Ver volcanes en Indonesia: monte Bromo y cráter Ijen

Patricia Hernández · 31 marzo, 2019
Indonesia está en una zona de gran actividad vulcanológica. El Ijen y el Bromo son dos de sus volcanes más bellos. Ambos están activos.

El monte Bromo y el cráter Ijen son dos de los volcanes más destacados de Indonesia. Aunque en este país hay algunos más, ya que está situado en una de las zonas de la Tierra con mayor actividad sísmica y volcánica: el Cinturón de Fuego del Pacífico. Te damos toda la información que necesitas para visitarlos y no perder detalle de su singular belleza.

Características e información del monte Bromo

Vista del monte Bromo
Monte Bromo – Lenka Sediva / Flickr.com

Se trata de uno de los volcanes más conocidos y más activos de Indonesia. En los últimos 250 años ha experimentado más de 50 erupciones. Se eleva unos 2329 metros y es parte del macizo de Tengger y, por tanto, del Parque Nacional Bromo Tengger Semeru, que cubre un área de 500 km².

El monte Bromo se alza en medio de una llanura denominada «Mar de Arena», de ahí que pueda parecer que nos encontramos en un planeta deshabitado.

Además de caminar por esa llanura, si queremos obtener unas vistas inmejorables de esta maravilla natural, debemos hacerlo al amanecer. Con la salida del sol la imagen del monte Bromo es de auténtica fantasía.

Pero antes de disfrutar de todo lo que hemos comentado, es importante tener en cuenta toda una serie de consejos. Hay que llevar ropa de abrigo y consultar en la página web del Centro Indonesio de Vulcanología y Evaluación de Riesgos de Desastres si el monte Bromo es visitable en las fechas en las que vamos a viajar.

Por otro lado, en el parque se puede conocer otro volcán: el Semeru. Es la montaña más alta de la isla de Java, con sus 3676 metros sobre el nivel del mar y, al igual que el monte Bromo, es uno de los volcanes más activos: desde 1818 ha entrado 55 veces en erupción.

Todo sobre el cráter Ijen

Vista del cráter Ijen
Cráter Ijén – junaidrao / Flickr.com

También permanece en activo y es conocido como Kawah Ijen. Mide 2386 metros de altura y forma parte del complejo volcánico Ijen. Está ubicado en el interior de una gran caldera de 20 kilómetros de diámetro.

Su gran peculiaridad es el descomunal cúmulo de azufre que alberga. Este, que permanece en combustión, desprende espectaculares llamas azules tan solo visibles de noche.

Como curiosidad, el cráter Ijen es uno de los pocos lugares del mundo donde se realiza una actividad minera exenta en su totalidad de mecanización. Y es que los mineros trabajan acarreando bloques de azufre más grandes que ellos. Por tanto, y por desgracia, sus condiciones laborales no son las más apropiadas.

Cómo llegar al monte Bromo y al cráter Ijen

Cráter del monte Bromo
Cráter del monte Bromo

La manera más común de llegar al monte Bromo es a través del pueblo de Cemoro Lawang por su cercanía. Desde él hay que andar durante unos 45 minutos para llegar al volcán. También se puede alquilar un vehículo con conductor, que hará parada en el mirador del monte Penanjakan.

Si preferimos contratar un tour, hay excursiones de unas doce horas de duración. En ellas se observa la salida del sol sobre el monte Bromo, se explora su cráter y el «Mar de Arena» y se recorren las colinas de Savannah en un 4×4. Su coste ronda los 40 euros e incluye el traslado de ida y vuelta desde la ciudad de Malang.

Respecto al cráter Ijen, y si nos encontramos en Bali, debemos poner rumbo a Ubung. Allí hay que tomar un autobús para dirigirnos a Gilimanuk, lugar en el que se toma el ferry a Java. El trayecto, de una hora, cuesta 6000 rupias (40 céntimos). En el viaje se puede disfrutar de la Indonesia más profunda y auténtica.

Ya hemos visto cómo llegar a un sitio y a otro, pero lo ideal es conocer ambos. Para ello, existe un tour que lleva a cabo la ruta de los volcanes de Java. Una excursión muy recomendable que nos llevará por algunos de los parajes espectaculares del país asiático.

La excursión dura dos días y tiene un precio de 120 euros, aproximadamente. En ella podemos visitar primero el monte Bromo, después el cráter Ijen, y tras ello, el recorrido continuará por Malang, Surabaya y Ketapang para regresar al muelle desde el que se regresará a Bali.