Los lagos de Bedugul y sus preciosos paisajes

7 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
A veces los turistas llegan a Bali con la idea preconcebida de no alejarse demasiado de la costa y de sus increíbles playas. Pero luego se encuentran maravillas como los lagos de Bedugul en las montañas.

Bedugul y sus lagos son una de las atracciones de Bali más hermosas. No se trata de sus famosas playas, en cambio, su imagen es una de las más icónicas de esta isla de Indonesia. Sobre todo, lo es por esa mezcla de belleza, espiritualidad y cultura que tienen los paisajes de este territorio de montaña, cuya visita no hay que perderse bajo ningún concepto.

Los tres lagos de Bedugul

Lago Buyan
Lago Buyan

En realidad, Bedugul es una población de montaña en la que no hay atractivos demasiado espectaculares, salvo su sorprendente mercado callejero y su entorno natural. Es un entorno sencillamente hermoso, con grandes montañas boscosas que pueden alcanzar los 2000 metros de altura y con sus famosos lagos.

Son lagos que, como tantos paisajes de Indonesia, tienen un origen volcánico. Sus nombre son Bratan, Buyan y Tambligan. Los tres merecen una visita y un buen paseo para disfrutar de las vistas, y también de los espacios botánicos que los rodean.

El más famoso de todos los lagos, y también el de mayores dimensiones, es el de Bratan. Este es tremendamente conocido y fotografiado por la presencia del templo Ulun Danu Bratan.

El templo Ulun Danu Bratan

Templo Pura Ulun Danu Bratan en los lagos de Bedugul

Con el permiso del templo de Tanah Lot, en la costa de Bali, posiblemente el Ulun Danu sea el templo más fotogénico de la isla. ¿Por qué? Por su perfil inconfundible compuesto por un tejado de 11 niveles escalonados. También porque esa silueta parece flotar sobre el mayor de los lagos de Bedugul, el de Bratan.

De hecho, el templo está dedicado a la diosa de la aguas, Dewi Danu. Y, sin duda alguna, su imagen es bellísima y transmite toda la espiritualidad y sabiduría oriental que esperamos captar cuando viajamos a esta zona del mundo.

La visita al lago y al templo

Templo Pura Ulun Danu
Templo Ulun Danu

Pese a lo recóndito que nos puede parecer el paisaje montañoso de Bedugul, no es excesivamente complicado llegar hasta allí. De hecho, entre las excursiones por Bali que suelen ofrecer los hoteles, suele incluirse la visita a los lagos de Bedugul. En muchas ocasiones, además, incluye a acercarse hasta los espectaculares arrozales de Jatiluwih.

No obstante, si se desea viajar más libre, siempre se pueden contratar los servicios de un taxi que os lleve hasta allí. Será más caro, pero más cómodo, y los horarios los marcaréis vosotros.

Y todavía hay una opción más autónoma: se trata de alquilar un vehículo, mucho mejor una moto que un coche, y así podréis ir no solo a Bedugul y sus lagos. Lo cierto es que podréis desplazaros de aquí allá por la isla balinesa a vuestro antojo.

El mercado de Bedugul

Esa forma de viajar, por ejemplo, es mucho mejor si queréis ir haciendo compras. Para ello, no hay que tener prisas, ya que hay que ojear mucho antes de decidirse, y además es más que posible que sea necesario regatear. En el curioso mercado de Bedugul os espera un buen muestrario de frutas tropicales y también de artesanía local.

El turismo voraz

Lago Beratan
Lago Beratan

Cuando os dirijáis hacia la maravilla del templo de Ulun Danu vais a encontrar otra zona de mercado. La gran afluencia de viajeros a esta zona de la isla ha provocado varias cosas. Una de ellas es que cerca del lago Bratran se ha construido un amplio parking para los excursionistas que, tras dejar sus vehículos, se topan con un improvisado mercadillo callejero con todo tipo de cosas locales.

Y no acaban aquí los efectos del turismo masivo. Debéis saber que para acceder a la zona de los lagos de Bedugul tendréis que pagar. No es una cantidad exagerada, pero tendréis que desprenderos de uno de esos billetes de 50 000 rupias indonesias que precisamente llevan en su reverso la imagen del bellísimo templo de Ulun Danu.