El palacio de Beylerbeyi y el barrio de Eyüp en Estambul

· 6 febrero, 2019
La parte asiática de Estambul guarda joyas como la mezquita de Eyüp o el pequeño palacio de Beylerbeyi.

Estambul tiene lugares maravillosos y uno de ellos es el palacio de Beylerbeyi. En la parte asiática de la ciudad más multicultural del mundo, puedes disfrutar de la que fuera residencia de sultanes desde su construcción, a mediados del siglo XIX. Es más modesto que otros palacios de la ciudad, pero igualmente hermoso.

Pero además, en el lado asiático que separan las aguas del Bósforo, y tras cruzar su famoso puente, también encontrarás otras zonas que son igual de interesantes, como el distrito de Eyüp. Sumergirte en estos barrios es hacerlo en una parte importante de la historia de la ciudad.

Visita el palacio de Beylerbeyi

Vista del Palacio de Beylerbeyi en Estambul
Palacio de Beylerbeyi

Una vez atravieses el puente del Bósforo, la imagen del palacio de Beylerbeyi comenzará a enamorarte. Ya en el cruce del estrecho, va a deslumbrarte su arquitectura exterior, con la presencia de los pabellones de baño. Son dos, uno exclusivo para mujeres y otro destinado a los hombres.

La construcción en mármol de este edificio atrae el interés de todo el que pasa junto a él. A lo lejos, mientras cruzas el puente, da la impresión de que el palacio de Beylerbeyi flota sobre las aguas. Una magnífica instantánea que enamora a cualquiera que puede disfrutar de ella.

El interior del palacio

Interior del palacio de Beylerbeyi
Interior del palacio de Beylerbeyi

Si hay una estancia que destaca sobre el resto, esa es la sala de recepción. Su belleza es particular, pues en su interior hay una fuente y un estanque que atraen todas miradas de los turistas. Pero en la visita al palacio de Beylerbeyi verás otras muchas estancias y grandes salas.

En el recorrido podrás apreciar que la decoración procede de muy diversos países, aunque lo que más llame la atención sean las grandes lámparas de araña. Hay que tener presente que el palacio de Beylerbeyi se construyó como residencia para los sultanes del Imperio otomano, de ahí esa riqueza.

Por otra parte, en el edificio es muy importante la presencia del agua. Está repleto de estanques, fuentes y piscinas. Y cuenta con un sistema de agua corriente que cumple una doble función. Refrescar el entorno y como particular ‘banda sonora’. El sonido relajante del agua se escucha en todo el edificio y crea un ambiente único.

En el palacio hay que descubrir también sus jardines. La decoración en ellos también está muy cuidada, por lo que se convierten en un rincón encantador para los turistas que acuden a la parte asiática de Estambul.

Conoce el distrito de Eyüp

Barrio de Eyüp con la mezquita
Barrio de Eyüp

No es una de las principales zonas turísticas de Estambul, pero el distrito de Eyüp no te dejará indiferente. Su principal monumento es la mezquita que lleva el mismo nombre. En ella podrás ser consciente del fuerte sentimiento religioso de la población en esta zona.

En cuanto a su historia, esta mezquita cuenta con una muy particular. Se supone que aquí está enterrado el portaestandarte de Mahoma, Ayyub Al-Ansari. Se piensa que murió en este lugar en el siglo VII. Pero fue varios siglos después, en el XV, cuando un sultán encontró la tumba y ordenó construir la mezquita en su lugar.

Esta mezquita, como otras, se puede visitar, siempre que no sea horario de oración. En el interior, quedarás asombrado con su maravillosa estética, que transmite una sensación de pureza gracias al color blanco de mármol.

Cementerio de Eyüp

Tumbas del cementerio de Eyüp en Estambul
Cementerio de Eyüp – Maria / Flcikr.com

En el barrio de Eyüp destaca también su cementerio. La zona se destinó a lugar de enterramiento tras la construcción de la mezquita. Muchas personas querían ser sepultadas junto al lugar donde permanece Ayyub Al-Ansari.

De esta manera, la montaña donde está ubicado se convierte en un camposanto muy singular. Las esculturas y las propias lápidas permanecen al aire libre, a la vista de cualquiera. A este lugar acuden muchos musulmanes que van a rezar a la mezquita, pero también miles de turistas.

Los cementerios, en ocasiones, suelen ser un destino buscado por viajeros que aprecian la belleza de estos lugares. Y, en este sentido, el de Eyüp guarda un encanto particular por la zona en la que está situado.