Cómo llegar a Rusia en tren y autobús desde Europa

· 5 octubre, 2018
El avión es el medio de transporte más rápido, pero viajar en tren o autobús a Rusia permite disfrutar de un sinfín de experiencias por el camino.

Rusia es el país más grande de Europa, pero también del mundo. Tiene una extensión de diecisiete millones de kilómetros cuadrados, una cifra abismal. Desde la Unión Europea podemos llegar hasta sus ciudades más importantes por tierra. Te contamos cómo llegar a Rusia en tren y autobús, un viaje largo, pero que puede ser interesante.

¿Cómo llegar a Rusia en tren?

Tren en Moscú
Tren en Moscú

Sin duda, el tren es la opción más rápida para llegar a Rusia, siempre y cuando se haga una buena combinación. En comparación con autobús, es un medio de transporte más rápido, lo que sin duda agiliza el tiempo que tardamos en llegar allí. ¡La impaciencia es grande cuando tienes muchas ganas de viajar!

También sucede una cosa, y es que Rusia, al estar rodeada por tantos países en sus fronteras (un total de 14 sin ir más lejos), tiene que agilizar su sistema de transportes. En cuanto a servicios ferroviarios, el sistema de trenes para llegar a Rusia es amplio, variado y eficiente.

Hay servicios desde todos los destinos nacionales y algunos internacionales. Y en su mayoría convergen en Moscú, la capital de Rusia y el centro en torno al cual gira la vida del país.

El tren es un medio de transporte reclamado, precisamente, por esta variedad, rapidez y eficacia. Según el trayecto, se pueden hacer algunas paradas en países como Alemania, Finlandia, Polonia, etc, por lo que es importante que lleves el pasaporte o la documentación a mano.

¿Existen líneas directas de tren hasta Rusia?

Tren de la línea MCK en Rusia
Tren de la línea MCK – Artem Svetlov / Flcikr.com

Generalmente, todos los trenes suelen hacer algunas paradas. Y lo que es más común, tendrás que hacer algún transbordo si, por ejemplo, viajas desde España. Algunos puntos de intercambio suelen ser Varsovia, Polonia o Berlín.

Desde Francia, en concreto desde Niza y París, hay líneas directas hacia la capital rusa. En ambos casos, los trenes hacen varias paradas antes de llegar a Moscú y el trayecto, que se hace en trenes-hotel, dura alrededor de 40 horas.

Desde Berlín también hay trenes a Moscú, mientras que si deseas visitar San Petersburgo, Tallín es un buen punto de partida.

Llegar a Rusia en autobús

Autobús en una carretera rusa
Autobús en una carretera rusa

Viajar en autobús a Rusia puede ser una opción más económica, sin lugar a dudas, pero será un viaje largo y duro. Casi 4.200 kilómetros separan, por ejemplo, la capital española de ciudades rusas como Moscú o San Petersburgo.

Por carretera, llegar a Rusia puede llevarte, al menos, tres días de viaje. Y debes tener en cuenta que no hay líneas directas, por lo que tendrás que hacer un transbordo en diferentes ciudades europeas.

Sin embargo, quizás este puede ser el punto positivo. Aunque el viaje sea largo, si tienes tiempo, puedes aprovechar para disfrutar de las ciudades en la que tengas que cambiar de línea, como pueden ser Varsovia o Berlín.

¿Por qué viajar a Rusia en tren o autobús?

Claro que el avión puede ser la opción más rápida y eficiente, pero por lo general conlleva un desembolso al que no todos pueden hacer frente. Un gasto que se puede evitar si se recurre a estos medios de transporte.

Carretera en la región de Kykyl
Carretera en la región de Kykyl

Pero, por otra parte, viajar en tren y autobús puede ofrecernos una rica experiencia. Como ya te hemos sugerido, al tener que hacer transbordo en distintas ciudades europeas tienes la oportunidad de hacer una pequeña parada en todas ellas y ver lo más importante.

Sería como si tu viaje a Rusia se convirtiese en una pequeña aventura de mochilero por Europa. Obviamente, las paradas serían low cost (¡por algo estamos ahorrando!) y prácticamente de pasar allí el día y seguir viajando hasta el siguiente destino.

Ya lo sabes, no desaproveches la oportunidad que te brindan medios de transporte de primeras más pesados e incómodos, pero baratos y con muchas experiencias agradables. Estamos seguros de que tras cuatro mil kilómetros de distancia y varios días de viaje, llegarás a Rusia con la memoria llena de recuerdos bonitos.

Y solo te quedará volverla a llenar con las múltiples maravillas que te esperan por los rincones de este inmenso país. ¡Prepárate para una aventura inolvidable hacia el norte de Europa!