Los 5 castillos más bonitos de Alemania

Hacer un ranking de los castillos más bonitos de Alemania no es tarea sencilla, más aún tomando en consideración que en este país hay más de quince mil castillos y palacios, cada cual más espectacular e impactante que el otro.

Si estás pensando en hacer un viaje inolvidable cargado de historia, cultura y romanticismo, sin duda alguna Alemania debe estar entre tu lista de prioridades. Recorre junto a nosotros algunos de los castillos más hermosos de este increíble país.

Alemania y sus castillos más bonitos

El castillo de Neuschwanstein

Vista del castillo de Neuschwanstein
Castillo de Neuschwanstein – skeeze / Pixabai.com

Este espectacular castillo está ubicado en el estado federal de Baviera. Se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares y también en el castillo más fotografiado de Alemania.

Luis II de Baviera, conocido como “el rey loco” fue quien ordenó la construcción de esta impresionante edificación en 1866. En un principio el castillo se llamó “Nuevo castillo de Hohenschwangau”, en honor al castillo donde el rey pasó buena parte de su infancia. Cuando el monarca falleció, el castillo pasó a llamarse “el castillo de Neuschwanste”.

Interior del castillo de Neuschwanstein
Castillo de Neuschwanstein – skeeze / Pixabai.com

Este castillo surgió de la imaginación del rey, que buscaba rememorar las edificaciones medievales. Combina varios estilos arquitectónicos, piezas artesanales y referencias a personajes medievales como Fernando el Católico con una red eléctrica, el primer teléfono de la historia, cascadas y mucho más.

“Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él.”

-George Bernard Shaw-

Castillo de Hohenzollern

Castillo de Hohenzollern
Castillo de Hohenzollern – Jim Trodel / Flickr.com

Los orígenes de este castillo están vinculados a la Dinastía Hohenzollern, una de las familias más poderosas que gobernó Prusia y Brandeburgo desde la Edad Media hasta la Primera Guerra Mundial.

Este castillo, construido originalmente en el siglo XI, ha sufrido varios reveses a lo largo de su historia, por ello se construyó un segundo castillo y finalmente un tercero entre 1846 y 1867.

Esta espectacular edificación recibe a más de 300.000 turistas al año, por lo que es considerado como uno de los centros turísticos más importantes de Alemania. Si decides visitarlo podrás deleitarte con su espectacular arquitectura, así como con los valiosos y numerosos tesoros históricos que alberga.

Castillos encantadores

Castillo de Eltz

Castillo de Elz
Castillo de Elz – Heribert Pohl / Flickr.com

El castillo de Eltz es uno de los pocos castillos alemanes que nunca ha sido destruido, por lo que constituye una experiencia increíble visitarlo y recorrer sus antiguos y originales pasillos.

Uno de los aspectos más curiosos de este castillo es que todavía pertenece a los descendientes de quienes vivieron allí muchos siglos atrás. Treinta y tres generaciones después esta espectacular edificación continúa en manos de una de las ramas de la familia que vivió allí en el siglo XII.

Algunas partes de este castillo están abiertas al público, específicamente aquellas que pertenecen a las familias de  Rübenach y Rodendorf. La otra tercera parte, que pertenece a la familia Kempenich, sí es privada.

Castillo de Bürresheim

Castillo Burresheim
Castillo Burresheim – FinepixS3 / Pixabai.com

Este castillo está edificado en medio de hermosas montañas y arroyos cristalinos. A nivel arquitectónico se le puede considerar como un hermano del castillo Eltz y, como él, es uno de los pocos castillos alemanes que nunca ha sido tomado o destruido, por lo que es considerado como una auténtica joya de gran valor histórico.

Este castillo está compuesto por diversos edificios, entre los cuales se puede encontrar el campanario. Posteriormente, entre el siglo XII y XIII se le fueron anexando nuevas edificaciones.

Actualmente está abierto al público, los turistas podrán disfrutar de una gran colección de los más finos mobiliarios del siglo  XV hasta el XIX, así como también pinturas de los antiguos propietarios y príncipes.

Palacio de Sanssouci

Palacio de Sanssouci
Palacio de Sanssouci – Wolfgang Staudt / Flickr.com

El Palacio de Sanssouci está conformado por un conjunto de edificios que incluyen el palacio de verano oficial del rey de Prusia, Federico II el Grande.

Este palacio fue construido entre 1745 y 1747 con la finalidad de ser la residencia de descanso del rey. El estilo arquitectónico que caracteriza la edificación es el Rococó.  Los hermosos jardines son el complemento ideal de esta villa privada de apenas 10 habitaciones.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial el palacio fue abierto al público, convirtiéndose en una de las principales atracciones turísticas de Alemania. En el año 2015 tanto el palacio como sus jardines fueron declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Absolutamente encantadores y espectaculares, así son estos castillos alemanes. ¿Cuál te gustaría conocer de primero?

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar