Magdeburgo, la ciudad verde alemana

· 20 julio, 2016

Magdeburgo, conocida como la ciudadela verde, es una de las ciudades alemanas más bonitas y con más historia por contar. El verde de su naturaleza se entremezcla a la perfección con sus antiguos monumentos, así como también con sus edificaciones más modernas. Magdeburgo es una ciudad de contrastes, una ciudad que sin lugar a dudas amarás desde el primer instante.

La historia de Magdeburgo

La historia de Magdeburgo se remonta al año 805, fecha en la cual se tienen las primeras referencias de la misma. Con más de 1200 años a sus espaldas, se trata de una de las ciudades más interesantes y fascinantes de Sajonia-Anhalt.

1. Catedral de Magdeburgo

La catedral de Magdeburgo, oficialmente conocida como catedral de los Santos Mauricio y Catalina, es una de las primeras catedrales de estilo gótico de Alemania. Esta impresionante edificación es, además, una de las catedrales más altas de la antigua República Democrática Alemana.

Catedral de Magdeburgo
Catedral de Magdeburgo – Wolfgang Zwanzger

La construcción de este templo comenzó en el año 1209 y duró un poco más de 300 años. Uno de sus aspectos más destacados es el arte que la caracteriza, y es que pese a los saqueos que ha sufrido a lo largo de los años, todavía conserva una extensa representación artística que cubre desde la Edad Media hasta el arte contemporáneo.

Algunas de las piezas de  arte más destacadas de la catedral de Magdeburgo son los antiguos pilares de mármol y granito transportados desde Rávena hasta esta ciudad, los cuales fueron utilizados para la construcción de la primera iglesia en el año 937.

También son relevantes la escultura de San Mauricio, que data del año 1250 aproximadamente; la pila bautismal, que proceden de Egipto; las esculturas de las cinco vírgenes sabias y las cinco necias, y muchas otras más.

2. Jahrtausendturm

Jahrtausendturm es una de las torres de madera más altas del mundo, la misma alberga una gran exposición sobre el desarrollo de la ciencia. Uno de los aspectos más interesantes del Jahrtausendturm es que el visitante no se limita al simple papel de espectador, ya que regularmente se hacen experimentos descriptivos, los cuales permiten una mayor interacción y aprendizaje.

Jahrtausendturm en Magdeburgo
Jahrtausendturm – Diwanb / commons.wikimedia.org

En esta emblemática torre también se podrá hacer un recorrido sobre la historia y evolución de la humanidad a través de los últimos 6.000 años. La superficie de exposición supera los 8.000 metros cuadrados divididos en seis plantas, a las cuales se puede acceder internamente o a través de una escalera de madera que recorre el exterior de la torre.

Durante todo el recorrido, el visitante podrá observar y experimentar alrededor de 80 montajes interactivos. Definitivamente se trata de uno de los lugares más interesantes para visitar en esta magnífica ciudad.

Magdeburgo y la naturaleza

3. Reserva de la Biosfera del Elba Medio

La Reserva de la Biosfera del Elba Medio es, como su propio nombre indica, una gran reserva protegida de más de 400 kilómetros cuadrados. Uno de los aspectos más destacados de esta reserva es que contiene los prados de agua interconectados más grandes de Europa Media. En este sentido se incluyen las llanuras inundables del Elba y los ríos Mulde y Elba.

Río Elba
Río Elba – Oleg Senkov

La Reserva de la Biosfera del Elba Medio alberga una gran diversidad de especies animales y plantas. Más de 250 especies de aves, 130 de abejas, 50 de libélulas y más de 1.000 especies botánicas.

Esta reserva es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, y es que es un lugar ideal para pasar un día diferente rodeado por la paz que solo la naturaleza puede transmitirnos.

4. Invernaderos de Gruson

Los invernaderos de Gruson son otro de esos lugares imprescindibles por visitar en Magdeburgo. Se trata de un jardín botánico de más de 4.000 metros cuadrados, en el cual podrás encontrar una amplia y variada exposición de plantas exóticas, como por ejemplo cactus, palmeras, bambú, bromelias, camelias, helechos y muchas más.

“Viajar es más que ver lo que hay para ver; es iniciar un cambio en nuestras ideas sobre lo que es vivir que continúa en nosotros de manera profunda y permanente”.

-Miriam Beard-

Magdeburgo es una ciudad fascinante que definitivamente vale la pena visitar. Este maravilloso destino es la combinación ideal entre cultura, historia, naturaleza y modernidad, por lo que podemos garantizarte que no te aburrirás ni un solo día de tu estancia. ¿Te animas a conocer Magdeburgo?