La muralla romana de Lugo, Patrimonio de la Humanidad

Cristina Blanco 24 febrero, 2018
La muralla de Lugo es especial porque es la única de la época romana que se conserva en perfecto estado. Vamos a recorrerla para admirar toda su belleza.

España conserva un magnífico patrimonio monumental. En esta ocasión, queremos descubrir una de sus joyas más antiguas y hermosas. Viajamos a Galicia para recorrer la muralla romana de Lugo, una muralla que, a pesar de tener una historia milenaria, se conserva en perfecto estado. ¿Quieres verla?

La muralla romana de Lugo, la más especial del mundo

Adarve de la muralla romana de Lugo
Adarve de la muralla – Vicente Maza Gómez / commons.wikimedia.org

Hay muchos vestigios del Imperio romano en Europa, como la ciudad de Pompeya, el Coliseo o el mismísimo acueducto de la ciudad de Segovia. Pero si hay algo que hace diferente a la muralla romana de Lugo es que es la única en el mundo que se conserva entera. Por esta razón, ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad.

La muralla se construyó en el siglo III, tiene una longitud de 2,2 kilómetros y diez puertas de entrada. A lo largo de las mismas se alzan 71 torres de las 85 originales. En el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por su estado de conservación y su indudable belleza.

Partes de la muralla

La estructura defensiva de la muralla romana de Lugo estaba formada por el foso, que dificultaba la entrada de las tropas defensivas, y el intervallum, un espacio entre la muralla y los edificios. Por lo demás, lo que más destaca de la muralla son sus diez puertas, cinco romanas y cinco que se construyeron después. Estas son las más importantes:

1. Puerta de Santiago

Puerta de Santiago de la muralla romana de Lugo
Puerta de Santiago – P.Lameiro 7 commons.wikimedia.org

Es de la época romana, aunque ha sido modificada. Se la conoce también como puerta del Postigo. Era una puerta que durante una época solo utilizaban miembros de la Iglesia para acceder a las huertas.

2. Puerta Miñá

Es otra puerta de entrada de origen romano y es una de las que apenas se ha modificado. Recibe este nombre porque se encuentra a la orilla del río Miño. Cuenta con una bóveda de cañón y un arco de medio punto. Y muy cerca hay un recinto pensado para el cuerpo de guardia.

3. Puerta de San Pedro

Puerta en la muralla romana de Lugo
Puerta de San Pedro – Jose Luis Cernadas Iglesias / Flickr.com

Es otra puerta romana que servía para dar acceso al camino que llevaba a Castilla, en dirección a Astorga. En la actualidad es un punto de paso del Camino de Santiago. Está flanqueada por dos torreones y también tiene un recinto para el cuerpo de guardia. En el exterior hay un escudo de la ciudad de Lugo.

4. Puerta Falsa

Es otra puerta romana muy modificada, popularmente conocida como puerta del Boquete. Fue cerrada en varias ocasiones. La primera en la Edad Media, aunque se abrió ya en el siglo XVII, cuando se creó el Hospital San Bertomeu. Durante años fue la puerta por la que entraban y salían los correos hasta A Coruña.

5. Puerta Nueva

Es la última puerta romana, que permitía la salida hacia Betanzos. Fue reconstruida durante la época medieval y más tarde, en el año 1900, por Juan Álvarez de Mendoza, debido a que se encontraba en mal estado. Desde ella se puede apreciar una espectacular estampa de la ciudad de Lugo con la catedral al fondo.

Importancia de la muralla romana de Lugo

Muralla romana de Lugo
Lienzo de la muralla – Jose Luis Cernadas Iglesias / Flickr.com

Dicen las leyendas que la muralla romana de Lugo se construyó para proteger un bosque, el “Bosque Sagrado de Augusto”, en latín Lucus Augusti, de donde procede el nombre de Lugo. Pero lo cierto es que la muralla lo que delimita es el casco histórico de la ciudad y que sirvió para sellar de forma definitiva la anexión del noroeste de la península al Imperio romano.

Han pasado siglos y sigue orgullosa en pie. Y no solo eso, sino que es reconocida a nivel  mundial. De hecho, está hermanada con otra muralla, aunque muy distinta: la Gran Muralla China. Fue en 2007 cuando las ciudades de Lugo y Qinhuangdao, donde se encuentra el primer tramo de importancia de la muralla china, unieron sus espíritus.

“Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo”.

-Pablo Neruda-

La muralla romana de Lugo es una de las maravillas de España que nadie puede perderse. Y desde el año 2015 forma parte del Camino de Santiago gracias a una ampliación que se realizó. Por ello, todos los peregrinos pueden pasar por la ciudad y disfrutar de unas vistas capaces de hacerlos viajar en el tiempo.

Te puede gustar