Los mejores espacios naturales de Teruel

· 7 marzo, 2017

Situada al sur de Aragón, Teruel es reconocida por por su belleza y su notable estilo arquitectónico mudéjar. Eso en la capital. La provincia cuenta con infinidad de enclaves protegidos. Estos espacios naturales de Teruel son perfectos para desconectar, para una escapada con familia o amigos y por qué no, para un reflexivo viaje en solitario. Te mostramos algunos de esos espacios.

Espacios naturales de Teruel

1. Reserva natural de la laguna de Gallocanta

La laguna de Gallocanta es el mayor humedal salino de la península ibérica y uno de los más extensos de España. Se encuentra a unos 1000 metros sobre el nivel del mar, limitando con las provincias de Zaragoza y Teruel.

Laguna de Gallocanta en Teruel
Laguna de Gallocanta – Salva G C

Al llegar al sur del pueblo de Gallocanta, la laguna se divide en dos secciones: Lagunazo Grande y Lagunazo Pequeño. Cuenta con una profundidad máxima de unos dos metros que alberga una rica fauna.

Esta laguna es un magnífico lugar para el paso y migraciones de diversas especies de aves, como la grulla. De hecho, durante el mes de febrero de cada año se celebra el Festival de la Grulla, un evento que se centra en la conservación y difusión de este espacio natural.

2. Paisaje protegido de los Pinares de Rodeno

Los Pinares de Rodeno es un entorno natural espectacular que se encuentra cerca de la localidad de Albarracín. Se trata de una de las imágenes más sorprendentes que podemos encontrar en la provincia de Teruel. ¿Cuál es la razón? Este extenso pinar de pino de rodeno o resinero está enclavado sobre areniscas de color vino, que arrojan increíbles tonos rojizos de acuerdo a la incidencia de los rayos del sol.

Pinares de Ródeno en Teruel
Pinares de Rodeno – Berna i Puri Puri y Berna / Flickr.com

Este singular paraje, además de gran belleza, guarda interesantes manifestaciones de arte rupestre levantino. Por estas razones fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

La “ciudad roja”, como también es conocida, está caracterizada por las areniscas rodenas dibujadas por el viento y el agua. Esta erosión dio lugar a grandes crestas y páramos en donde encontramos torreones, callejones, rocas en seta y abrigos que lo convierten en uno de los espacios naturales de Teruel más bellos.

Asimismo, existe una destacada flora y fauna como los pinos resineros, encinas y rebollos visitados por la majestuosa águila real. También conviven carboneros, halcones peregrinos, búhos reales, garduñas, corzos, ciervos y culebras de escalera.

3. Parque Cultural de Maestrazgo

El Parque Cultural del Maestrazgo se encuentra alrededor del río Guadalope y todos sus afluentes. Abarca 43 municipios repartidos en seis comarcas distintas, sobre todo la del Maestrazgo. Su gran extensión le confiere gran variedad de paisajes y una amplia herencia patrimonial y cultural.

Sierra del Maestrazgo en Teruel
Sierra del Maestrazgo – Mr Hicks46 / Flickr.com

En este bello parque predominan los paisajes de media montaña en torno al río Guadalope. En su impresionante geología se hallan importantes yacimientos arqueológicos y zonas de interés geológico y científico.

“Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza.”

– Frases de Jean-Jacques Rousseau –

4. Puertos de Beceite

Por el extremo suroriental de la comarca de Matarraña encontramos el macizo de los Puertos de Tortosa – Beceite, su tramo aragonés es conocido como los Puertos de Beceite. Esta zona natural comparte un gran territorio con las provincias de Tarragona, Castellón y Teruel.

En su vertiente aragonesa, esta zona rodea el cauce del río Matarraña, después de nacer en las cercanías de la localidad de Beceite. En su escarpado terreno se pueden admirar grandes desfiladeros y barrancos que muestran el perfil montañoso de la roca caliza.

Beceite en Teruel
Beceite – Sirius79

El cauce del río Matarraña deja a su paso varios saltos de agua y piscinas naturales ideales para el baño. Cerca de su nacimiento se encuentra el estrecho del Parrizal. Se trata de una garganta espectacular de 60 metros de altura y muy angosta que contiene varias pinturas rupestres y cuevas en sus alrededores.

El ambiente húmedo de los puertos hace que haya una rica vegetación, donde el pinar es el predominante. También pueden encontrarse ejemplares de arce, serbal, roble, encina o boj. En cuanto a su fauna, la cabra hispánica es su especie más emblemática.  Y se pueden encontrar grandes comunidades de jabalí, águilas reales, búhos reales y halcones peregrinos, entre otras muchas especies.

No dudes en conocer los espacios naturales de Teruel, tan bellos como diversos. Sin duda alguna te encantarán.