La Alberca, un pueblo precioso de Salamanca

La Alberca, un pueblo precioso de Salamanca

La Alberca es un lugar con todo el sabor de tiempos pasados. Un precioso pueblo declarado de interés cultural y Patrimonio Histórico de España situado en el corazón de la provincia de Salamanca, en medio de unos paisajes de gran belleza ¿Quieres conocer esta encantadora localidad? ¡Entonces sigue leyendo!

Miles y miles de años de historia te esperan

Los inicios de La Alberca se remontan a muchos siglos antes de la llegada de los romanos, según los vestigios hallados en la zona. Si bien no se han encontrado demasiados datos sobre la época visigoda, se sabe, por ejemplo, que se reutilizó material para construir una ermita.

Los mayores cambios en este poblado ocurren en plena Edad Media, entre los siglos XII y XIII, cuando el rey Alfonso IX de León decidió que un grupo de personas se instalara allí, muchos de ellos de origen francés.

Plaza Mayor

Plaza Mayor – Alfonso de Tomas

Uno de los hitos de la historia de la Alberca es que en 1434 se encontró escondida la imagen de la Virgen de la Peña de Francia. Este sitio, por supuesto, se convirtió en un santuario para los peregrinos del Camino de Santiago que llegan desde el sur por la Vía de la Plata.

Cuenta la tradición, por otro lado, que en ese mismo siglo las mujeres locales vencieron a las tropas portuguesas de Prior de Ocrato. Victoria que se sigue festejando el segundo día de Pascua.

“Un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir.”

-Alberto Lleras Camargo-

En 1833 el pueblo se integró en la provincia de Salamanca y en 1940 pasó a ser el primer municipio español honrado con el título de “Monumento Histórico-Artístico”.

La Alberca, el pueblo de 40 manzanas

La Alberca

La Alberca – inacio pires

Esa es la extensión de este pintoresco pueblo. A lo largo de sus pocas calles delimitadas de manera muy poco “formal” (no tienen forma de manzanas cuadradas sino que cada una tiene una fisonomía diferente) hay cerca de 20 puntos que no te puedes perder en tu viaje. Los más destacados son:

Plaza Mayor

En pleno corazón de Alberca, su centro y su vida. Está rodeada de diversos edificios antiguos y tradicionales como la Casa Ducal y el Ayuntamiento. Se destacan los balcones bellamente adornados con coloridas macetas. Una de las características de la arquitectura tradicional de esta zona.

Casas típicas de La Alberca

Casas típicas de La Alberca – Jose Lledo

En el centro de la plaza podemos disfrutar de una hermosa fuente y un crucero que data del siglo XVIII e incluye grabados de los símbolos de la Pasión de Cristo.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Fue construida en el siglo XVIII sobre los restos de otra de la que solo quedaba una gran torre. La nueva obra cuenta con una planta de cruz, tres naves abovedadas y un púlpito de granito policromado del siglo XVI. Los estilos de esta iglesia son neoclásico y barroco.

Iglesia de La Alberca

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción – Jose Lledo

La gran torre tiene 212 años más que la iglesia y fue costeada por los duques de Alba. Tiene un escudo de armas esculpido y varias campanas que acompañan en cada momento de la vida de los albercanos. En 1520, cuenta la historia, faltaba metal para terminar las asas. Los pobladores no dudaron en donar sus joyas para que la obra pueda finalizarse.

Ermitas

En el centro y alrededores de la Alberca podemos recorrer sus históricas ermitas. La más importante es la de Nuestra Señora de Majadas Viejas, a 3 kilómetros del pueblo y en medio de un encantador bosque de robles y castaños, a la vera del camino de Santiago. Albergaba la imagen de una virgen románica del siglo XII que hoy se encuentra en la iglesia parroquial.

Hay otras cuatro ermitas interesantes: la de San Marcos (sobre una colina, del siglo XVIII y de la que solo quedan las ruinas), la del Humilladero (en el pueblo, de 1678 y lugar de procesión en Semana Santa), la de San Blas (reconstruida en 1813, se celebra allí el Día del Pendón) y la de San Antonio (también punto de procesiones, data del año 1670).

Parque Natural de las Batuecas

Sierra de Francia

Sierra de Francia – Jose Angel / Flickr.com

Se trata de un hermoso bosque en medio de un valle donde se pueden ver pinturas rupestres, una gran diversidad de flora y fauna y un monasterio de los padres carmelitas que fue construido en el siglo XVI. Los senderos para recorrer el parque te llevarán por numerosas ermitas en ruinas desperdigadas por doquier.

El valle de las Batuecas tiene acceso natural por Las Mestas, punto exacto donde los ríos Batuecas y Ladrillar se unen. Si quieres caminar 5 kilómetros desde, allí puedes llegar al convento Carmelita del Desierto.

Peña de Francia

Se encuentra dentro del paraje natural de la Sierra de Francia, a espaldas de La Alberca. Es un lugar muy importante para la historia de la zona, ya que un colono francés llamado Simón Vela encontró allí, en el siglo XV, la imagen de una virgen, la Virgen de la Peña de Francia, que ya hemos nombrado.

En su honor, los padres dominicos construyeron un santuario al que muchos peregrinos se acercan para rezarle a la Virgen. Creyente o no, no dejes de subir a este lugar, desde él hay unas increíbles vistas de toda la zona.

Te puede gustar