglesia en Valladolid / Flickr.com

Si bien por fuera no tiene una decoración demasiado llamativa, el interior te dejará boquiabierto gracias a sus pinturas en el techo y las paredes con lienzos del siglo XVI que relatan la vida religiosa de San Juan de la Cruz.

5. Plaza Mayor de la Hispanidad

En este sitio se celebraban las famosas ferias donde los mercaderes de las regiones cercanas llegaban a vender sus productos. Estos eventos ayudaron a que Medina del Campo en particular, y Castilla en general, se desarrollaran.

Alrededor de la plaza están la Colegiata, el Palacio Real, el Ayuntamiento y el monumento a Isabel la Católica, que murió en la ciudad en 1504.

Como si todo esto no fuera suficiente, en la villa también puedes disfrutar del Museo de las Ferias, la capilla del Milenio, la casa de los Mier o la taberna Mohino (donde comer la especialidad: el chuletón).