Los bares de Nueva York más interesantes

· 5 noviembre, 2018
Muchos bares de Nueva York son un monumento al ingenio, o al buen gusto, o a ambos. Algunos tienen un toque particular, que los vuelve únicos en el mundo. Estos son siete de ellos.

Es la ciudad que nunca duerme. Tal vez por eso, o por el espíritu cosmopolita de la urbe, la oferta de bares de Nueva York es realmente impresionante. La vida nocturna es exuberante y, definitivamente, algo que hay que vivir en carne propia.

Bares de Nueva York imprescindibles

Por lo general, los bares abren a las 18 horas, aunque también hay muchos que jamás cierran. Desde las 18.30 son un hervidero de gente. En los mejores, sí o sí, tienes que reservar. De lo contrario es casi imposible encontrar un lugar después de las 19 horas.

La vida nocturna de la ciudad es absolutamente electrizante. Y uno de los mejores planes es precisamente el de ir alguno de los bares de Nueva York. Mejor si es uno de esos lugares que tienen algo especial, ya sea por su historia, su propuesta o su atmósfera. Estos son siete de los más llamativos.

1. McSorley’s Old Ale House

McSorley’s Old Ale House en Nueva York
McSorley’s Old Ale House – John Wallace / Flickr.com

Esta es la taberna irlandesa más antigua de Nueva York. Está situada en Manhattan y hasta 1970 prohibió la entrada a las mujeres. Abrió sus puertas en 1854 y desde 1910 no se ha retirado ninguno de los objetos que están en los muros. Las paredes están cubiertas de periódicos y el piso de serrín.

Todo ello le da una atmósfera única a este lugar, que está en el Top 5 de bares históricos, según la revista The New Yorker. Es, por supuesto, el mejor lugar para saborear la célebre cerveza de Irlanda.

2. The Aviary

The Aviary está en la lista de los 50 mejores bares del mundo. El director de bebidas es Micah Melton y ha implementado un concepto experimental que resulta muy interesante. Cuentan con 39 tipos de hielo. De hecho, fueron los pioneros en los “red hook”, esas bolas de hielo que llevan licor en su interior. Un lugar genial.

3. Apothéke

Apotheke, uno de los bares de Nueva York
Apotheke Bar – istolethetv / Flickr.com

La palabra “apothéke” es alemana y en español significa farmacia. Así es este bar-laboratorio que se inauguró en 2015 y en donde la experimentación y las mezclas inusuales son la nota predominante. El jefe de bar es Filippo Stavola, un experto creativo.

El sitio parece una farmacia antigua, dividida en dos habitaciones. En la carta pueden leerse las composiciones de las mezclas para hacer los cócteles.

4. PDT (Please Don’t Tell)

Es un bar al que se accede por una cabina telefónica que hay junto a un pequeño puesto de perritos calientes, en St. Marks Place. Se le considera un bar secreto, o clandestino, a pesar de que es uno de los más famosos del mundo. De ahí su nombre, que traduce “Por favor, no lo digas”.

Para entrar hay que marcar en la rueda del teléfono el número uno. Luego se abre una puerta en una pared falsa y una simpática chica te lleva al interior.

5. Neir’s Tavern, el decano de los bares de Nueva York

Neirs Tabern uno de los bares de Nueva York más antiguos
Neir’s Tabern

Es un bar de Queens y, según sus propietarios, el establecimiento de este tipo más antiguo de todo Estados Unidos. Se fundó en 1829 y ha tenido varios nombres a lo largo de su historia. Fue propiedad de la familia Neir hasta 1967. En 2009 sufrió una importante remodelación y volvió a cobrar fuerza.

Neir’s Tabern es un sitio muy famoso porque ha sido escenario de varias películas, como Goodfellas, con Robert de Niro y Ray Illota.

6. Gallow Green

Gallow Green uno de los bares de Nueva York
Gallow Green – Dan Dickinson / Flickr.com

Este bellísimo bar está situado en la terraza del McKittrick Hotel. Tiene un ambiente único, ya que todo allí es prácticamente un espectáculo.

El ascensor tiene la apariencia de una estación de tren antiguo. Al llegar al bar hay un hermoso jardín y una decoración que te hace sentir como si estuvieras en el campo. Los pisos son rústicos y los muebles tienen una apariencia artesanal.

Lo mejor de todo es la majestuosa vista de los edificios del lado oeste de Nueva York. El sitio es muy romántico y agradable. Uno de los bares de Nueva York que hay que visitar, sin duda.

7. Top of the Strand

Se ubica en la parte superior del Strand Hotel, en West 37th Street, justo a un costado del Empire State Building, del cual se obtiene una vista fabulosa.

El bar fue decorado por Lidia Marks, la escenógrafa de Sex in the city. Tiene un estilo moderno y cosmopolita, con una barra que está ambientada con velas y linternas. Todo ello se conjuga para dar como resultado un ambiente fabuloso. Son especialistas en vinos, cervezas y platos de cordero.

Como ves, entre la oferta de bares de Nueva York encontrarás establecimientos de todo tipo. No dejes de visitar alguno de ellos cuando viajes a la ciudad, también son parte de su esencia.