Madeira, archipiélago primaveral

· 8 enero, 2016

Con 2 islas habitadas y 3 “desertas”, Madeira es una zona preciosa de Portugal que se caracteriza por su clima suave en todo el año. Ubicada a 400 kilómetros de Tenerife y a 770 de las Azores, es un paraíso que vale la pena conocer al menos una vez en la vida. Te invitamos a dar un paseo por este archipiélago de origen volcánico… ¡no te arrepentirás!

Madeira: De maderas, emperadores y vinos

Si bien podemos pensar que la actividad turística comenzó hace algunos años atrás, ya en el siglo XIX varios viajeros “célebres” llegaron a la isla para disfrutar de una estancia de varias semanas o meses. Los casos más importantes son los de la emperatriz Sissi y los emperadores Carlos I de Austria (que falleció en Madeira) y Maximiliano I de México.

Funchal n Madeira
Funchal – photobeginner

La capital es Funchal y está al sur de la isla más grande del archipiélago. La zona fue conocida por los romanos y redescubiertas tiempo después (en el siglo XV) por navegantes portugueses. El nombre, que en español significa “madera”, se debe a que podemos encontrar un bosque húmedo de Macaronesia, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Las temperaturas son agradables y oscilan entre los 17 y los 26°C. Esto se debe a su posición geográfica y a la topografía montañosa. Además, el clima oceánico subtropical está influido por las corrientes del Golfo.

Jardín tropical en Madeira
Jardín tropical, Funchal – A_Mikhail

¿Eres de los que aman ir a un lugar por su gastronomía? Entonces Madeira es perfecto para ti. Entre los platos principales tenemos la sopa de tomate y cebolla, el atún con maíz frito, la sopa de pescado y el puerco agrio con ajo. Entre los postres encontramos pasteles de miel y de trigo.

Y si además te gusta de disfrutar de un buen vino… ¡este archipiélago te encantará! Se producen cuatro variedades en las viñas locales: seco, semi seco, semi dulce y dulce. No puedes perderte tampoco los licores de frutas tropicales y miel.

Atractivos de Madeira

La isla que vio nacer al astro del fútbol portugués Cristiano Ronaldo tiene muchos lugares esperándote. ¡Conoce los más interesantes!

Funchal

Funchal en Madeira
Funchal – Vlada Z

La capital del archipiélago tiene un ambiente relajado y al mismo tiempo sofisticado. Es una ciudad cosmopolita, principal centro de comercio y puerto de escala para cruceros. Su patrimonio histórico es realmente abultado y permite disfrutar no solo de la vida nocturna sino también de las hermosas vistas de las montañas.

No dejes de recorrer el Mercado dos Lavradores donde comprar desde artesanía a pescado fresco y flores o frutas. También puedes pasear por la catedral (Sé), que fue construida en 1485 en estilo manuelino. Caminando por la avenida más importante encontrarás monumentos, jardines, galerías y museos que llamarán tu atención.

Costa y montañas

Punta de San Lorenzo en Madeira
Punta de San Lorenzo – Anilah

Como ya te hemos dicho en Madeira abunda la naturaleza. Saliendo de Funchal podrás disfrutar de una gran cantidad de paisajes: acantilados, bahías, calas y por supuesto las escarpadas montañas con cumbres neblinosas y microclima propio.

“Madeira es un jardín, en el mundo no hay igual. Su encanto no tiene fin, es hija de Portugal.”

-Fragmento de la canción “Bailinho da Madeira”, de Amália Rodrigues-

Porto Santo

Porto Santo en Madeira
Porto Santo – Francisco Caravana

Es la otra isla habitada del archipiélago de Madeira. Distan 43 kilómetros una de la otra y en su capital, Vila Baleira, vivió Cristóbal Colón. Fue descubierta en 1418 por órdenes del rey Juan I de Portugal.

Tiene un noreste montañoso con acantilados y un suroeste llano de costas. Cuenta con un aeropuerto y un pequeño puerto (Porto de Abrigo) al cual llegan los ferries procedentes de Funchal. Los sitios turísticos son los picos do Castelo y do Facho, el islote de Cal, la Fonte de Arena y la Ponta da Calheta.

Islas Desertas

Ilhéu da Cal en MAdeira
Ilhéu da Cal – Armando Frazao

Son 3 y se llaman Ilhéu Chao, Bugio y Deserta Grande. Su clima es desértico con muchos acantilados y reptiles de gran tamaño. Albergan una colonia de focas monje del Mediterráneo y son una reserva natural desde el año 1995. Están al suroeste de Funchal y son un santuario de aves marinas. Si te gusta la fauna local (atención que hay tarántulas y cabras salvajes), puedes hacer una excursión a estas islas.

Si estás planificando ir a Madeira te recomendamos que lo hagas cuando se celebran sus fiestas más importantes: desfiles de Carnaval, Fiesta de la Flor y Festival Atlántico.