El lago Iskanderkul y sus hermosas aguas cristalinas

Descubre el origen de una de las mayores atracciones turísticas de Tayikistán: el lago Iskanderkul. Estamos hablando de un lago alpino a más de 2000 metros de altura.
El lago Iskanderkul y sus hermosas aguas cristalinas
María Belén Acosta

Escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta el 05 enero, 2021.

Última actualización: 05 enero, 2021

El lago Iskanderkul es una de las visitas obligadas si has decidido viajar hasta Tayikistán. La belleza de sus aguas turquesa y su entorno natural lo catalogan como una de las maravillas paisajistas de Asia Central.

A continuación, te proponemos conocer todo lo que necesitáis saber sobre su origen y las leyendas en torno al porqué de su nombre. Además, añadimos algunos consejos útiles para disfrutar al completo de tu futura visita. Y es que contemplar el lago Iskanderkul es una oportunidad única de perderte en uno de los entornos más característicos de la antigua Unión Soviética.

El origen del lago Iskanderkul

El lago Iskanderkul se encuentra situado en la Cordillera de Gissar, en la provincia de Sughd, Tayikistán. Cuenta con una profundidad máxima superior a los 70 metros y está situado a 2195 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Su origen proviene del deshielo de un antiguo glaciar, cuyos depósitos provocados por numerosas avalanchas y deslizamientos de tierra dieron forma a uno de los lagos alpinos a mayor altura de Asia Central.

Por ello, el paisaje que rodea al lago parece sacado de un cuadro. Hablamos de altas montañas y escarpadas crestas de roca a casi 2000 metros por encima de la superficie del lago.

La más alta de ellas es el es el Monte Kyrk-Shaitan, a 3950 metros de altura. Toda esta zona montañosa se cubre de nieve durante el invierno y sus aguas se congelan, lo que crea una estampa única e inolvidable.

Tampoco debemos pasar por alto el fuerte contraste de sus aguas turquesa con la roca rojiza de las montañas. El agua del lago proviene de varios ríos importantes de la zona, como el río Sarytag y el Serima. Será cerca de su orilla donde encontraremos una amplia cantidad de plantas de rivera como sauces, abedules y sabinas.

El lago Iskanderkul sorprende con sus colores y su entorno.

Además, aunque el lago no cuenta con una gran biodiversidad, sí puede practicarse la pesca. En sus alrededores, con suerte se pueden observar algunos pavos salvajes e incluso osos o el majestuoso leopardo de las nieves. Este lago posee un ecosistema protegido gracias a la barrera natural y a las atenciones recibidas por el gobierno del país, por ser una de las mayores atracciones turísticas.

Las leyendas de Iskanderkul

El nombre del lago Iskanderkul proviene del nombre otorgado en oriente al conquistador Alejandro el Grande: Iskander. La terminación kul significa ‘lago’ en turco, por lo que podemos traducir Iskanderkul como el ‘Lago de Alejandro el Grande’.

La relación del nombre del lago con esta figura histórica no está probada históricamente, pero existen varias leyendas al respecto. La más conocida cuenta que Alejandro combatió en las orillas del lago contra Sogdiana y Bactria. Durante la batalla, debido a la resistencia de los pueblos que residían junto al lago, el conquistador ordenó cambiar el flujo del río para desproveer de agua a los rebeldes. Debido a este hecho, se acabó originando el lago que conocemos en la actualidad.

Otras leyendas —un poco más realistas— hablan de que en este lago murió el caballo preferido de Alejandro el Grande, Bucephalus, tras beber el agua helada de allí. La leyenda cuenta que el caballo quedó congelado durante varios días y que, finalmente, tras librarse de la capa de hielo que lo cubría, galopó hasta saltar por un acantilado. Son muchos los lugareños que dicen haber visto la figura de un caballo blanco que emerge del agua del lago.

El lago Iskanderkul se congela durante el invierno.

Consejos para planificar y disfrutar del viaje

Lo primero que recomendamos es conseguir alojamiento en la ciudad de Dushanbe, a tan solo 130 kilómetros del lago. El viaje desde aquí ofrece un recorrido único para disfrutar al máximo de esta zona de Tayikistán. Lo ideal es estar al menos un día completo.

La mayoría prefiere realizar el viaje durante los meses de abril y septiembre, para ver el lago tras el deshielo. Además, si te alejas mucho de la orilla, podrás darte un baño en sus aguas. Pero ojo, ya a más de 10 metros de la orilla, la temperatura del agua desciende por debajo de los 10 °C.

Por último, a poco más de un kilómetro del lago encontrarás una estrecha cascada de 38 metros de altura; no se recomienda acceder a ella a menos que se cuente con el equipo adecuado. Su subida es considera peligrosa.

Con esto, habrás hecho una visita completa a una de las zonas con más encanto del país, tanto para los amantes de la fotografía como para los que disfrutan de las maravillas de la naturaleza.

Te podría interesar...
Tayikistán: un destino para los amantes de la naturaleza
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Tayikistán: un destino para los amantes de la naturaleza

Tayikistán es uno de los países más desconocidos de Asia Central. Sin embargo, ofrece la oportunidad de recorrer paisajes únicos y fundirse con su ...