Las 5 cataratas más asombrosas

El espectáculo que la Naturaleza proporciona a la vista es uno de los mayores y mejores regalos de los que los humanos podemos disfrutar. Hay maravillas de tal armonía y perfección que superan cualquier intento artístico del hombre. Y uno de los prodigios más hermosos y de mayor valor estético son las cataratas.

Iniciamos un asombroso recorrido por las cataratas más bellas y más impresionantes del planeta ¡Acompáñanos!

América

1. Salto del Ángel, Venezuela

Catarata del Salto del Ángel
Salto del Ángel, Venezuela – Alice Nerr

Esta cascada se encuentra en Venezuela, más concretamente en el Parque Nacional de Cannaima. Se trata de la cascada más alta del planeta, por lo que se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de América. De hecho, participó en la selección oficial de las Siete Maravillas Naturales del mundo, quedando con finalista.

La contemplación de esta caída de agua es mágica, ya que la pared de la montaña desde la que se produce es prácticamente vertical. Las autoridades han construido un mirador en su frente desde donde es posible admirarla en todo su esplendor. A pesar de ello, los turistas más aventureros tienen la oportunidad de sobrevolar la zona en una avioneta o navegar por la zona más alta a través de los ríos Churún y Carrao.

¿Quieres conocer una curiosidad? Debido a la fuerza del torrente acuífero, los indígenas siempre han considerado que esta zona era un lugar de reunión de espíritus malignos, por ello la denominaron Montaña del Infierno.

2. Cataratas del Niágara, EE.UU. y Canadá

Cataratas del Niágara
Cataratas del Niágara, EE.UU. y Canadá – Javen

Las cataratas del Niágara están situadas en el río homónimo y constituyen una de las fronteras naturales más ostentosas del planeta, sirviendo de separación entre EE.UU. y Canadá. Están formadas por un conjunto de enormes cortinas de agua de aproximadamente 64 metros de altura.

Existen excursiones al interior de algunas de ellas, ofreciendo la posibilidad de recorrer los túneles horadados por el agua a lo largo de los siglos. Los visitantes suelen quedar sobrecogidos ante el fuerte impulso del agua en esta zona, que resuena en los oídos de forma atronadora.

El origen de esta hermosa cascada data de la época glaciarun enorme pedazo de hielo que avanzó destrozando las superficie rocosa de toda la zona canadiense hasta crear el río que da nombre a esta obra maestra natural.

3. Cataratas del Iguazú, Brasil y Argentina

Cataratas del Iguazú
Cataratas del Iguazú, Brasil y Argentina – Guenter Purin

Sobre el río Iguazú se encuentra esta espectacular caída de agua, formada por 275 saltos. Este regalo de la Madre Tierra mantiene separada la nación argentina de la brasileña. La primera de ellas posee en torno a un 80 por ciento de los saltos, mientras que la segunda tan solo un 20 por ciento.

Se puede disfrutar de paseos en barca a los pies de las cataratas y, además, existen sendos servicios de trenes ecológicos por los que se puede llegar hasta sus orillas en el interior de los dos parques nacionales del Iguazú. Ambas reservas han sido reconocidas respectivamente como Patrimonio de la Humanidad.

Todo el conjunto fue elegido como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo junto a otros majestuosos paisajes como, por ejemplo, el río Amazonas, el río subterráneo de Puerto Princesa o el Parque Nacional de Komodo.

Europa

4. Dettifoss, Islandia

Catarata de Dettifoss
Catarata de Dettifoss, Islandia- Tsuguliev

En el ámbito de los reinos helados, en Islandia, no podemos dejar de mencionar una cascada que aún hoy se alimenta de los deshielos y de la fusión de ríos usualmente congelados. Dettifoss es una anchísima catarata de más de 2.500 años de antigüedad que se encuentra en el Parque Nacional Vatnajökull, nombre que responde al glaciar del que parte.

Este salto de agua es el más caudaloso y de mayor volumen de todo el territorio europeo, ya que alcanza los 100 metros de ancho. Su tamaño es tal, que el vapor de agua que asciende debido a su enorme caída puede vislumbrarse a más de un kilómetro de distancia, lo mismo ocurre con su inigualable sonido.

“Si hay magia en este planeta, está contenida en el agua.”

-Loran Eisely-

África

Cataratas Victoria, Zimbabue y Zambia

Cataratas Victoria
Cataratas Victoria, Zimbabue y Zambia – Przemyslaw Skibinski

Conocidas bajo el apodo de “humo que truena”, sus corrientes caen en picado desde una cima vertical de casi 60 metros de altura. Una de las características más llamativas de esta cascada es que durante la estación lluviosa se producen inundaciones de tal magnitud que imposibilitan la visualización de la cortina que forma y de la parte baja de la misma.

Estas cataratas, junto al río Zambeze, hace las veces de división política entre Zimbabue y Zambia. Están protegidas en ambas regiones y, por ello, forman parte de sendas áreas de conservación a ambos lados del canal: el Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya y el Parque Nacional de las Cataratas Victoria.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar