La Ópera Nacional de Hungría, una visita obligada en Budapest

19 julio, 2018
Elegante por fuera y espectacular por dentro. El edificio de la Ópera es una de las construcciones más bonitas de Budapest.

Budapest es una de las ciudades más bellas no solo de Hungría, sino de Europa. Uno de los edificios más bonitos de la capital húngara es la Ópera Nacional de Hungría. Se trata de un claro ejemplo de la elegancia y cuidado arquitectónico. Pero, ¿por qué es tan especial? ¿Qué es lo que la convierte en un lugar de obligada visita? ¡Lo descubrimos aquí!

Nos adentramos en la maravillosa Ópera Nacional de Hungría

La Ópera Nacional de Hungría abrió sus puertas el 27 de septiembre de 1884. Tras 9 años de construcción, el edificio en forma de herradura veía la luz y se preparaba para competir con las óperas de París y de Viena.

Ópera Nacional de Hungría en Budapest
Gilbert Sopakuwa / Flickr.com

El arquitecto encargado de dirigir la construcción fue Miklós Ybl, de nacionalidad húngara. Trabajó bajo las órdenes del emperador austriaco Francisco José I.

Durante años, fue uno de los lugares más selectos de la ciudad y el preferido de la realeza. En concreto, de la emperatriz de Austria y reina consorte de Hungría, Sissi. En ocasiones llegaba a acudir ella sola a su palco para presenciar las obras y conciertos que se organizaban en su sala.

Por estas instalaciones han pasado compositores y directores musicales y teatrales de gran prestigio. Por ejemplo, Richard Strauss, Wilhelm Furtwängler, Otto Klemperer o Gustav Mahler. A día de hoy, tiene una capacidad para unas 1300 personas, aunque en sus inicios podía abordar hasta 2000.

Horarios y organización de la visita

Escalinata de la Ópera nacional de Hungría
Miroslav Petrasko / Flickr.com

La Ópera Nacional de Hungría se encuentra en el centro de Budapest, en la avenida Andrássy, número 22. Se puede llegar fácilmente caminando o utilizando el transporte público. Puedes tomar la línea 105 de autobús. O también, si lo prefieres, puedes tomar la línea 1 de metro (amarilla) y bajarte en la parada de la ópera (Operaház).

Para visitar la Ópera Nacional de Hungría tienes dos opciones. En primer lugar, puedes hacer una visita guiada en castellano todos los días entre las 3 y las 4 de la tarde. Las entradas puedes adquirirlas en taquilla por un precio de nueve euros adultos y 6 euros estudiantes.

Tras la finalización de la visita podrás ver un concierto de 5 minutos por menos de dos euros. Ojo, ¡ve con antelación! En temporada las entradas suelen agotarse.

Si prefieres verla en todo su esplendor, lo más lógico es comprar una entrada para la ópera. Al fin y al cabo, verás una representación y podrás disfrutar al máximo de todos sus encantos. El precio varía dependiendo de la función, aunque el máximo que puedes llegar a pagar son unos 50 euros. También hay opciones más económicas.

¿Por qué visitar la Ópera Nacional de Hungría?

Sala de la Ópera Nacional de Hungría
Miroslav Petrasko / Flickr.com

Si tras esta lectura todavía no estás convencido para visitar la Ópera Nacional de Hungría, estás a punto de dar el último paso. Primero, es importante que tengas en cuenta que este lugar es uno de los edificios de ópera más apreciados del mundo. ¿La razón? Muy simple: es uno de los recintos con mejor acústica musical.

Además, si de por sí Budapest no fuese ya lo suficientemente bella, con la Ópera Nacional cerraremos nuestra visita a la capital con broche de oro. Es, sin ninguna duda, uno de los edificios más bonitos de la ciudad.

Y de su belleza podemos hablar tanto por fuera, donde es evidente la elegancia y el cuidado de la fachada, como por dentro. Los interiores están formados por suelos de mármol, una preciosa escalinata y una decoración exquisita.

Por último, si eres un amante de la música y sobre todo de la música clásica, en la Ópera Nacional de Hungría se encuentra la sede de la Orquesta Filarmónica de Budapest. Se trata de una de las mejores orquestas del continente. Eso sí, si visitas el monumento, recuerda llevar permiso para tomar fotografías, ya que no están permitidas.

“Los diferentes ingredientes de la ópera son la poesía, la música y los decorados. La poesía habla a nuestro espíritu, la música a nuestro oído, la pintura a nuestros ojos, y todo junto contribuye a conmover nuestro corazón.”

-Jean-Jacques Rousseau-

Esta es la información que puede ser de interés si te gusta la música o vas a viajar a Budapest. ¿Cómo te sentirías en uno de los lugares con espectáculos musicales de mayor calidad? La Ópera Nacional de Hungría, en todo su esplendor, te invita a vivir una experiencia inolvidable. ¡No desaproveches la oportunidad!

Te puede gustar