¿Es rentable alquilar un coche para ir de viaje?

· 18 octubre, 2018
Alquilar un coche da mucha más libertad. El precio dependerá del país, del modelo elegido y de cuestiones como los seguros o el número de días que se va a alquilar.

A la hora de disfrutar de las vacaciones, son muchos los turistas que se plantean la posibilidad de hacerse con un vehículo. Esta opción presenta numerosas ventajas que veremos a continuación. Pero, ¿es rentable alquilar un coche para ir de viaje? En este artículo respondemos a esa pregunta y te ofrecemos otra información de interés.

Qué hay que saber antes de alquilar un coche

Pareja en un coche de alquiler

Hay diversas compañías que ofrecen la posibilidad de alquilar un coche: están las que operan en el ámbito nacional o las que lo hacen a nivel internacional, como Hertz o Sixt. Por tanto, se trata de elegir aquella que mejor se adapte a nuestro plan de vacaciones. Para ello, puede sernos de ayuda algún comparador como Rental Car.

Igual de importante es decidirnos por un determinado modelo. Se trata de elegir aquel que tenga el tamaño suficiente para acoger a todos los viajeros y llevar todo el equipaje. Independientemente del modelo, todos suelen tener un equipamiento más bien básico, aunque cuentan con elementos opcionales (GPS…).

También hay que tener en cuenta el lugar de recogida y entrega del coche, que suele ser en el aeropuerto de la ciudad que elijamos. Y es imprescindible tener toda la documentación en regla (DNI o pasaporte, carnet de conducir…), así como disponer de una tarjeta de crédito para poder alquilar el vehículo.

Ventajas de alquilar un coche para ir de viaje

Alquilar un coche en nuestras vacaciones ofrece diversas ventajas. Podremos viajar al lugar y en el momento que queramos, sin tener que depender de la disponibilidad de otros medios de transporte como el tren o el autobús. Todo esto se traduce en disfrutar de una mayor autonomía.

Ir en un vehículo conducido por nosotros mismos también es sinónimo de comodidad. Además de por las razones que ya hemos visto, podemos hacer las paradas que sean necesarias si nos encontramos cansados del viaje o si nos apetece reponer fuerzas comiendo en algún restaurante o estación de servicio.

“Rueda sin un destino fijado y podrás comprobar lo fantástico que es la libertad.”

-Francisco Carcelén-

Coste de alquilar un coche para ir de viaje

Coche de alquiler

El precio de los coches depende del país que vayamos a visitar, del modelo que escojamos o de la empresa donde lo alquilemos. No obstante, la base de la tarifa se fundamenta en diversos gastos, como en la preparación del vehículo o en el seguro y, en menor media, en el tiempo que lo tengamos.

Por otro lado, muchas compañías exigen pagar un coste adicional si se es menor de veinticinco años o si se tiene el permiso de conducir desde hace menos de cuatro años. Si es tu caso, mejor que coja el volante algún compañero de viaje que supere esa edad o que tenga más experiencia.

La tasa también se puede ver incrementada por alquilar el coche con poca antelación. Aunque sabiendo que la mayoría de empresas permite realizar cancelaciones gratuitas antes de cuarenta y ocho horas, lo mejor es reservar con tiempo y en varios sitios para así acabar beneficiándonos de la opción que más nos convenga.

Entonces, ¿es rentable alquilar un coche para ir de viaje?

Coche de viaje

Sí, puesto que además de ofrecer ventajas como una mayor autonomía o comodidad, existen diversos parámetros para hacer que el precio sea lo más asequible posible. Además, si nuestro objetivo es darle bastante uso para trasladarnos de un lugar a otro y somos varios viajeros es más económico que otras formas de transporte. 

Por ver qué cantidades se suelen manejar, alquilar un vehículo durante una semana y teniendo como punto de recogida el aeropuerto de Madrid puede conllevar un coste de veinte a más de cien euros. Todo depende del modelo y de la compañía, como hemos apuntado anteriormente.

Eso sí, no hay que olvidar sumarle el coste de la gasolina. Por lo general, el coche suele entregarse con el depósito lleno y debe devolverse en las mismas condiciones, pero durante la aventura necesitaremos repostar en alguna ocasión para poder seguir disfrutando de nuestras vacaciones.