4 monumentos históricos de España que debes conocer

Adrián Pérez 28 diciembre, 2015

Con su larguísima historia, España cuenta con una inmensa variedad de monumentos que narran las historias escondidas de este país. Una gran riqueza arquitectónica y artística que adorna las calles de infinidad de pueblos y ciudades y que ha convertido a España en referente del turismo cultural a nivel mundial.

Arte románico, gótico, barroco…todas las grandes corrientes artísticas cuentan con maravillosas manifestaciones en España. Cruzamos el país y nos detenemos en cuatro lugares que son de visita obligada ¡Pero hay muchos más!

1. La Alhambra, Granada

La Alhambra
La Alhambra, Granada – In Green

Es un maravilloso conjunto de palacios que servían como fortaleza del reino nazarí. Edificada entre los siglos XIII y XIV, La Alhambra (significa “la roja” en árabe) es una de las construcciones árabes más antiguas del mundo y su hermosura no radica solo en su arquitectura, sino también en su fantástico emplazamiento.

Algunas de las atracciones que brinda La Alhambra como monumento histórico son:

  • La alcazaba: construcción militar cuyas obras comenzaron en el siglo XI, aunque se fue ampliando y modificando en los siguientes siglos. Este era el lugar donde vivían las tropas y donde se encontraban los cuarteles. Destacan en ella  la plaza de Armas y el jardín de los Adarves.
  • Los palacios nazaríes: su construcción es posterior a la alcazaba. Difícil resulta describir su belleza. Rincones como el patio de los Leones o el de los Arrallanes, la sala de los Reyes o la de las Dos Hermanas son dignos de admiración.
  • Generalife: lugar de descanso de los reyes nazaríes, destacan sus maravillosos jardines.
  • Palacio de Carlos V: a pesar del contraste que supone su fisonomía con la de las construcciones árabes, es también de una belleza singular.

2. Catedral de Santiago de Compostela, A Coruña

Catedral de Santiago de Compostela
Catedral de Santiago de Compostela – Bruno Ismael Silva Alves

Según la tradición, en esta catedral reposan los restos del Apóstol Santiago el Mayor, que difundió el cristianismo en la Península Ibérica. Por ello recibe cada año a miles de peregrinos que acaban aquí un recorrido maravilloso y único en el mundo, el Camino de Santiago.

Las obras de este magnífico templo se iniciaron en el año 1071, pero presenta elementos arquitectónicos de diversos estilos, desde el románico hasta el barroco de su fachada. Merece la pena detenerse a admirar:

  • Pórtico de la Gloria: una maravillosa obra del maestro Mateo dividida en tres arcos de medio punto en los que se representan momentos del Antiguo Testamento.
  • Fachada del Obradoiro: de las fachadas de la catedral esta destaca sin ninguna duda. Una increíble obra de estilo barroco que se construyó para proteger el Pórtico de la Gloria.
  • Cripta: es el lugar en  el que reposan los restos del santo, visita obligada del interior de un templo que, además destaca por sus fantásticas capillas.
  • Botafumeiro: un enorme y bellísimo incensario de nada menos que  1,60 metros y 62 kilos de peso que solo se utiliza en ocasiones muy especiales. Funciona mediante un sistema de poleas y cuerdas que le posibilitan “volar”, por el interior de la catedral.

3. Basílica de la Sagrada Familia, Barcelona

Sagrada Familia de Barcelona
Sagrada Familia, Barcelona – 135pixels / Shutterstock.com

Empezó siendo de estructura neogótica, pero cuando el arquitecto catalán Antoni Gaudí se hizo cargo del proyecto propuso algo mucho más innovador y avanzado, un edificio monumental con planta de cruz latina, de dimensiones inmensas y elevadísimas torres.

La Sagrada Familia se convirtió así en el icono del modernismo catalán. Todo ello a pesar de estar inacabada, más de un siglo después del inicio de las obras, estas continúan, intentando siempre respetar el espíritu del gran arquitecto.

En Barcelona, la Sagrada Familia es visita obligatoria. Sus amplios ventanales y la mágica luz que ofrecen al interior, sus esbeltas torres y los portales de sus fachadas enamoran al momento.

“No hay que lamentar que yo no pueda acabar el templo. Yo me haré viejo, pero otros vendrán detrás mío. Lo que debe conservarse siempre es el espíritu de la obra, pero su vida tiene que depender de las generaciones que se la transmiten y con las cuales vive y se encarna.”

-Antoni Gaudí-

4. El Monasterio de El Escorial, Madrid

Monasterio de El Escorial
Monasterio de El Escorial, Madrid – Marques

Fue Felipe II quien ordenó levantar este magnífico lugar. El monasterio de El Escorial fue diseñado por Juan Bautista, aunque fue Juan de Herrera quien se encargó de dirigir gran parte de la obra.

Monumental se mire por donde se mire, el monasterio de El Escorial no es solo una asombrosa obra arquitectónica cargada de simbolismo. En sus más de 4.000 habitaciones se guardan verdaderos tesoros artísticos: pinturas, esculturas, tapices, relojes…

Destaca su esplendida biblioteca, maravillosamente decorada, guardiana de volúmenes de incalculable valor.

Y, además, hay que destacar los Panteones Reales, lugar de reposo de los restos de todos los monarcas españoles desde Carlos I, excepto Felipe V y Fernando VI.

Hemos visto cuatro monumentos maravillosos, cada uno en su estilo. Pero son tan solo una pequeña muestra de los tesoros que España ofrece a lo largo y ancho de su territorio.

Te puede gustar