Los mejores cruceros fluviales

Cuando pensamos en un crucero, inmediatamente nos imaginamos grandes embarcaciones con varios pisos que atraviesan el mar y llegan a los puertos. Sin embargo, no son las únicas opciones que tenemos disponibles. ¿Sabías que existen cruceros fluviales? ¡Así como lo estás leyendo! Los ríos más destacados del mundo nos dan la posibilidad de navegarlos y disfrutar de sus paisajes, encantos y secretos. Conoce los más hermosos en este artículo.

Cruceros fluviales impresionantes

Quizás los barcos no sean tan majestuosos como los que surcan los océanos, ni tampoco la oferta de ocio a bordo esté repleta. O tal vez el recorrido sea más corto. ¡Pero tiene muchas ventajas! Por ejemplo, nos permiten conocer sitios maravillosos, son más tranquilos y no tenemos que preocuparnos de las tormentas y las olas. Conoce los mejores cruceros fluviales del mundo:

1. Valle del Loira

Francia está lleno de lugares encantadores, y sobre todo románticos. Pero sin duda, navegar por el Loira es una idea perfecta para ir en pareja, para admirar los viñedos, las tierras de pastoreo, los pintorescos pueblos, los castillos medievales y los bosques.

Río Loira en Mayenne
Río Loira en Mayenne – Christian Musat

El valle fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Cuando lo recorras te darás cuenta por qué. ¡Hay 42 castillos en los alrededores! Muchos construidos en la Edad Media y, sin duda, lo que da esa impronta a esta región francesa. Puedes optar por los servicios de una semana de duración o incluso el mini crucero de 3 días.

2. Amazonas

Viajamos a Brasil, pero no para disfrutar de sus playas o su carnaval (al menos por unos días). Al norte del país podemos encontrar la selva del Amazonas y en su interior el río homónimo, de casi 7.000 kilómetros de longitud. Vale la pena navegarlo por el simple hecho de estar en un lugar único del planeta y porque tu experiencia será inolvidable.

Río Amazonas
Río Amazonas – Christian Vinces

Los viajes incluyen recorridos no solo por tierras brasileñas, sino también peruanas (donde nace el río). La selva te estará esperando con sus árboles, enredaderas, humedad, mosquitos y cientos de plantas y animales autóctonos. ¡No hay nada de qué preocuparse! Las embarcaciones son muy seguras.

3. Rhin

Uno de los ríos más importantes de Europa que nace en los Alpes Suizos y en sus 1.320 kilómetros atraviesa Austria, Liechtenstein, Francia, Alemania y Países Bajos para finalmente desembocar en el Mar del Norte.

Valle del Rhin
Valle del Rhin – clearlens

Los cruceros comienzan en las principales ciudades, siendo el más popular el que te lleva de Ámsterdam a Estrasburgo durante una semana completa, para que puedas conocer castillos románticos. Si haces escala en Colonia podrás ir de una orilla a la otra con el cablerrail. Otro de los puntos más destacados del río está en Alemania, se trata de un bonito parque llamado Rheinpark.

4. Nilo

El segundo río más extenso del mundo (tras el Amazonas) atraviesa Egipto entre pirámides, oasis y desiertos. Para poder conocer muchos de los secretos de los faraones es preciso adentrarse en sus aguas, y no simplemente quedarse en la orilla.

Crucero en el Nilo
Crucero en el Nilo – WitR

Los cruceros por el Nilo van desde el Alto hasta el Bajo Egipto y te permiten conocer (en diversas paradas) los templos y las necrópolis. Las ciudades más hermosas en el recorrido son Assuán y Luxor. Te sentirás en la época de Cleopatra, Ramsés o Tutankamón.

Fuente de vida y de prosperidad, el río Nilo fue fundamental en el nacimiento de la civilización egipcia y marcó, al ritmo de sus estaciones, la vida de quienes habitaban en sus orillas.

Si no quieres o no puedes costear los barcos de lujo que realizan el recorrido, otra opción son las falucas, bote tradicional y perfecto para apreciar lentamente lo que te espera en cada orilla.

5. Yangtze

A este crucero se le conoce popularmente como “del sol naciente” porque te permite contemplar el amanecer desde el río más largo de Asia y que discurre por China únicamente. Yang Tsé Kiang quiere decir “río azul” y también se le llama “Chang Jiang” (río largo).

Río Yangtze
Río Yangtze – Clouston

En tu paseo atravesarás las provincias de Sichuan, Yunnan y Tíbet. El río desemboca en el Mar de China (a 23 kilómetros al norte de Shangai).

Si bien no es navegable de punta a punta, el sector de las tres gargantas es el más destacado, entre Yichang y Chongqing. Son en total 200 kilómetros entre abruptas montañas y acantilados impresionantes. Hay disponibles vapores pequeños y grandes cruceros, tú eliges según qué experiencia desees vivir (y cuánto puede afrontar tu bolsillo).

Por supuesto que hay más opciones de cruceros fluviales que valen la pena. Solo es cuestión de viajar hasta un destino que cuente con un bonito río y consultar por los paseos. El Sena en París, el río Murray en Australia o el río San Lorenzo, en el límite entre Estados Unidos y Canadá, son solo algunas ideas.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar