Las 6 mejores cosas para hacer en Múnich

Localizada en el sur de Alemania, Múnich nos recibe con cientos de actividades para disfrutar. La capital de Baviera es conocida por su Oktober Fest y porque según la leyenda el mismísimo diablo dejó su huella en la entrada de la catedral. ¡Prepárate para una maravillosa estancia en una ciudad con aroma y gusto a cerveza!

Qué hacer en Múnich

Con tal presentación seguro que ya estás pensando cómo planificar unos días en esta pintoresca ciudad alemana. Aquí te ofrecemos las mejores cosas para hacer en Múnich:

1. Subir la Iglesia Sankt Peter

Iglesia de Sankt Peter en Munich
Iglesia de Sankt Peter – ArTono

Te costará 2 euros… ¡y 299 escalones! No te preocupes, puedes hacer alguna parada intermedia teniendo cuidado de no obstaculizar a los demás turistas.

La verdad es que merece la pena cada uno de los movimientos que realicen tus pies y rodillas. Desde lo más alto verás prácticamente toda la ciudad pero sobre todo la plaza principal. ¿Tienes preparada la cámara de fotos?

2. Comparar tu pie con el del diablo

Catedral de Munich
Catedral de Múnich – Jorg Hackemann

¡Que no era broma! La pisada de Lucifer está en la entrada de la catedral de Nuestra Señora de Múnich. Y podemos comparar nuestro pie con esa huella que, según la leyenda, ha dejado el diablo. No se sabe muy bien qué estaría haciendo el maligno por esa ciudad pero es algo que llama la atención sin dudas. ¡Tampoco conocemos a ciencia cierta lo que ocurre si alguien encaja perfectamente con la marca!

Aprendiendo un poco de historia sobre esta construcción vale decir que fue destruida casi por completo durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruida años después. Afortunadamente conserva aún piezas del siglo XV.

3. Beber y comer en Hofbrauhaus

Hofbrauhaus en Munich
Hofbrauhaus – tichr / Shutterstock.com

Ir a Munich y no tomar una cerveza es lo mismo que no haber pisado tierras bávaras. Y si no te gusta… ¡pues finge que sí! Esta tradicional cervecería es muy popular y probablemente no consigas asiento (mucho menos mesa), pero igualmente vale la pena darse una vuelta por sus instalaciones.

Aunque no te apetezca beber nada, por lo menos podrás tomarte una fotografía con los camareros vestidos de manera típica (el traje femenino se llama dirndl y el masculino lederhosen). Hay espectáculos de música en vivo y el ambiente, por si no te quedaba claro, es de fiesta.

4. Divertirse en el jardín inglés

Si, inglés. Aunque estés en Alemania. Englischer Garten es el parque más grande de Munich y uno de los de mayor extensión del mundo entero… ¡Mira si vale la pena conocerlo! Está ubicado en el centro de la ciudad y se accede a él en cualquier transporte público.

Además de su nombre llama la atención el hecho de que allí ¡se puede surfear! Tal como lo estás leyendo. En una de las zonas del río Eisbach hay un rincón con una ola de 1 metro de alto. Perfecto para los expertos con la tabla.

“Nos gusta beber la cerveza única de Múnich. Carnaval y Oktoberfest, dos cosas por hacer. Nos gusta celebrar lo pequeño y lo grandioso. ¡Viva Bavaria!”

– Fragmentos de la canción “Viva Bavaria” que se canta en el Oktoberfest –

5. Escuchar la Ópera de Múnich

Ópera de Múnich
Ópera de Múnich – Kyrien

Y ya que estamos hablando de música… nada mejor que presenciar una ópera en un edificio dos veces derrumbado y reconstruido. La primera vez por causa de un incendio y la segunda por la guerra. Este edificio tiene una de las mejores programaciones incluso para los que no son muy conocedores de la música clásica.

Los precios quizás no son demasiado asequibles (entre 50 y 250 euros) pero vale la pena pagar por una entrada. Si no te alcanza el dinero o no eres muy entusiasta de este género musical al menos date una vuelta por la entrada. Su construcción es bellísima.

6. Pasear por el Olympic Park

Parque olímpico deMunich
Olympic Park – Dmitry V. Petrenko

Allí es donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1972 y algunos partidos del Mundial de Fútbol de 1974. En la actualidad hay una feria y un mercadillo que te hará viajar algunos años en el tiempo. También puedes subir a la torre Olímpica (por 5,50 euros) y disfrutar de maravillosas vistas del parque desde la estructura más alta de la región.

Si quieres visitar el Stadium tendrás que pagar entrada. Y puedes seguir recorriendo el lugar hasta llegar al monumento a los fallecidos durante el famoso atentado durante las competiciones.

Y para finalizar…. No puedes perderte el predio donde se desarrolla la fiesta de la cerveza entre septiembre y octubre (aunque no vayas en esa época). Sin duda, Múnich tiene mucho para ofrecer… ¡disfruta todo lo que puedas durante tu viaje!

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar