Najac, uno de los pueblos más bonitos del sur de Francia

Álvaro Gómez·
06 Enero, 2020
Encaramado sobre un promontorio rocoso y dominado por un castillo, Najac está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia.
 

Najac es uno de esos pueblos que parece haber salido de un cuento. De hecho, está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia. Está al sur de país y, dadas sus reducidas dimensiones, podrás visitarlo en unas horas, lo que te permitirá continuar la ruta para descubrir otros pueblos maravillosos que hay en la zona.

En cualquier caso, Najac te impresionará por el encanto de su casco antiguo y por la belleza de las colinas boscosas que lo rodean. ¿Qué podemos ver en este pueblo? Vamos a descubrirlo.

Visita Najac, en la región de Occitania

Vista de Najac
Vista de Najac – Jean Miche TEX / Flickr.com

No se te olvide subrayar el nombre de Najac cuando organices tu visita a los pueblos de la región francesa de Occitania. Este es uno de los más bellos, y en él verás multitud de rincones espectaculares en los que querrás fotografiarte.

Pero incluso ya antes de llegar a él quedarás fascinado. Najac se alza sobre una colina, junto al cauce del río Aveyron, que aquí forma un meandro que parece abrazar al pueblo.

Lo mejor de esta localidad son las fachadas de los edificios que descubrirás en un paseo por sus calles. Sus casas son de piedra y tienen tejados de pizarra, algo muy característico de la región y que le dan un toque medieval que te encantará.

 

El castillo: la joya de Najac

Castillo de Najac
Castillo de Najac

Lo primero que observarás es el increíble protagonismo del castillo de Najac, pues se ve desde la mayor parte de los rincones de esta curiosa villa. Se trata de una fortaleza que, por su situación, resultó inexpugnable. No se tiene constancia de que en algún momento de su historia fuera tomada por enemigos.

Su construcción comenzó en el siglo XIII, sobre una pequeña fortificación ya existente. En las primeras planificaciones ya se decidió que la torre no fuera independiente y se destinara al recinto interior. Esta torre principal alcanza los 40 metros de altura y cuenta con unos muros de más de dos metros de grosor.

Se puede subir a lo alto de la torre. Hay que hacerlo por una estrecha escalera de caracol con más de cien peldaños. La recompensa son unas magníficas vistas del pueblo.

Además, el castillo está defendido por una muralla que le rodea. Esa construcción tiene un metro de grosor y unos 8 metros de altura en sus puntos más altos.

Qué más podemos ver en Najac

Iglesia de San Juan Evangelista de Najac
Iglesia de San Juan Evangelista – Solergabriel / Wikimedia Commons
 

Otra gran edificación de Najac es la iglesia de San Juan Evangelista, de estilo gótico. Un edificio con una curiosa historia. Fue la Inquisición quien ordenó construirlo a modo de condena para los vecinos que apoyaron la doctrina cátara, a la que la Iglesia acusó de herejía.

En su interior se observa la amplitud y, sobre todo, la claridad, potenciada por el blanco que impera y las pequeñas vidrieras. Este templo se encuentra en un paraje fantástico desde el que tendremos muy buenas vistas.

En Najac también hay que pararse en la plaza de Faubourg. Una plaza rodeada de soportales que te hará viajar a los mercados medievales. De hecho, aún se ubica aquí el mercado, por lo que podrás hacerte una idea de cómo era en la Edad Media.

En un corto paseo desde la plaza llegarás hasta la fuente de los Cónsules. Con más de dos metros de longitud, esta fuente se construyó a mediados del siglo XIV y muestra entre sus ornamentos las figuras de un obispo y un rey.

Y una última postal maravillosa es la que ofrece la Casa del Gobernador. Con un torreón de base esférica y un pórtico a mitad de altura, este edificio se convierte en uno de los más especiales de este precioso pueblo.

Otros pueblos del sur de Francia

Conques en Francia
Conques
 

El sur de Francia esconde otros muchos pueblos tan increíbles como este de Najac. De hecho, en la propia región de Occitania encontrarás varios que están incluidos en la lista de localidades más bellas del país.

Por eso conviene que en tu viaje al sur de Francia planifiques una ruta en coche que te permita descubrir algunas otras de estas villas. Entre ellas, merece la pena destacar Belcastel, Conques, Sainte-Eulalie-d’Olt, Peyre o La Couvertoirade entre otras.

«]