Visitamos las cuatro basílicas mayores de Roma

Cuando uno se plantea un viaje a la Ciudad Eterna debe tener muy claro qué es lo que quiere ver y hacer, porque la oferta turística, cultural, gastronómica y de ocio es inmensa. No obstante, si eres amante del arte y de la historia te proponemos visitar las cuatro basílicas mayores de Roma. Unas visitas que también son obligadas para todos los creyentes de la fe católica.

¿Qué son las basílicas mayores de Roma?

La respuesta es muy sencilla. Son los templos más importantes de la religión católica y lo son por designación papal. Además, las cuatro se encuentran entre la Ciudad del Vaticano y Roma. Se trata de la Basílica de San Pedro, la de San Pablo Extramuros, la de San Juan de Letrán y la de Santa María la Mayor.

Basílica de Santa María la Mayor en Roma
Basílica de Santa María la Mayor – Leonid Andronov

¿Y los motivos para esta consideración? En el caso de las dos primeras, por ser los lugares donde están enterrados los apóstoles Pedro y Pablo. Mientras que la Basílica de San Juan de Letrán es mayor por ser también catedral de Roma y por ser la más antigua, incluso tiene un rango superior al resto. Y en cuanto a Santa María la Mayor, su categoría se debe a que es el templo más grande dedicado a la Virgen.

San Pedro del Vaticano

De todas las basílicas mayores, sin duda está es la más reconocible y es la auténtica imagen del catolicismo. De hecho, podemos confundir San Pedro con todo el conjunto que rodea al templo. Si bien la basílica en sí solo es una parte. El resto son dependencias de los organismos de la Iglesia, con mayúsculas. Algunos son visitables, como los Museos Vaticanos o la Capilla Sixtina.

Basílica de San Pedro en el vaticano
Basílica de San Pedro – Matteo Gabrieli

No obstante, la basílica en sí es el templo, el más grande de la cristiandad, ya que ninguno puede superar su tamaño. Una basílica con orígenes paleocristianos, pero que en la actualidad es fruto de todas las épocas de la historia del arte, con su famosa cúpula de Bramante, el baldaquino de Bernini, o la Piedad de Miguel Ángel.

San Pablo Extramuros

Otra de las basílicas mayores de Roma con un origen paleocristiano, en tiempos del emperador Constantino (siglo IV). Y se levantaría en el lugar donde estaba enterrado Pablo de Tarso. Un emplazamiento que por aquel entonces estaba a dos kilómetros de Roma, más allá de las murallas, de ahí su nombre.

Basílica de San Pablo Extramuros en Roma
Basílica de San Pablo Extramuros – salvo77_na

De aquel edificio ha llegado poco o nada a nuestros días, ya que se reconstruyó. Eso sí, siguiendo un esquema similar al original. Como curiosidad, hay que decir que en este templo se guardan retratos de todos los papas. Y se dice que cuando no haya hueco para nuevos cuadros, desaparecerá la Iglesia católica. Si vais hasta allí, veréis que todavía queda mucha pared libre en el templo.

San Juan de Letrán

Son muchas las paradojas de esta iglesia. Seguramente no sepas que es el templo católico de mayor rango de todos. Además es la catedral de la ciudad de Roma, y sin embargo tiene una especie de extraterritorialidad y es suelo vaticano. Y también es el templo más antiguo, ya que se erigiría en el siglo IV en torno de San Juan Evangelista y San Juan Bautista.

Basílica de San Juan de Letrán en Roma
Basílica de San Juan de Letrán – Tupungato

Aquel templo originario también se levantaría en tiempos del emperador Constantino y tendría a su lado un baptisterio que ha desaparecido. Y en cuanto a la vieja basílica paleocristiana, la verdad es que hoy queda oculta bajo la magnífica modernización que llevó a cabo en la época del Barroco uno de los más grandes arquitectos del siglo XVII, Francesco Borromini, autor de muchas de otras iglesias en la ciudad.

“El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.”

– Madre Teresa de Calcuta –

Santa María la Mayor

Ya solo por disfrutar de su emplazamiento y el paseo para llegar hasta allí, en la cima del monte Esquilino, ya merece la pena visitar la Basílica de Santa María la Mayor. Y una vez que llegamos nos espera un templo originado en el siglo V, pero que es fruto de continuas reformas, dando como resultado un edificio que resume gran parte de la historia del arte. Y todo ello con algunas obras soberbias.

Basílica de Santa María la Mayor en Roma
Basílica de Santa María la Mayor – feliks

Por ejemplo, al entrar siempre impresiona el artesonado dorado de la nave realizado por Sangallo. Como lo hacen las diferentes obras de arte que se acumulan en las distintas capillas de grandes familias romanas como los Borghese, los Cesi o los Sforza. Y además de eso, en Santa María la Mayor se puede rendir homenaje a uno de los grandes artistas de todos los tiempos, ya que aquí está enterrado Gian Lorenzo Bernini.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar