Ópera Estatal de Viena: información práctica para la visita

· 6 febrero, 2019
Disfrutar de la ópera es una de las experiencias que hay que vivir en Viena. Y se pueden encontrar entradas por solo 3 o 4 euros.

La Ópera Estatal de Viena es uno de los templos para los amantes de la música. Melómanos llegados de todo el mundo viajan a la capital austriaca para disfrutar de uno de los espectáculos más famosos. Al menos en el apartado cultural y musical, y es que la ópera y Viena están indiscutiblemente unidos.

Si vas a visitar la ciudad y tienes la oportunidad de acudir a una representación, no dudes en hacerlo. La experiencia que vivirás será única. Para que no puedas poner excusas, te ofrecemos toda la información que necesitas. Te contamos desde cómo comprar las entradas a las mejores indicaciones para elegir tu ropa.

Conseguir entradas para la Ópera Estatal de Viena

Sala principal de la Ópera Estatal de Viena
Interior de la ópera – Yuan / Flickr.com

Puede que vayas a visitar Viena y te preocupen la dificultad para conseguir entradas o su precio. Pero has de saber que ni la uno ni lo otro son problema. Se pueden adquirir entradas a precios muy bajos.

Es cierto que las mejores butacas pueden superar los 100 euros. También es verdad que estos lugares se suelen ocupar enseguida, pues en el mes de abril salen a la venta las entradas para todas las funciones del próximo año. Pero no te preocupes, podrás acudir a la Ópera Estatal de Viena y, además, sin gastar apenas dinero.

En cada función hay una parte de la entrada que no se vende en el momento. Y hay plazas con un precio de 3 y 4 euros. El único inconveniente es que tendrás que ver el espectáculo de pie, pero la experiencia va a merecer completamente la pena.

Estas entradas pueden comprarse en la web oficial. También es posible comprarlas el mismo día de la obra, aunque seguramente tengas que hacer cola durante una o dos horas.

Los billetes de 3 euros tienen reservada una parte a los pies del escenario, por lo que, aunque sea de pie, nunca se te va a olvidar lo allí vivido. En cambio, las entradas de 4 euros se reparten por la parte más alta del teatro.

Si deseas adquirir entradas económicas en el momento, cuanto antes acudas a hacer cola junto a las taquillas de la Ópera Estatal de Viena, más facilidad tendrás para elegir el sitio que prefieres.

Visitas guiadas

Escalera principal de la Ópera Estatal de Viena
Escalera principal – Yuan / Flickr.com

Si crees que la ópera no te va a gustar, o no tienes ganas de estar varias horas de pie, tienes otra opción para conocer la Ópera Estatal de Viena. Es posible recorrer el edificio mediante una visita guiada. Estas visitas se realizan en grupos y muestran las diferentes partes de esta magnífica construcción.

Tras acceder por el vestíbulo principal, las visitas suben por las escaleras para llegar hasta el gran auditorio. También conoceréis el escenario, la Sala de Mármol o el salón del té. Las visitas guiadas se realizan en varios idiomas, así que no tendrás problema en conocer todos los secretos de la Ópera Estatal de Viena.

Cómo ir vestido

Sala principal – Yuan / Flickr.com

Puede que lo que más te preocupe a la hora de ir a la Ópera Estatal de Viena es qué ponerte. Quizá no tengas un traje elegante o un vestido para las mejores galas y no sabes cómo vestir para un evento como este. Tampoco debes preocuparte.

La realidad es que se ve a muchos hombres con traje y corbata. Y a mujeres con vestidos de todo tipo: largos, cortos, coloridos y de muchos estilos diferentes. Lo que debes saber es que también es común acudir sin ir tan arreglado. Unos pantalones sencillos y una camisa o jersey son igualmente aceptados.

Es decir, que no tendréis problemas por acudir con ropa del día a día. El estereotipo de traje chaqué y vestidos elegantes es igual que el del precio, y aleja a muchas personas de la ópera. Hay que que dejar claro que no es así. No necesitas ir de gala para ver una función.

Y un pequeño consejo. Si llevas una bufanda, úsala para guardar tu sitio en la zona de entradas de 4 euros si quieres salir un momento al baño, antes de que comience la actuación. De esta manera, nadie ocupará esa ubicación durante tu ausencia.