Mapa de Europa: elige tu próximo destino

Europa es uno de los continentes más pequeños, pero también uno de los que más encantos alberga. De ahí que con tantas ciudades por conocer a veces no sepamos por dónde empezar nuestro itinerario turístico. A continuación,  trazamos un mapa de Europa por zonas, para que descubras cuál se adapta mejor a tus preferencias. ¿Nos acompañas?

Países mediterráneos, primera parada en el mapa de Europa

Coliseo Romano, parada en el mapa de Europa
Coliseo Romano – S.Borisov

Uno de los países mediterráneos por excelencia es Italia, que ofrece múltiples posibilidades: conocer la grandeza de Roma; pasear en góndola por los canales venecianos; fotografiar la Torre de Pisa; disfrutar de la gastronomía de Génova o visitar el museo al aire libre que es Florencia. De ahí se puede viajar a Malta, cuya capital, La Valeta, posee un área histórica muy densa.

Igual de recomendable es Grecia. En ella no solo destaca Atenas con sus monumentos históricos, como la Acrópolis o el Partenón, también sus islas. Algunas de las más famosas son Miconos, por sus playas de ensueño y su animada vida nocturna; Creta, donde disfrutar de la gastronomía; o Santorini, de una belleza y una configuración geológica única.

Otras posibilidades

Lagos de Plitvice en Croacia
Lagos de Plitvice, Croacia – Fesus Robert

Otros países mediterráneos que no se pueden pasar por alto son Croacia, con ciudades tan bellas como Dubrovnik o parques naturales como los lagos de Plitvice; Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro y Macedonia, que conserva un importante patrimonio religioso bizantino. Y no hay que olvidar Serbia, Bulgaria y Albania.

Francia y España también también están bañadas por el Mediterráneo. En la primera habría que mencionar Marsella, rica en patrimonio cultural, moderna y dinámica; o Niza, uno de los centros de la turística Costa Azul. Respecto a la segunda, Barcelona, Valencia, Málaga o las islas Baleares son algunos de los destinos que hacen las delicias de los turistas.

“Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos.”

-Jawaharial Nehru-

Europa Atlántica

Edimburgo en Escocia
Edimburgo – Shaiith

De los países bañados por el Mediterráneo pasamos a aquellos que lo están por el océano Atlántico. De esta forma, nos encontramos nuevamente con Francia, pero también con países como Bélgica o los Países Bajos. De ambos sobresalen sus capitales: Bruselas, con sus múltiples puntos de interés, como la Grand Place; y Ámsterdam, con sus preciosos canales.

De ahí nos vamos a Gran Bretaña y así recorrer los valles salvajes de las Highlands o las misteriosas calles de Edimburgo; o conocer de primera mano Londres y sus míticos monumentos (el Big Ben, la Torre de Londres, el Palacio de Buckingham…).

La siguiente parada en nuestro mapa de Europa es Irlanda. En la “Isla Esmeralda” podrás saborear la deliciosa cerveza Guinness; asombrarte con los acantilados de Moher o la Calzada de los Gigantes y  visitar la encantadora Dublín.

Además, la Europa Altántica está conformada por los países escandinavos: Dinamarca, del que sobresale su capital, Copenhague; Finlandia, con sus paisajes irrepetibles; Islandia, cuyo mayor atractivo son los fenómenos naturales; Noruega, con sus espectaculares fiordos; y Suecia, que alberga catorce lugares declarados Patrimonio de la Humanidad.

Europa Central 

Puerta de Brandenburgo en Berlín
Puerta de Brandenburgo, Berlín – Nattee Chalermtiragool

Esta parte del continente cuenta con países como Alemania. En él se pueden visitar su capital, Berlín, cuya importancia histórica se refleja en atractivos turísticos como el Muro; Hamburgo y sus monumentos; Colonia y su espectacular catedral gótica; o Múnich. De ahí nos trasladamos a Polonia, con ciudades tan importantes y bellas como Varsovia o Cracovia.

Por otro lado, Europa Central alberga una de las rutas turísticas más famosas: la conocida como “triángulo imperial”, que recorre las capitales de Austria, República Checa y Hungría. El nombre se debe a que las ciudades que nos ocupan (Viena, Praga y Budapest) son un reflejo del lujo y el esplendor de los antiguos imperios europeos.

Los que prefieran el turismo de montaña siempre pueden viajar a Suiza, ya que Los Alpes ocupan el 70% del territorio del país. Pasear por algunos de sus pueblos más famosos (Interlaken, Grindelwald…), a la vez que se disfruta de su entorno natural privilegiado, no tiene precio. Aunque Suiza es mucho más que paisajes. Zúrich o Ginebra son ejemplos de ello.

Europa Oriental 

Plaza Roja de Moscú
Plaza Roja, Moscú – Baturina Yuliya

Está encabezada por Rusia. Dado que es el país europeo de mayor extensión son numerosas las posibilidades que ofrece: recorrer los palacios de San Petersburgo y trasladarnos a la época zarista; admirar la grandeza de Moscú; aprender la historia de Nízhniy Nóvgorod a través de su arquitectura; o realizar un crucero por el río Volga para conocer ciudades como Kazán o Samara.

Otros países pertenecientes a Europa Oriental igual de interesantes son Rumanía, Bulgaria, Ucrania, Moldavia, Bielorrusia, Lituania, Letonia y Estonia. Estos tres últimos se pueden visitar de manera conjunta para así descubrir a la vez la belleza de sus capitales: Vilna, Riga y Tallin. En ellos acabamos nuestro recorrido por el mapa de Europa.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar