Mogarraz, un hermoso pueblo en la Sierra de Francia

· 16 marzo, 2016

En la provincia de Salamanca, en plena Sierra de Francia, se levanta la hermosa localidad de Mogarraz. Forma parte del exclusivo y honorable grupo de “los pueblos más bonitos de España”, y por supuesto que esta distinción no es para nada equivocada. Te invitamos a dar un paseo por Mogarraz ¡Acompáñanos!

Mogarraz natural

La Sierra de Francia envuelve de una manera totalmente mágica a Mogarraz. Este sistema de más de 600 km² y que no sabe de límites geográficos o políticos es el marco natural de este bello pueblo, junto a 31 municipios más.

Por si todo esto fuera poco, esta localidad está situada dentro de un espacio natural protegido conocido como el Parque de las Batuecas, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Podemos destacar allí las sierras y el monte bien marcado por el río Alagón.

Sierra de Francia
Sierra de Francia – Luis Daniel Carbia Cabeza / commons.wikimedia.org

La Peña de Francia es el pico más alto de todo este conjunto natural y del parque, compartido por 15 municipios, entre los que se encuentra Mogarraz.

Dar un paseo por la parte natural de esta localidad es sinónimo de hallar especies de flora y fauna de todo tipo: bosques de robles y de castaños, alcornocales, pinares mediterráneos y encinares que son el hogar de cigueñas, palomas, mirlos, perdices y tórtolas, entre otros.

Mogarraz medieval

Pero Mogarraz no solo es naturaleza y vida al aire libre, también es cultura e historia. En sus 9 km² de extensión podemos hallar una estructura urbanística medieval, con calles de trazado irregular y estrechas que le valieron el título de Bien de Interés Cultural.

Calle de Mogarraz
Calle de Mogarraz – Asier Sarasua Aranberri / Flickr.com

La historia de este lugar está relacionada con el proyecto de repoblación de la Sierra de Francia con franceses, gascones y rosollones ideado por los reyes leoneses durante la Edad Media. Mogarraz formó parte del alfoz de Miranda del Castañar, tras ser creado en 1213 por el rey Alfonso IX de León. Más tarde, en 1833, fue anexado a la provincia de Salamanca.

La arquitectura civil y militar se ha conservado en perfecto estado debido a su aislamiento natural. Las casas tradicionales tienen fachadas con entramados de madera y mampostería repleta de símbolos grabados en piedra. Casas en las que no pueden faltar las balconadas típicas de esta zona.

Qué ver en Mogarraz

Casas típicas de Mogarraz
Mogarraz – Nacho Jorganes / Flickr.com

Mogarraz tiene numerosos puntos de interés. Entre los sitios que no te puedes perder se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves, con su altar barroco, su planta de cruz latina y su campanario. Precisamente la torre del campanil, que data del siglo XVII, es el elemento más característico de Mogarraz, una construcción de arquitectura militar que en el pasado se usó como defensa.

También debes parar en la Plaza Mayor (de forma ovalada y donde se desarrollaban los festejos taurinos), en la fuente del Humilladero y en el Museo Etnográfico “Casa de las Artesanías”, que expone objetos trabajados en cuero y oro, trajes y bordados.

Ermita en Mogarraz
Mogarraz – Alfonso de Tomas / Shutterstock.com

Cuando estés caminando por el casco antiguo de la localidad detén tu mirada en los dinteles de algunas viviendas, grabados esculpidos en granito que hablan con epigramas sobre la fe y nos indican el año de construcción. Además podrás visualizar el trazado urbano con influencia árabe y judía.

“España es una tierra donde hay pocas cosas, pero donde cada una parece estar de un modo sustantivo y eterno.”

-Jorge Luis Borges-

Tradiciones en Mogarraz

En Mogarraz se mantiene un tradición muy popular y antigua, la del cerdo de San Antón. Un animal que se suelta por las calles y que durante meses es alimentado por los vecinos.  El dueño del portal donde el cerdo se acueste al atardecer es el encargado de darle cobijo por la noche.

Cerdo de San Antón en Mogarraz
Cerdo de San Antón en Mogarraz – Alfonso de Tomas / Shutterstock.com

El 17 de enero, día de San Antón, es sorteado entre los que compran un número y a quien le toque en suerte debe poner otro cerdito el 13 de junio, cuando es bautizado por el cura del pueblo. Y todo vuelve a empezar.

Mogarraz es sin dudas un lugar repleto de historias y tradiciones… no puedes dejar de visitar esta joya.